El Financiero

El FMI señala que América Latina crecerá el 3% en 2012

Se prevé que el crecimiento económico en América Latina y el Caribe se moderará en 2012, pero se mantendrá sólido, según señaló el Fondo Monetario Internacional (FMI) en su último informe sobre las perspectivas económicas de la región.

Comercio. Tres camiones en el puerto de Arica, Chile. La región es un referente de las exportaciones.

Comercio. Tres camiones en el puerto de Arica, Chile. La región es un referente de las exportaciones. Foto: Jorge Quispe

La Razón

00:00 / 29 de abril de 2012

En el informe del FMI titulado “Perspectivas económicas: Las Américas”, del 25 de abril de 2012, se proyecta que el crecimiento en América Latina será superior a 3% en 2012, para luego volver aproximadamente a 4% en 2013.

Según el boletín digital del FMI, el crecimiento continúa impulsado por los exportadores de materias primas, donde las condiciones externas favorables —en forma de precios elevados para las materias primas y financiamiento externo abundante y barato— siguen empujando el crecimiento de la demanda interna y el crédito.

Por otra parte, el crecimiento se ha mantenido relativamente firme en México y América Central, en parte como resultado de la recuperación sostenida, pero aún tímida, en Estados Unidos.

La región del Caribe finalmente comenzó a recuperarse en 2011 tras una larga recesión, aunque los altos niveles de deuda y la dependencia del turismo continúan empañando las perspectivas.

En los últimos pronósticos presentados por el FMI, se proyecta que el crecimiento global se reducirá cerca de 4% en 2011 a aproximadamente 3,5% este año, para luego volver a un nivel superior al 4% el siguiente año. El FMI elevó su proyección de crecimiento de Estados Unidos a un promedio superior de 2% en 2012–13, frente a aproximadamente un poco más de 1% registrado en 2011.

Riesgos. En el informe se señala que América Latina podría seguir enfrentando varios problemas, dado que la recuperación mundial aún es frágil. Hay tres principales riesgos.

En primer lugar están las tensiones en Europa. Un nuevo brote de tensión financiera en la zona del euro podría acelerar el desapalancamiento de los bancos, crear perturbaciones en los mercados y frenar la actividad, tanto en Europa como en otras regiones. No obstante, el modelo de filiales aplicado por los bancos europeos que operan en América Latina y su dependencia del financiamiento local probablemente mitigarán el riesgo de desapalancamiento.

El shock de precios del petróleo también tiene un papel principal. Las tensiones geopolíticas en Oriente Medio podrían empujar al alza los precios del petróleo, debilitar la demanda mundial y reducir los precios de las materias primas no petroleras. Los países altamente dependientes de las importaciones de petróleo (América Central y el Caribe) y de las exportaciones no petroleras (por ejemplo Chile, Paraguay, Perú) se verían particularmente afectados.

También hay riesgos a mediano plazo. Más allá del este periodo, los persistentes desequilibrios fiscales en Estados Unidos y Japón, si no se corrigen, podrían desestabilizar los mercados financieros, mientras que un aterrizaje brusco en China podría desacelerar el crecimiento mundial y provocar un desplome de los precios de las materias primas.

Sin embargo, no se pueden descartar los riesgos al alza para la región, en particular si la normalización de la política económica no se materializa tal como se supone, o si resulta ser insuficiente.

Según el informe, se prevé que las condiciones externas seguirán siendo favorables, a pesar de estos riesgos a la baja, y el crecimiento en muchos de los países más grandes se verá respaldado por las condiciones de financiamiento externo propicias y los sólidos términos de intercambio. El desafío  es aprovechar las condiciones favorables para recomponer el espacio fiscal y dar a la política monetaria la flexibilidad necesaria para calibrar el ciclo económico.

Este desafío es especialmente crucial para América del Sur: los países de esa región son los que más se beneficiarán de la persistencia de un entorno externo favorable, pero dado que el producto se sitúa cerca o por encima del potencial, también deben permanecer atentos al sobrecalentamiento.

El FMI advierte debilidad de banca española

La tesis del Gobierno español de que no habrá dinero público para la reestructuración de la banca, solo dinero del sector, no ha convencido al Fondo Monetario Internacional (FMI), que cree que pueda ser “necesario recurrir a la financiación pública”, según EFE. El organismo ha difundido un nuevo informe sobre  la fortaleza y viabilidad del sistema financiero español.

El informe llega en un momento difícil para el sector español, al que el Gobierno impuso un duro saneamiento de su cartera inmobiliaria, para provocar una   oleada de fusiones, pero que no ha acabado de generar la confianza en los mercados.

EL FMI reconoce el peligro de que “los costes de resolución sean demasiado elevados para que la industria los pueda soportar”. Para evitar esta situación, y “con el fin de preservar la estabilidad financiera y evitar un excesivo desapalancamiento”, el fondo cree que “una vez agotadas las opciones para una recapitalización privada, puede ser necesario un mayor recurso a la financiación pública”.

Bolivia será líder en la región

Bolivia se ubicará en segundo lugar entre los países con mayor crecimiento económico en Sudamérica, sólo por debajo de Perú, según el informe “Perspectivas económicas: Las Américas”, del Fondo Monetario Internacional (FMI).

Este documento indica que Bolivia cerrará esta gestión con un crecimiento del 5% de su Producto Interno Bruto (PIB). Perú, entretanto, incrementará su PIB en 5,5%, liderando el crecimiento a nivel regional.

En tanto que el Ministerio de Economía y Finanzas Públicas proyectó en el Presupuesto General del Estado (PGE) 2012 que el PIB crecerá este año a un ritmo del 5,5%.

El FMI, según EFE, prevé que este año las economías peruana, ecuatoriana y boliviana reduzcan su ritmo de crecimiento respecto a la gestión anterior.

Mientras tanto, Venezuela cerrará 2012 con un crecimiento de su Producto Interno Bruto del 4,7%, frente al 4,2% de 2011, con un frenazo en 2013 hasta el 3,2%.

Asimismo, Venezuela seguirá encabezando la lista de los países latinoamericanos con mayores aumentos de los precios, al registrar un repunte de la inflación del 31,6% en 2012, que se reduciría al 28,8% en 2013.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia