El Financiero

Estudio propone ‘casa ideal’ para la familia aymara

Surgen opciones al diseño urbano de las casas del Gobierno

Diseño. Una de las tres viviendas elegidas por los comunarios.

Diseño. Una de las tres viviendas elegidas por los comunarios. Foto: Gonzalo Salazar

La Razón (Edición Impresa) / Gabriela Imaña / La Paz

00:00 / 26 de octubre de 2014

Un patio, una habitación amplia que sirve como dormitorio, baño, cocina y depósito de semillas, todos ambientes independientes, conforman la “vivienda ideal” para la familia aymara, según un estudio de la UMSA.

“El objetivo del trabajo fue tener una vivienda con características totalmente aymaras”, dijo el arquitecto Gonzalo Salazar,  miembro del Instituto de Investigación y Posgrado de la UMSA.

Para efectuar este estudio se eligió a Jesús de Machaca, comunidad ubicada a 110 kilómetros al sur de la ciudad de La Paz, porque aún conserva costumbres y hábitos ancestrales de la cosmovisión andina.

Los resultados muestran que los aymaras prefieren tener el baño y la cocina fuera de la casa y que el patio “es fundamental” para la vivienda. “El patio genera el espacio de interacción social”. Durante la investigación se diseñaron 50 viviendas, de las cuales los comunarios seleccionaron tres. “Eligieron a su manera y de acuerdo con sus costumbres al proyecto ideal para ellos y su región altiplánica”, dijo Salazar.

El principal material con el que se prevé construir la casa ideal aymara es el adobe, que tiene propiedades térmicas. “Utilizaremos también piedra y madera. Las ventanas deben ser pequeñas, porque las habitaciones se enfrían, no se deben utilizar vidrios sino policarbonato, para aclarar el ambiente interno”. El piso podría ser de cerámica cocida tipo ladrillo o de suelo mejorado, una mezcla de tierra, paja y cemento que se vacía como pavimento en la misma vivienda. Es un material “duro, térmico y económico”.

Para la cubierta se utilizarían calaminas cubiertas con paja. “No queremos que las calaminas se vean, porque no son parte de las tradiciones aymaras”, expresó el arquitecto. Se calcula que la construcción de cada uno de estos inmuebles demandará de una inversión de entre $us 14.000 y 16.000, una cifra menor al costo que tienen los inmuebles edificados con un estilo más urbano.

PROPUESTA. Los comunarios de Jesús de Machaca presentarán el estudio al Viceministerio de Vivienda para que los diseños puedan ser aplicados en las casas construidas por el Ejecutivo en el altiplano boliviano.

“Las viviendas sociales que está construyendo el Gobierno en el campo son totalmente urbanas, no toman en cuenta las necesidades y tradiciones” de la población de esa región. “El usuario aymara acepta esa vivienda por ser un regalo, pero luego les da a los cuartos una nueva función. Por ejemplo, a los dormitorios los vuelven depósitos”, sostuvo Salazar.

La Razón intentó comunicarse con el viceministro de Vivienda, Bonny Morales, para conocer las políticas sobre el diseño de estas viviendas, pero la autoridad no pudo ser contactada. Actualmente, la Agencia Estatal de Vivienda construye casas en el área rural bajo la modalidad de donación, es decir, el Estado da el material de construcción y las familias la mano de obra.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia