El Financiero

La Estrella apunta a Santa Cruz; invertirá $us 2 MM en una planta

La industria paceña busca ampliar su presencia en el mercado cruceño

La Razón (Edición Impresa) / Gabriela Imaña / La Paz

15:56 / 01 de febrero de 2016

Para ampliar su presencia en el mercado cruceño, La Estrella iniciará este año la construcción de una planta de Chizitos y Pi-Po-Cas en ese departamento, con una inversión de $us 2 millones, un monto que representa dos terceras partes de lo que invirtió en los últimos cinco años.

Las Pi-Po-Cas y los Chizitos, suaves snacks elaborados con maíz extruido —el primero cubierto con mantequilla y el segundo con queso cheddar—, fueron y son parte de los refrigerios que niños, adolescentes, jóvenes y adultos disfrutan en sus momentos libres. Ambos productos, que vienen en tres presentaciones (pequeña, mediana y familiar), ingresaron primero al mercado paceño hace más de dos décadas y con el paso de los años se abrieron paso en todo el país.

La fábrica La Estrella ampliará en Santa Cruz la presencia de estos bocaditos —los principales y de mayor aceptación de su cartera de 67 productos— a través de la construcción de una planta, reveló a La Razón Álvaro Valdez, gerente general de la empresa. “Nuestra cobertura en el mercado cruceño llega al 15% y con este proyecto esperamos incrementar ese porcentaje hasta 50 o 60%”.

Agregó que la compañía invertirá $us 1 millón en la construcción de la infraestructura de la nueva fábrica y un monto similar en la compra e instalación de las maquinarias. “Tenemos en la capital cruceña mercado virgen y potencial al que podemos llegar. Solo ese gran mercado representará 50% más de lo que estamos produciendo en la actualidad” en snacks, indicó el ejecutivo.

Actualmente, el 45% de todo lo que elabora la fábrica tiene como destino La Paz, el 15% Santa Cruz y el 40% se distribuye en los otros siete departamentos de Bolivia.

“La demanda de la población obligó a la empresa a incrementar sus niveles de producción y, en consecuencia, a construir otras plantas”, dijo Abdel Aliaga, responsable de Marketing de La Estrella, que en sus tres plantas de El Alto produce pastas, dulces y snacks endulzados y salados. 

PRODUCCIÓN. Valdez explicó que estas inversiones están respaldadas por el avance anual de 12% en promedio que la empresa registró en los últimos cinco años. “En ese periodo invertimos unos $us 3 millones en mejoramiento de infraestructura y compra de maquinarias, pero nada de eso sería posible si el crecimiento no fuera positivo”, resaltó.

El gerente general destacó además que esa industria alimenticia apoya la producción nacional, por lo que el 70% de los insumos que utiliza son de origen boliviano. “Solo importamos productos que no existen en el país, como los saborizantes autorizados”. Aliaga añadió que la materia prima empleada por la empresa está certificada por la ISO 22000, de inocuidad alimentaria.

108 años en el mercado nacional

Fábrica

La Estrella comenzó su trabajo hace 108 años con la elaboración de panes. Después pasó a la producción artesanal de pastas que luego elaboró de forma industrial.

Variedad

Ingresó al negocio de los dulces en los 70 vendiendo sus golosinas por kilo y en bolsas de papel. Entró al mercado de los snacks en los 90 con las Pi-Po-Cas, que en principio eran obsequiadas en bolsas de fideo para que la población pruebe su calidad.

La empresa construye su propia maquinaria y tecnología

La Estrella no solo elabora alimentos para la población, sino también construye su propia maquinaria y desarrolla tecnología para sus diferentes líneas de producción, informó el jefe de planta del Área de Mantenimiento de la empresa, Wilson Flores.

“Fabricamos máquinas. Para el área de extrusión, elaboramos los tumblers (cilindros giratorios) donde se rocía el saborizante o se baña con chocolate (a los snacks). Los diseños son propios. Usamos algunos modelos (externos) como ejemplo, pero luego los modificamos según las necesidades” de la fábrica, explicó.

El ingeniero mecánico agregó que se elaboran los instrumentos de acuerdo con las solicitudes de las diferentes áreas de preparación de los alimentos, una labor que implica la elaboración de un estudio de diseño, tamaño y potencia, entre otras especificaciones.

Desde hace un año, el Área de Mantenimiento de la empresa paceña fabricó dos máquinas completas para snacks salados. “Nuestro siguiente paso es cambiar las máquinas a acero inoxidable”.

Además, “aplicamos desde hace un año un plan de mantenimiento preventivo basado en un software que ha reducido las posibles fallas”. Sin embargo, afirmó, aún falta” trabajo por hacer “porque la planta es muy grande”.

Etiquetas

Más información

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia