El Financiero

Industria vitivinícola brinda por la ley que fortalecerá el sector

Estado. Busca triplicar el movimiento económico que genera la uva y sus derivados

Obreras embotellan vino blanco.

Obreras embotellan vino blanco. Fotos: La Razón-archivo

La Razón (Edición Impresa) / Walter Vásquez / La Paz

00:00 / 01 de febrero de 2015

La industria vitivinícola del país recibió con agrado y esperanza el anuncio del Gobierno de aprobar una ley que le dará un nuevo impulso al sector y aprovechará las cualidades de la producción boliviana para posicionarla en el mercado internacional.

Una de las características de los vinos de Bolivia es que tiene origen en los viñedos más altos del mundo (entre los 1.700 y 2.400 metros sobre el nivel del mar), en un microclima con alta densidad luminosa y alta amplitud térmica, condiciones particularmente favorables para la producción de los llamados Vinos de Altura —principalmente tintos— y los singanis, bebidas de gran calidad que poseen aromas y sabores más intensos.

Ambos productos han llamado en los últimos años la atención del mercado internacional, lo cual les ha permitido cosechar múltiples premios y el reconocimiento de organizaciones que aprecian sus cualidades y su origen.

“Poco a poco, el Gobierno está empezando a involucrarse en la promoción de nuestros vinos y singanis en distintos eventos de carácter internacional”, afirmó el vicepresidente Álvaro García, quien anunció la aprobación este año de un proyecto de ley para favorecer “a la principal actividad socioeconómica del sur de Bolivia”.

Cultivo. “Es la primera vez que una tan alta autoridad del Gobierno tiene la iniciativa de acercarse al sector y gestionar una ley de apoyo a tan importante actividad productiva”, destacó el gerente general de la Asociación Nacional de Industriales Vitivinícolas (ANIV), Ricardo Ortuño, quien considera que la nueva norma debe “proteger y promover el desarrollo sostenible” del sector en todo el país.

“El singani boliviano ha logrado un gran prestigio a nivel mundial”, dijo Franz Molina, gerente de Producción de Khulmann & Cia, productora de Los Parrales, que a fines de 2014 ganó la Medalla Gran Oro —el mayor galardón del rubro en el mundo— en el Concurso Internacional de Vinos y Espirituosos Cinve de España.

“Falta posicionar la marca en el mercado internacional”, pero “este último premio le abre a nuestro producto nuevos mercados. Ya tenemos negociaciones para exportarlo a Suecia, España, Alemania y Argentina”, indicó el ejecutivo de Khulmann, empresa que ya comercializa Los Parrales en Suiza y Estados Unidos, país donde también está presente (en Hollywood) el Singani 63, elaborado en Tarija por Casa Real, una bebida que recibió la calificación “Altamente recomendable” en el concurso “Ultimate Spirits Challenge” y se llevó el primer lugar en la categoría “Grape Brandy”.

Según un estudio de Captura Consulting para la Gobernación tarijeña, la producción de uva de Bolivia se concentra en los valles Central de Tarija (83%) y Cintis de Chuquisaca (13%), y el 4% restante en Cochabamba y Santa Cruz. El 44% de esta producción se destina a la fabricación de vino, el 30% se comercializa como uva de mesa y el 26% se emplea para la elaboración de singani. El 85% de los productores en ambos valles tienen en promedio 1 hectárea (ha) de uva, el 5% entre 1 y 5 ha y el otro 10%, más de 10 ha.

De acuerdo con información de la  consultora, toda esta cadena aporta con $us 14 millones en impuestos al Estado y mueve al menos $us 105 millones al año, cifra que el Gobierno espera elevar hasta los $us 300 millones. La ANIV calcula, además, que actualmente hay 3.300 ha cultivadas con uva en el país y que el sector mantiene un crecimiento anual del 10% y genera 3.900 empleos directos.

Política. “El Estado después de mucho tiempo ha puesto la mirada en el sector vitivinícola para apoyarlo y fortalecerlo, porque genera empleo, recursos e impuestos y eso es lo que necesita un país para prosperar y desarrollarse”, manifestó García, quien antes afirmó que la superficie cultivada de uva en el país “no es grande, si se compara con la producción de soya (1,2 millones de ha), maíz, trigo, chía o de otros productos”.Para potenciar el rubro, el Gobierno apoyó con Bs 800.000 la construcción de una red de gas industrial para optimizar los procesos productivos en Tarija y habilitó mediante el Banco de Desarrollo Productivo un fondo de Bs 50 millones para financiar y potenciar la producción de uva.

Asimismo, mediante el estatal Proyecto de Alianzas Rurales (PAR) se prepara un financiamiento de Bs 10 millones, “para mejorar la calidad de la uva”, que beneficiará a 24 asociaciones productoras de cuatro municipios.

“El fomento al sector vitivinícola se constituye en una de nuestras prioridades en los siguientes meses”, porque “genera mucho más empleo que la cerveza y dinamiza la economía regional”, destacó el Vicepresidente.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia