El Financiero

Emprendedoras mejoran su producción con apoyo de Yente

Desde 2013, la fundación holandesa capacita a las micro y pequeñas empresarias de dos departamentos, lo que genera mayores ingresos para este sector productivo.

La Razón (Edición Impresa) / Gabriela Imaña / La Paz

00:00 / 17 de mayo de 2015

Con capacitación y asistencia técnica administrativa, la productividad de al menos 250 micro y pequeñas empresarias en La Paz y Santa Cruz mejoró en dos años. La fundación holandesa Yente promueve la formalización de los negocios de las emprendedoras.

“Se enseñan temas de marketing, finanzas, impuestos, lo que una necesita para mejorar el trabajo realizado en una micro o pequeña empresa”, explicó a La Razón la representante de Yente Bolivia, Viviana Coloma.

Al inicio de cada mes, Yente realiza un desayuno-trabajo donde reconocidas empresarias especialistas en temas administrativos y financieros (marketing, gestión de costos y flujos de caja, entre otros) capacitan a las emprendedoras. La asistencia a cada evento tiene un costo de Bs 80.

“Estos encuentros permiten el desarrollo de redes y contactos. Entre los logros se debe destacar la conformación de sociedades entre las emprendedoras para participar en ferias y promocionar de forma conjunta, por ejemplo, tejidos y productos de cuero para su venta masiva en el mercado”.

Actividades más minuciosas se efectúan con otro grupo de empresas. “Tienen que tener por lo menos ventas de unos Bs 100.000 ($us 14.370) por año, ése es el segmento de mercado al que estamos apuntando, ése es el principal requisito que deben cumplir”.

Coloma indicó que los emprendimientos deben tener “al menos dos años” de operación. “Algo que se exige es la formalización de las microempresas, lo que si bien requiere de una mayor inversión también generará mayores ingresos y crecimiento”, añadió.

Por ejemplo, destacó, estas empresas pudieron resistir a los incrementos salariales y al doble aguinaldo. “Desde la aplicación de este sistema de capacitación impulsado por Yente (2013), las empresarias han podido ajustar y optimizar sus costos, además de encontrar nuevos segmentos” de mercado, añadió. Sin embargo, lamentó, las firmas más pequeñas no pudieron soportar este tipo de carga social.

La representante sostuvo que las actividades de Yente incluyen el intercambio de informaciones y de “mejores prácticas”, la creación de redes, la adquisición de competencias, el fomento de capacidades, la promoción del acceso a mercados internacionales y el matchmaking (encuentro de contactos) con empresarios y empresarias locales, nacionales e internacionales.

La aplicación de estas estrategias obliga a pasar de un comercio informal a un proceso de formalidad, lo que permite mejorar el acceso de las emprendedoras a créditos en entidades financieras. “Si una empresa muere no es porque el producto sea malo, sino por la falta de recursos económicos para mejorar y crecer”, manifestó.

Coloma detalló que empresas como Ecoenergía Falk (cocinas solares), Agronat, LaFar (Laboratorios Farmacéuticos),  Prestigio Flex (ropa deportiva) y Mankeri (comida para bebés) son solo algunas de las empresas que ha apoyado Yente que han tenido éxito dentro el mercado boliviano y que hoy perfilan su trabajo hacia la exportación de sus productos.

María Ferrel, propietaria de Ecoenergía Falk, dijo que la capacitación le permitió ampliar sus mercados. “Con la redefinición de tres aspectos administrativos como la automatización de sistemas, las estrategias de comercialización y venta, y el modelo de negocios mejoramos nuestros ingresos”.

Por su parte, Prudencia Ramírez, propietaria de Prestigio Flex, resaltó que la capacitación administrativa le permitió ordenar el manejo de su empresa. El formalizarse genera buenos resultados, recomendó. “Con dedicación y siguiendo los pasos adecuados, se puede salir adelante con buenos crecimientos”, agregó.

Yente es una fundación holandesa, creada para impulsar al empresariado femenino en todo el mundo, promueve la independencia económica de las empresarias para que puedan hacerse cargo de sus necesidades económicas y de sus familias, contribuyendo al crecimiento económico de su entorno.

La organización trabaja en Bolivia desde 2008. Desde 2013, la fundación holandesa realiza más actividades en el país con el apoyo financiero de ICCO Cooperación en Sudamérica.

El apoyo en las redes

En el portal web de Yente y en su página de Facebook, las empresarias del mundo pueden generar contactos mediante mensajes, salas de chat o mesas de debate en las que pueden intercambiar experiencias, solicitar información y generar ayuda administrativa, entre otras actividades.

Formalización aumenta los costos en 40%

Si bien la formalización es un requisito necesario que genera mayores ingresos a la empresa, también genera mayores gastos.

La formalidad es necesaria, pero para poder dar ese paso importante se debe tener un flujo de caja significativo, porque se aumenta los costos y eso afecta a los precios finales del producto o servicio que se otorgue.

¿En qué porcentaje afecta? El flujo de caja se incrementa en un 30 a 40% del precio del producto, tomando en cuenta que esos porcentajes son lo mínimo que se puede calcular.

Por ejemplo, si antes el costo (de un producto) era de Bs 8 y se lo vendía en Bs 10, la utilidad era de Bs 2. Si a estos Bs 8 se aumenta el tema tributario como el impuesto al valor agregado (IVA), más el que representa a las utilidades, cargas laborales, etc. esa utilidad (de Bs 2) ya no lo cubre (el costo). Lo que significa que se generará un incremento  (en los costos) por encima del 40%.

A un comienzo se debe nacer como informal, porque es complicado asumir los costos de la formalidad. Cuando se va obteniendo pedidos y generando mayores ingresos, la necesidad te obliga a dar el siguiente paso, pero se debe admitir  que es duro asumir esto, ¿por qué?, porque solo así se puede tener créditos.

Una empresa quiebra no porque sea malo el producto, sino porque no hay ingresos para seguir invirtiendo. A mi parecer debería reducirse el tema impositivo para los productores pequeños, ya que eso los estrangula.

Viviana Coloma

es escritora y periodista.

‘En un año, mi negocio creció en casi 50% gracias a Yente’

Prudencia ramírez.

Propietaria de Prestigio Flex

“Yo contaba con un emprendimiento que había iniciado empíricamente, pero no quería formalizarlo por todo lo que implica el tema tributario y las cargas laborales.

Producía ropa deportiva, pero no sabía qué era un costo fijo o un costo variable, no podía determinar cuáles eran mis ingresos netos o el flujo de caja. Nunca me pagué un sueldo, lo mismo con mi esposo.

Con la capacitación que nos proporcionó Yente y el asesoramiento técnico de cómo ordenar los temas administrativos debo decir que mi empresa mejoró en todo aspecto.

Gracias a este apoyo de la fundación ordenamos nuestra empresa y mejoramos  nuestros productos. Crecimos hasta en 50%.

En todo aspecto, la mejora fue notable, desde la reducción de los gastos hasta el incremento de la clientela que compra los productos.

Ahora podemos decir que en un año el crecimiento fue favorable por las capacitaciones que se hacen. Entre las mismas emprendedoras se puede ver grandes ejemplos y compartimos experiencias”.

‘Duplicamos las ventas en los últimos  dos años’

María Elena ferrel

Propietaria de Ecoenergía Falk

“Ecoenergía Falk se creó en septiembre de 2010 y se ha especializado en aplicaciones de energía solar y biomasa combinadas con eficiencia energética. Se fabrican equipos, se los comercializa y se presta servicios de asesoría y capacitación.

Con Yente estamos desde inicios de 2014, su capacitación y asistencia técnica nos ayudó a efectuar la reestructuración en la empresa y la conformación de equipos de trabajo, ahora se tiene obligaciones fijas, lo que significa mayor orden. Se logró (además) diseñar estrategias de comercialización y venta y un sistema de manejo económico financiero contable, un sistema que permita automatizar los servicios, además se redefinió el modelo de negocios.

Esta contribución se vio reflejada en términos económicos. En 2013, se cerró con un poco más de Bs 500.000 (en ventas), mientras que en 2014 se llegó a casi Bs 1,3 millones.

Para nosotros, el apoyo más importante que nos ha dado la fundación holandesa es que ahora estamos encaminados a un proceso de crecimiento sostenido y sostenible.

‘Hay que tener mucha paciencia, mucha visión’

Carolina Valdivieso.

Socia de Mankeri Wawas

Estoy en el grupo de Yente hace más de un año. He estado presente en casi todas las capacitaciones que se han tenido, en las que principalmente he aprovechado la networking (red de contactos), la formación administrativa financiera y la capacitación en imagen corporativa, las cuales hacen al final que tu negocio crezca. Esto ha ayudado a mi empresa a organizarse, a proyectarse, a manejar sus flujos diarios, cobranzas y deudas. Mankeri, una papilla elaborada a base de quinua y amaranto, nació en 2010 por la necesidad de encontrar un suplemento alimenticio adecuado para bebés con intolerancia a la lactosa.

El consejo primordial que doy a las emprendedoras es que tengan mucha paciencia, mucha visión para empezar un negocio, deben aprender a manejar la importante parte financiera de sus negocios y saber exactamente qué es lo que sus clientes quieren para así poder trabajarlo. Y hay que hacer eso con mucha inteligencia y para eso es primordial aprovechar capacitaciones como las que ofrece Yente.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia