El Financiero

Después de 14 años de inactividad, se reactiva la investigación estatal agrícola

Luis Acosta. Es director nacional de Investigación e Innovación del INIAF, su vocación de agrónomo viene del trabajo de sus padres. Recuerda que cultivaban quinua en medio de maíces y la consumían, pero desconocían sus propiedades. Se especializó y ahora promueve el conocimiento.

Luis Acosta, director nacional de Investigación e Innovación del INIAF

Luis Acosta, director nacional de Investigación e Innovación del INIAF

La Razón (Edición Impresa) / Svetlana Salvatierra

00:00 / 08 de diciembre de 2013

— ¿De especializarse en mejoramiento genético saltó a la agroecología?

— La genética es importante para desarrollar y mejorar el cultivo. De ahí parte todo. Conocer el método de reproducción de cada una de las especies es clave. Luego se tiene que hacer un balance entre los factores y la producción, y proteger el medio ambiente con sistemas de producción agroecológica, una producción sostenible en función al tiempo. Es necesario conocer la composición florística.

— ¿Qué significa esto?

— Nuestro país tiene 48% de bosque a pesar de que deforestamos 200.000 hectáreas por año y la composición florística significa que las especies buscan su equilibrio, como nosotros buscamos la felicidad. Hay un estrato arbóreo (árboles), uno arbustivo (arbustos) y los pastos. Cuando vamos a sembrar no pensamos en eso y le tiramos todo el bosque, cuando hay especies que deben quedar para retroalimentar al cultivo. 

— ¿Y en el caso de la quinua?

— Consideramos importante el manejo de los suelos. El cultivo de quinua es milenario y para producirlo se necesitan componentes importantes como el nitrógeno y éste se obtiene de fuentes inorgánicas y también de orgánicas como la vegetación. Necesita de un balance nutricional de nitrógeno, fósforo y potasio, y esto va acompañado de mejoramiento genético.

— ¿Y cuál es el rendimiento de los cultivos de quinua?

— Somos el centro del origen de la quinua, pero nuestros rendimientos son bajos. Podemos mejorar con tratamiento genético, variedades que superen una o dos toneladas por hectárea. Hoy estamos con 800 kilos promedio; tenemos la mayor superficie cultivada del mundo (104.000 hectáreas) podemos producir más.

— ¿Ayuda la información que hay en el banco de germoplasma de Cochabamba?

— El banco de germoplasma ha estado manejado por manos privadas hasta 2010. Con la Ley de Revolución Productiva 144 se le atribuye al INIAF manejar todos los recursos genéticos del país. Estamos en el plan de transición, de creación del banco. Ahora tenemos 15.000 accesiones (semillas).

— Antes se ocupaba el Estado y había varios centros en el país, ¿qué pasó?

— En la época del IBTA, creado en 1975 y que funcionó 25 años, se crearon bancos de germoplasma en 40 estaciones experimentales, una de ellas era la de Patacamaya, donde estaban los granos de quinua y otros andinos. Luego se creó el SIBTA, que a través de la ley de descentralización participativa pasaba las estaciones experimentales a las prefecturas (hoy gobernaciones), y eso fue un error tremendo. La gente que se ha hecho cargo no conocía de esta riqueza de los recursos genéticos del país y no les interesaba el trabajo de 25 años que realizó el IBTA. Yo estaba en Argentina y el comentario era que en Bolivia estaban cerrando la investigación. Cerramos la investigación 14 años. Ahora cerramos ese paréntesis.

— ¿Cuál el perjuicio?

— Los rendimientos bajos de los cultivos. Un ejemplo: la papa tiene un rendimiento promedio de 5,5 toneladas por hectárea y el promedio en América Latina está en 30 toneladas. 

— Tampoco hubo políticas agropecuarias efectivas...

— Dejaron solos a los productores. Ahora no estamos en cero y estamos partiendo de esta información valiosa.

Perfil

Nombre: Luis Acosta

Profesión: Economista agrícola

Cargo: Director  Ejecutivo del INIAF

Doctor en desarrollo sostenible

Nació en la comunidad de Oroza, en la provincia tarijeña Arce. “Aprendí en una escuelita rural cuando todavía no había luz y ése es mi orgullo”. Es agrónomo titulado en la Universidad Juan Misael Saracho. Tiene maestrías en mejoramiento genético en la Universidad de Wisconsin y en la Universidad del Sur en Argentina. Su doctorado lo realizó en la Universidad de Costa Rica, en Iowa (EEUU). Es PhD en sistemas de producción y desarrollo sostenible.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia