El Financiero

Ingreso de cerveza adulterada pone en alerta a los cobijeños

El contrabando de cerveza ha pasado a ser un riesgo para la salud de la población de Cobija, ya que se identificó que algunos de los productos son elaborados con metanol.

Contrabando. Un camión carga mercadería ilegal que transportaron botes a través del río Mamoré, cerca de la frontera con Brasil. Foto: Víctor Gutiérrez

Contrabando. Un camión carga mercadería ilegal que transportaron botes a través del río Mamoré, cerca de la frontera con Brasil. Foto: Víctor Gutiérrez

La Razón (Edición Impresa) / Gabriela Imaña / Cobija

00:00 / 02 de noviembre de 2014

Además de ser un problema económico, el contrabando de cerveza en Cobija se ha convertido en un riesgo para la salud de la población ya que se identificó el ingreso ilegal de cerveza adulterada elaborada con metanol, un producto que puso en alerta a las organizaciones de la región.

La organización de investigación Ivi Maraei identificó al menos tres puntos fronterizos por donde ingresa esa bebida sin ningún tipo de control: Brasilea, Epitazolandia (Brasil) y Puerto Evo (Bolivia). “Algunas de esas cervezas son adulteradas y eso afecta a la salud de la población que las consume”, advirtió Gustavo Aguilar, asesor de la institución, durante una visita de medios de prensa nacionales a Cobija invitados por Cervecería Boliviana Nacional (CBN).

El producto adulterado se vende en los mismas latas que emplean las marcas brasileñas, pero éstas son rellenadas con cerveza de mala calidad elaborada a base de metanol, compuesto también conocido como alcohol de quemar. La ingesta de metanol, dependiendo de la cantidad, puede causar dolor de cabeza, mareos, náuseas, vómitos, degeneración de la visión, ceguera, cirrosis y en casos extremos la muerte.

Armin Villarreal, vecino de Cobija, dijo que las cervezas adulteradas se pueden identificar por el precio. “Las que entran de contrabando tienen un precio mucho más barato que las que entran legalmente. Incluso se puede ver que las latas son recicladas, pero con algunas fallas y esas son las que se denominan adulteradas”.

Comerciantes de estos productos expresaron su desconfianza por las bebidas que ingresan de contrabando, porque en algunos casos no se puede garantizar su calidad.

La cerveza “no es recomendable si el precio de la lata es inferior en un boliviano, porque esa es una señal de que la bebida no tiene la garantía”, indicó el vendedor Robby Meneses.

Aguilar destacó que, a raíz de las denuncias, la Gobernación de Pando, la Alcaldía y la Federación de Padres de Familia de las Unidades Educativas de Cobija, entre otras instituciones públicas y privadas, promueven información del daño que genera el consumo de estos productos.

Las empresas brasileñas no se quedan atrás, ya que colocaron a sus productos un sticker que garantiza la procedencia del producto.

Aida Orellana, propietaria de la importadora de la brasileña Itaipava, destacó la alta demanda de cerveza en esa región. Este medio constató que al menos ocho marcas de la bebida se comercializan en Cobija (Pando) y Guayaramerín (Beni). Kaiser, Kilsen, Cintra, Itaipava (brasileñas), Bahía, Báltica, Brahma y Paceña, estas últimas tres pertenecen a la CBN. Kaiser e Itaipava son las marcas con mayor presencia en Cobija.

“El mercado de Cobija (que es toda una zona franca) es liderado por marcas brasileñas que” son las que “imponen las condiciones comerciales”, admitió la CBN en un comunicado.

Condiciones. Un decreto aprobado en enero de este año determinó que las bebidas alcohólicas y el tabaco importados que ingresan a Cobija tributan el 50% de su valor de origen, lo que mejoró las condiciones de competencia entre la cerveza nacional y la brasileña, explicó el director de la Zona Franca Comercial e Industrial de esa ciudad, Jorge Zabala.

Antes de la aprobación de esa norma, el precio de una lata de cerveza brasileña era, en promedio,      Bs 3, ahora oscila entre los Bs 5 y 7, informó Enrique Sánchez, gerente regional Norte Sur de la CBN, que comercializa unas 28.000 cajas de 24 latas por año, a un precio de Bs 7,50 por unidad. “Vemos Cobija como un mercado muy potencial, porque está en constante crecimiento”, agregó.

“Con la normativa, ahora el precio de la cerveza extranjera es similar al de la nacional, porque pagamos el 50% de arancel y con eso ya no hay tanta competencia”, dijo Orellana, quien afirma que la población ya se adaptó a comprar el producto a un precio mayor si es garantizado.

El mercado boliviano de la cerveza

  • Demanda

En 2013, el consumo per cápita de cerveza en Bolivia llegó a 33 litros, cifra inferior en comparación con la demanda en Brasil, Argentina y Uruguay, países donde fluctúa entre 50 y 60 litros por persona, según información de la CBN.

  • Presencia

El año pasado, las ventas de la CBN sumaron $us 451 millones, casi 3% más respecto a lo obtenido en 2012 (438 millones). La compañía es la principal productora de cerveza en el país con una participación de mercado del 96,7%.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia