El Financiero

Empresa familiar innova en el país con chips de frutas deshidratadas

La firma paceña busca posicionarse en las principales capitales de Bolivia

La Razón (Edición Impresa) / Aline Quispe / La Paz

00:00 / 03 de agosto de 2014

La empresa familiar paceña Prosol busca expandir su presencia a Santa Cruz y Cochabamba apoyada en una innovadora oferta de chips de frutas deshidratadas, alimentos que mantienen la calidad de sus nutrientes y no contienen químicos ni grasas.

Procesar frutas y verduras deshidratadas para iniciar un negocio de alimentos era el sueño del agrónomo Richard Lupaca, su esposa Mirka Jiménez y sus hermanos Edwin Wálter y Miriam Tania Lupaca, una familia que vive en El Alto y que comenzó a hacer realidad esta idea en 2007.

Así, Prosol se fundó en 2010 gracias a la pasión y perseverancia de los Lupaca, que efectuaron una serie de pruebas que concluyeron en una línea de frutas deshidratadas de piña y de manzana roja y verde, recordó el jefe de Operaciones de la empresa, Edwin Lupaca. Ahora, esta línea de productos incluye también frutas de temporada como el mango, kiwi, durazno, plátano y papaya, entre otras.

El gerente general de Prosol, Richard Lupaca, informó que sus productos son fabricados con alimentos frescos que llegan del Chapare, Vallegrande y la región paceña de los Yungas a los mercados de la urbe alteña.

La fabricación de los chips (hojuelas crujientes) requiere de todo un proceso. Primero se seleccionan las frutas, se las lava, se las desinfecta en una solución y se las corta en láminas finas. Luego, se coloca las rodajas en las bandejas, se realiza la deshidratación de las rebanadas en máquinas de aire caliente y finalmente se las empaca.

La planta está instalada en la zona alteña de Villa Adela y la empresa tiene presencia en La Paz y El Alto. En esas urbes, los productos son distribuidos en los supermercados Ketal, Hipermaxi y Fidalga, micromercados y tiendas ecológicas. La empresa prevé ingresar los próximos años a los mercados de Santa Cruz y Cochabamba. El precio del producto es de Bs 15.

Calidad. Actualmente, gracias al aporte de profesionales en investigación de marketing, los envases de estos chips pasaron de ser artesanales a tener una presentación sofisticada que evita los daños causados por el sol y los mantienen frescos y crujientes.

La experiencia laboral en empresas exportadoras y la revisión de investigaciones de estos alimentos ayudó a Richard a reproducir el proceso de deshidratación. Los chips de Prosol no contienen químicos, conservantes, endulzantes, saborizantes ni grasas y durante el proceso de deshidratación mantienen sus niveles de nutrientes, vitaminas y proteínas, aseguró el Gerente General de Prosol.

La deshidratación, aseguró, es el mejor sistema para conservar los alimentos, porque se extrae solamente el agua a través de calor suave que no altera los nutrientes. La demanda de los consumidores de clase media y alta por los productos de Prosol, agregó, se ha incrementado de “forma interesante” debido a la calidad de los chips de frutas y a la creciente preferencia por los productos naturales y orgánicos, que además son de origen boliviano.

Cuidan la naturaleza

El responsable de Marketing de Prosol, Alexander Carballo, dijo que la empresa contribuye al cuidado de la naturaleza con el uso de envases reciclables, paneles solares y el manejo adecuado de residuos de frutas.

Las hojuelas despiertan interés en cuatro países

Empresarios de Chile, Uruguay, España y Alemania mostraron interés en importar los chips de frutas deshidratadas de Prosol, empresa que prevé aumentar su capacidad de producción e iniciar las exportaciones en 2015.

El jefe de Operaciones de Prosol, Edwin Lupaca, indicó que la empresa participó en abril de este año de la Feria Internacional Alimentaria en Barcelona (España). Destacó que en este evento, gracias a la “buena aceptación” de los chips de frutas por su sabor único y su sofisticada presentación, recibieron ofertas de empresarios para exportar los productos a Chile, Uruguay, Alemania y España.

El gerente general de Prosol, Richard Lupaca, detalló que la empresa tiene una capacidad de producción mensual que oscila entre las 12.000 y 15.000 bolsas de chips de frutas deshidratadas.

En esa línea, manifestó que se prevé adquirir un terreno más grande para ampliar la infraestructura de la planta y adquirir más equipos de deshidratación.

Agregó además que Prosol es una de las 63 empresas finalistas en el Premio Empresarial “La Paz Líder” y espera obtener algún premio en las categorías de calidad de manufactura e innovación.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia