El Financiero

Ser Familia formó 100 negocios en tres años

Rodrigo Aguilar, director ejecutivo de la Fundación Ser Familia, explica que se trata de una entidad sin fines de lucro que desarrolla diversos programas y proyectos, desde hace una década en el país, dirigidos a mujeres, jóvenes y personas con discapacidad y en situación de vulnerabilidad. 

Emprenden. La niña Carla Monzón (13) junto a su madre Gabriela Lozano fabrican chocolates.

Emprenden. La niña Carla Monzón (13) junto a su madre Gabriela Lozano fabrican chocolates. Foto: Nicolás quinteros

La Razón / Édgar Toro

00:00 / 17 de marzo de 2013

“Sueño con tener mi empresa de chocolates”, dice Carla Monzón, de 13 años, quien junto a su mamá elabora chocolates artesanales. Este negocio es uno de 100 que recibieron capital semilla para surgir. Pero además, ambas fueron capacitadas por la Fundación Ser Familia.

Rodrigo Aguilar, director ejecutivo de la Fundación Ser Familia, explica que se trata de una entidad sin fines de lucro que desarrolla diversos programas y proyectos, desde hace una década en el país, dirigidos a mujeres, jóvenes y personas con discapacidad y en situación de vulnerabilidad. 

Con ello, afirma, buscan contribuir al desarrollo integral familiar, con iniciativas que respondan a la demanda real y atención integral y de calidad de todos los integrantes de un hogar. Por eso ofrecen oportunidades de desarrollo económico, productivo y humano.

El proyecto “Mujeres jóvenes emprendedoras con mejores ingresos” está dirigido a mujeres de bajos ingresos de entre 18 y 35 años para que se incorporen al mercado laboral. “Responde a la necesidad manifiesta de jóvenes mujeres en situación de vulnerabilidad y con deseos de superar su situación económica con un emprendimiento que les permita mejorar las condiciones de vida”, apunta.

Un ejemplo es el caso de Carla Monzón y su mamá Gabriela Lozano, que fabrican chocolates artesanales a los que les pusieron el nombre de “Divina Tentación”. De hecho, el emprendimiento es de Carla, pero su mamá asume la responsabilidad.

Hoy, ambas viven en El Alto, pero Lozano cuenta que el proyecto nació en Tarija, donde su hija aprendió a hacer chocolates cuando tenía 11 años.

Al principio, lo hacía para entretenerse, pero luego recibió pedidos de sus amigas de la escuela y de otros colegios. Fue así que decidieron capacitarse en los talleres que ofrece Ser Familia para asesorarse en la forma de administrar su negocio. “Nos fue muy bien, ahora producimos de 400 a 500 chocolates. Sólo los fines de semana (viernes, sábado y domingo). Vendemos en los colegios y atendemos pedidos”, detalla Lozano. El sueño de Carla es tener su propia fábrica.

Hugo Pérez, coordinador del programa, expresa que en el curso de formación, que dura una semana, se brinda capacitación en la elaboración de planes de negocio, habilidades sociales y de negociación que les permita crear y administrar una microempresa en los rubros de servicios, comercio o productivo, cuyos productos se oferten en el mercado local.

PROGRAMA. Según el plan, hay seis pasos que se deben cumplir para que la propuesta de negocio tenga éxito. El proceso se inicia con la presentación de una idea, luego, con un técnico de Ser Familia, la validan. Cuando el proyecto está aprobado, la fundación entrega un capital semilla a la proyectista. El monto que se otorga es de 1.500 bolivianos. Posteriormente, la emprendedora recibe asistencia técnica y tutoría. Además, capacitación en áreas específicas hasta mejorar el producto o servicio.

El sexto y último paso es que la joven mejora sus ingresos con la venta de sus productos. En los tres años que tiene el proyecto, se apoyó 100 nuevos emprendimientos que actualmente están en funcionamiento en La Paz y El Alto, señala Aguilar.

Las ideas de negocios son diversas. Se capacitan en la elaboración de artesanías para el turismo, confección de prendas, objetos en madera, cosmetología, peluquería, alimentos, repostería, chocolatería, dulcería, heladería, entre otros rubros.

Ser Familia trabajó con 1.500 personas en estos tres años. “El resultado más importante es que los ingresos de las emprendedoras mejoraron entre 100% y 300%”, destaca. Asimismo, subraya que con el modelo que aplican a los préstamos del capital semilla no tienen mora, eso quiere decir que no deben ni una sola cuota.

“No hay mujeres emprendedoras que nos hayan fallado. Esto demuestra  que el proyecto tiene resultados positivos y desearíamos que más personas se sumen al proyecto para iniciar un negocio”, manifiesta Aguilar.

Ser formal es una necesidad

Clientes

“Entre los primeros clientes de una emprendedora estuvieron la Alcaldía, Impuestos Internos y un sindicato zonal y le exigieron toda su documentación antes de que venda un dulce. Si bien debe formalizarse, se requiere por lo menos seis meses para que un negocio funcione”, dijo Rodrigo Aguilar.

Oxfam apoya el proyecto con $us 40 mil

La organización no gubernamental internacional Oxfam apoya el proyecto “Mujeres jóvenes emprendedoras con mejores ingresos” que ejecuta la Fundación Ser Familia con un aporte anual de $us 30 mil a $us 40 mil.

La información corresponde a la voluntaria canadiense Svava Bergmann, quien trabaja en este proyecto y capacita a las emprendedoras en la elaboración de un plan de negocios, el desarrollo personal y social, y realiza seguimiento individual a cada emprendedora para que su negocio funcione. “Los negocios son muy buenos, empiezan con un pequeño capital y son muy exitosos. Las mujeres aquí son muy fuertes”, dijo.

Ideas de negocios que están en planes      

‘Quiero abrir mi tienda de joyería’ Jacqueline Quispe Ticona:

“Aprendí a comercializar, ahora quiero iniciar el negocio. En este momento trabajo de manera artesanal por eso quiero abrir mi tienda de joyería y las capacitaciones me ayudan”.  

‘Prepararé escabeche de pollo’ Katty Ruiz:

“Yo voy a hacer escabeche de pollo, quiero hacer una atención personalizada para cumpleaños, fiestas particulares en locales y una variedad de servicios. La capacitación es útil”.  

‘Necesito financiamiento’   Gabriela Lozano:

“Para ampliar la producción es muy importante contar con equipos, por eso necesito un financiamiento de por lo menos $us 1.000 para comprar una máquina grajeadora”.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia