El Financiero

El seguro estatal ya protege la producción industrial de trigo

Empresas y asociaciones productoras de trigo ya pueden proteger desde este año sus cultivos con el Seguro Agrícola Universal Pachamama en su modalidad Comercial, que como siguiente paso dará cobertura a otros granos estratégicos como el maíz y la soya.

Producción. Un tractor cosecha el trigo cultivado en campos que están ubicados en el municipio de Tarata, al sur del departamento de Cochabamba. Foto: Archivo

Producción. Un tractor cosecha el trigo cultivado en campos que están ubicados en el municipio de Tarata, al sur del departamento de Cochabamba. Foto: Archivo

La Razón Digital / Gabriela Imaña / La Paz

10:05 / 22 de febrero de 2016

Empresas y asociaciones productoras de trigo ya pueden proteger desde este año sus cultivos con el Seguro Agrícola Universal Pachamama en su modalidad Comercial, que como siguiente paso dará cobertura a otros granos estratégicos como el maíz y la soya.

Así lo informó a La Razón el director ejecutivo del Instituto Nacional del Seguro Agrario (INSA), Érick Murillo, quien precisó que la entidad estatal ya realizó pruebas piloto de este servicio con la Asociación Integral de Productores Agropecuarios Coni (Asipac) de Cochabamba y la cruceña Caopain, sociedad afiliada a la Cámara Agropecuaria de Pequeños Productores del Oriente (CAPPO).

Esta póliza se puede contratar bajo los siguientes términos: los agricultores aportan el 10% del valor asegurado a un fondo común que a su vez cubre el pago de siniestros que puedan sufrir los beneficiarios del servicio y que sirve también para subcontratar, de la empresa privada, reaseguros “por exceso de siniestralidad o pérdida”, explicó al agrónomo.

Así, los primeros siniestros, “los más probables”, se pagarán con dinero del fondo y los siguientes, “los menos probables”, con recursos de las reaseguradoras.

Además, para fomentar la producción de trigo, “el Estado podría aportar” a este seguro “un porcentaje mínimo”, detalló Murillo. Datos del Ministerio de Desarrollo Rural dan cuenta de que a junio de 2015 se sembraron 130.476 hectáreas del grano, que cubren el 51% de la demanda nacional.

Murillo agregó que en las pruebas piloto la naturaleza de Asipac, conformada por “agricultores especializados en trigo y maíz”, limitó el pago de indemnizaciones solo a pérdidas por efectos climáticos negativos, “que no son muy frecuentes en la zona”, y no a descuidos devenidos del proceso productivo. Este mecanismo, sostuvo, hace que los recursos del fondo que no se lleguen a usar “se mantengan como un ahorro”.

El INSA, socializó este modelo con agricultores medianos de la CAPPO, la Asociación Nacional de Productores de Oleaginosas y Trigo, la Mancomunidad de Productores del Trópico de Cochabamba, Productores de Quinua del Municipio de Salinas de Garci Mendoza (Oruro) y representantes técnicos de productores de café del norte de La Paz.

“Agradó tanto este modelo (a la Asipac) que los productores pidieron su validación anual”, dijo.

AGRO. De acuerdo con información del instituto, estos representantes dieron su consentimiento para la implementación de este proyecto, que estará plenamente vigente antes de que se efectúen las primeras siembras del grano, en junio. El presidente de la Cámara Agropecuaria del Oriente (CAO), Julio Roda, dijo a este medio no tener aún conocimiento sobre este nuevo servicio estatal.

Murillo aseguró que cualquier empresa o asociación que requiera de este producto podrá acogerse a éste inscribiendo sus parcelas en la entidad. “El registro es más fácil que en el Pirwa (póliza anual que protege a la agricultura familiar), para el que se movilizan agricultores, dirigentes comunitarios y técnicos municipales y del INSA”.

Actualmente, la institución estatal ya tiene elaborado el seguro del maíz y tiene proyectado diseñar el de la soya. “Estos tres alimentos son primordiales para la alimentación boliviana. El trigo es el pan de cada día, mientras que el maíz y la soya no son consumidos de manera directa (por el hombre), sino que son insumos importantes para la alimentación de las aves y de los ganados vacuno y porcino”, destacó Murillo.

Información del INSA indica que entre los seguros de tipo Comercial están los que son por producto, los ecológicos, el ganadero de carne, el ganadero de leche y el semillero y otras modalidades.

Los productores pueden tener mayor información sobre el nuevo seguro llamando a los teléfonos 2148288, 2147825 y 2148346.

Avances del seguro estatal

En cuatro años, el Seguro Agrícola Universal Pachamama en su modalidad Pirwa, que protege a la agricultura familiar de las regiones más pobres del país, aumentó el número de municipios beneficiarios de 63 a 143, la cifra de productores que gozan del servicio gratuito de 57.410 a 135.456 y la extensión de hectáreas protegidas de 91.226 a 249.424.

Ganado abrirá puertas del crédito

El Instituto Nacional del Seguro Agrario (INSA), el Banco Unión y la Fundación Profin diseñan un seguro que brinde cobertura a las reses que usen los ganaderos como garantías no convencionales para la adquisición de un crédito.

“El seguro está orientado a proteger por un mínimo porcentaje de prima el deceso del ganado y la incapacidad productiva de los animales ”, explicó el director ejecutivo del instituto estatal, Érick Murillo, quien agregó que este servicio será operado por el Banco Unión y estará vigente desde marzo.

Adelantó que se espera que el monto que deben pagar los ganaderos por asegurar sus animales esté entre el 1 y 5%. Con este servicio “básicamente protegeríamos a la ganadería de tal forma que el empresario podrá prestarse con un interés de menos del 10%, ojala del 6%”, como demanda la Ley de Servicios Financieros. “Estamos analizando montos de primas de seguros similares en el mercado internacional”, dijo.

Más información

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia