El Financiero

Francia estudia subir el IVA y bajar cotizaciones sociales

Objetivo. Autoridades dicen que disminuirán las cargas al empleo

Opción. Desempleados buscando empleo en una oficina francesa.

Opción. Desempleados buscando empleo en una oficina francesa. Foto: Internet

EFE / París

00:00 / 08 de enero de 2012

El Gobierno francés afirmó que aplicará el “IVA social”, que consiste en compensar una baja de las cotizaciones sociales con una subida del impuesto sobre el valor añadido que se aplicaría a productos importados de países con mano de obra barata.

El objetivo es “crear empleo en Francia y evitar que se vendan a bajo costo productos importados”, declaró a France Info la ministra del Presupuesto, Valérie Pécresse. También, el ministro de Trabajo Xavier Bertrand confirmó su aplicación “por interés del país, por interés del empleo” ya que “hay demasiadas cargas sobre el trabajo” y “hay que disminuirlas”.

Recordó que por cada 100 euros de salario bruto que paga una empresa, las cotizaciones sociales en Alemania llegan a 39 euros y en Francia a 50, lo que plantea problemas de competitividad.

Sin precisar cómo se formalizaría una subida del IVA que gravara productos extranjeros, ni entrar en posibles problemas legales, Bertrand se limitó a indicar que prefiere “que las importaciones, que durante mucho tiempo han  penalizado la financiación de la protección social, financien ahora la protección social”.

Esta idea ya fue lanzada por el presidente Nicolas Sarkozy en el discurso de fin de año, mensaje considerado en clave electoral, ante los comicios presidenciales a celebrarse el 22 de abril y el 6 de mayo y en los que se espera vuelva a presentarse como candidato.

“Hay que reducir la presión sobre el trabajo y que contribuyan financieramente las importaciones que compiten con nuestros productos con mano de obra barata”, dijo Sarkozy el pasado 31.

De esta forma, el presidente indicó que se trataría de aumentar la fiscalidad sobre las importaciones de países en los que el costo de la mano de obra es menor que en Francia porque la protección social de la que se benefician los trabajadores es también más baja.

La polémica cuestión será una de las claves de la “cumbre sobre el empleo” del próximo 18 de enero en que el Gobierno francés ha convocado a patronal y sindicatos, que por su parte se han mostrado muy críticos con el “IVA social” y recelosos por la reducción de las cotizaciones patronales.

La patronal MEDEF, uno de los principales valedores del mecanismo de transferencia de la financiación de los gastos de la Seguridad Social de las cotizaciones sobre el trabajo, plantea una subida del tipo del IVA del 19,6% actual al 22% para compensarlo.

La oposición socialista, aunque en el pasado algunos de sus barones se pronunciaron en favor del “IVA social”, criticó la propuesta del Ejecutivo conservador por considerarlo “inaplicable” y un “error económico” al desplazar, en beneficio de las empresas, el costo de la protección social al consumidor, precisamente en un momento en que el consumo se comporta mal.

En una línea similar, la candidata de la extrema derecha a la presidencia de Francia, Marine Le Pen, denunció que es una “promesa muy inquietante que va a afectar prioritariamente a las clases populares y a las clases medias francesas”.

Una medida polémica para Francia

Las autoridades francesas consideran que esta medida no podría entrar en conflicto con las reglas europeas de la competencia e incluso con la Organización Mundial del Comercio.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
26 27 28 29 30

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia