El Financiero

Los seis Innovadores de América revelan 10 claves para emprender

Un boliviano, un mexicano y cuatro colombianos ganaron la segunda versión del Premio Innovadores de América, que registró los proyectos de 800 emprendedores.

Colombia. El Metrocable de Medellín, donde se aplica la ‘Cultura Metro’.

Colombia. El Metrocable de Medellín, donde se aplica la ‘Cultura Metro’.

La Razón (Edición Impresa) / Gabriela Imaña / La Paz

00:00 / 16 de noviembre de 2014

Los seis ganadores latinoamericanos del Premio Innovadores de América 2014 dieron, durante su visita a Bolivia, diez consejos para que los nuevos emprendedores puedan tener éxito en sus proyectos.

El premio es una iniciativa regional que incentiva la creatividad como recurso del ingenio de los latinoamericanos para desarrollar ideas novedosas. Al concurso se presentaron al menos 800 postulantes latinoamericanos, de los cuales 18 clasificaron a las finales, donde seis resultaron ganadores, uno por cada categoría.

Los vencedores de la segunda versión del certamen son los colombianos David Hernández (Diseño), Óscar Amaya (Educación), Carlos Ortiz (Desarrollo Comunitario), Sebastián Bustamante (Sostenibilidad y Ecología), el mexicano Enrique Galindo (Empresa e Industria) y el boliviano Franz Freudenthal (Ciencia y Tecnología), inventor de una cura para las enfermedades del corazón que afectan a niñas y niños.

Los seis realizan una gira por varios países de América Latina y visitaron Bolivia la semana pasada para compartir sus experiencias y exponer sus trabajos a fin de inspirar a las nuevas generaciones emprendedoras.

La Razón habló con este grupo de profesionales que dieron diez consejos para que futuros emprendedores ejecuten iniciativas con éxito en cualquier mercado al que quieran llegar. Así, según coinciden, los proyectos de éxito deben: 1) ser útiles para la comunidad, 2) ser inclusivos, 3) emplear tecnología amigable con el medio ambiente, y 4) ser la solución a un problema. Además, por su lado, el emprendedor necesita 5) arriesgarse, 6) no esperar por el momento “oportuno”, 7) tener vocación, 8) perder el miedo a invertir, 9) confiar en sí mismo y 10) perseverar.

Ortiz, parte del equipo que le dio al Metrocable de Medellín (Colombia) un modelo de integración, indicó que el primer paso para el diseño de un proyecto es que éste sea útil para la comunidad. “El desarrollo urbano tiene que estar muy ligado al desarrollo del transporte y hay tendencias en América Latina para hacer proyectos por sitios no urbanos, no desarrollados adecuadamente”, explicó.

Además, dijo, cualquier emprendimiento debe realizarse con tecnología que respete el medio ambiente y ser inclusivo, estableciendo un relacionamiento con los usuarios. “Estas medidas crean buena aceptación por parte de la sociedad”, subrayó.

Consejos. Bustamante, por su parte, aconsejó a los nuevos empresarios no ver su proyecto “como una opción segura o llena de garantías”.

“Hay una frase que dice que realizar un emprendimiento es como tirarse a un precipicio con los materiales para armar un avión durante la caída. Hay un riesgo asociado, pero todo depende de la capacidad de armar esa aeronave mientras se cae”, manifestó el diseñador de la página web y aplicación VERDEate.com.

Dijo también que el emprendedor debe “entender” que no hay un momento perfecto para empezar a construir su sueño y que debe tener la vocación para efectuarlo.

“Uno no puede querer solo generar ganancia, debe sentir también gusto y placer al realizar ese trabajo”, añadió.

Amaya subrayó que invertir en un emprendimiento implica arriesgarse. “Se debe perder el miedo a invertir. El que no se arriesga no gana. No se deben escatimar las inversiones, eso es primordial a la hora de emprender”.

El consejo que Hernández le dio a la gente fue: “Nunca piense que sus ideas son una locura. Las nuevas ideas deben ser así, si no serían innovadoras”. El ingenio, añadió el creador del Ludófono, debe ser usado para cambiar la historia de uno o muchos. “Todos te van a juzgar, pero eso no se debe tomar en cuenta”.

Freudenthal dijo que lo principal es la fe en uno mismo. “El que no tiene fe no tiene vida, la fe nos hace libres. Debemos tener confianza en nuestro trabajo y en nuestra capacidad de ser buenos innovadores”.

El galeno agregó que un punto muy importantes es que las personas deben ser perseverantes. “Soy un experto, porque he fallado muchas veces. Ahora evito cometer el mismo error reiteradas veces”.

Galindo, quien desarrolló el Fungifree AB, coincidió en que el emprendedor debe ser tenaz al iniciar un proyecto, el cual debe buscar la solución a una problemática cotidiana y “beneficiar a miles y no a unos pocos”.

Sin embargo, subrayó el mexicano, “yo no quiero inventar la pólvora”.

Ganadores estarán en cinco países

Visitas

Los ganadores de la segunda versión del Premio Innovadores de América realizan una gira por Ecuador, Bolivia, Paraguay, República Dominicana y Panamá. Durante estas visitas, presentaron sus proyectos y recibieron condecoraciones de autoridades municipales y gubernamentales de cada país.

Difusión

El Banco BISA y el Programa de Internacionalización de Innova Bolivia trajeron a los Innovadores de América al país. “Queremos mostrar al mundo el talento boliviano”, dijo Jorge Velasco, vicepresidente nacional de

Negocios del BISA, que postuló a ocho candidatos al premio, uno de ellos Franz Freudenthal.

Seis proyectos innovadores para el mundo

‘El Metrocable bajó los niveles de violencia en 84%’

Carlos Ortiz

es jefe de Investigación 

Carlos Ortiz Espinosa es el jefe de Investigación, Desarrollo e Innovación de la Empresa de Transporte Masivo del Valle de Aburrá (Metrocable). Este emprendimiento, que nació en 2001, pero inició operaciones en 2004, fue merecedor a uno de los premios de los Innovadores de América en la categoría Desarrollo Social con el novedoso proyecto “Cultura Metro”, un modelo de gestión social y educativo que la empresa empezó a implementar en Medellín desde 1988, siete años antes del inicio de la operación comercial de este tipo de transporte.

Ortiz explicó que la aplicación de este emprendimiento permitió reducir en 84% la inseguridad ciudadana en los lugares aledaños a la instalación de las líneas del Metrocable de Medellín. El segundo aspecto positivo fue un ahorro para los usuarios de $us 57 millones por año, porque las personas pagan solo el costo de un pasaje para desplazarse por esa región. El tercer factor es el ahorro de tiempo para la gente. El Metrocable “le ahorra a la población cerca de 20 días al año”.

‘Me equivoqué un millón de veces, pero no me rendí’

Franz Freudenthal.

es médico cardiólogo

El médico boliviano-alemán Franz Freudenthal ganó el premio Innovadores de América en la categoría Ciencia y Tecnología por la creación de un dispositivo para curar cardiopatías infantiles. Hasta la fecha este instrumento médico ayudó a salvar al menos 50.000 niños en todo el mundo y a unos 500 dentro del territorio nacional.

El pequeño aparato está hecho con un solo alambre de nitinol (aleación flexible de níquel y titanio) y es colocado en una vena con una operación invasiva de 30 minutos, hasta llegar al corazón.

“El proyecto se realizó porque me equivoqué un millón de veces, no me rendí y procuro no cometer el mismo error todos los días. Soy un experto y eso significa que me pasó todo en esta vida”, dijo el galeno.

El especialista en cardiología pediátrica estudió en la Universidad Mayor de San Andrés (UMSA) y realizó su internado en el Hospital del Niño. La muerte de un infante por falta de cardiólogos pediatras y equipos hizo que se decida por incursionar en la especialidad.

‘Es un proyecto que transforma los hábitos en ahorro’

Sebastián Bustamante 

es director de VERDEate.com

El director ejecutivo de la compañía VERDEate.com, Sebastián Bustamante, es el ganador de la categoría innovadora Sostenibilidad y Ecología con el proyecto “Verdeate.com: reta a tu lado verde”.

La iniciativa ayuda a las organizaciones o empresas que tienen un interés marcado o una necesidad latente por desarrollar su impacto medioambiental a hacerlo a través de aplicaciones web y móviles a la medida, las cuales se denominan Retos Verdes. Estas herramientas incorporan de una manera simple y entretenida hábitos de consumo sustentables en las rutinas de empleados de una empresa o de los usuarios y consumidores finales de una marca a través de la internet.

Bustamante resaltó que más de 150 kilogramos de dióxido de carbono (CO2) fueron evitados en algunos hábitos de consumo y que también se generó un ahorro de nueve millones de litros de agua. “Si lleváramos a una escala económica tendríamos unos $us 500.000 ahorrados”, dijo el ejecutivo de VERDEate.com, firma instalada en Medellín.

‘El joven debe interesarse por la ciencia a corta edad’

Óscar Amaya  

es fundador de Casa de la Ciencia

El zootecnista y creador de la Fundación Casa de la Ciencia, Óscar Amaya, fue el ganador de la categoría Educación con la Innovación “Estrategias para implementar una cultura de la ciencia y la investigación en el ambiente escolar”.

Este emprendimiento consta en la creación de un Entorno de Aprendizaje Científico (EAC), que ha permitido demostrar que éstos son los escenarios ideales para aficionar niños y jóvenes al trabajo experimental. El colombiano dijo que los ambientes donde se desarrollarán las clases deben ser llamativos, “donde el diseño compre la atención del infante con piezas como cráneos e insectos muertos, además del uso de los telescopios”, indicó Amaya.

Con diez años de funcionamiento en el mercado colombiano, la entidad educativa brinda actualmente sus servicios a colegios privados y estatales. “Atendemos unos 700 estudiantes en un programa de responsabilidad social”, sostuvo.

Las EAC “sirven para que los jóvenes se puedan formar como científicos a corta edad y por vocación”.

‘Es para que los niños entren al mundo del arte y la música’

David Hernández 

es diseñador industrial

David Hernández, de nacionalidad colombiana, es diseñador industrial egresado de la Universidad Jorge Tadeo Lozano de Bogotá y es el ganador de la categoría Diseño con la innovación “Ludófono”.

Este proyecto combina las artes integradas con el desarrollo de innovación social educativa, empleando la música como catalizador principal. Uno de los factores determinantes respecto al nivel de innovación de la propuesta es el desarrollo de los Ludófonos, instrumentos musicales diseñados y patentados por Hernández como parte de su tesis en esa casa de estudios superiores en Colombia.

“Desarrollamos planteamientos respecto a cómo generar el ingreso de los niños al mundo del arte y al mundo profesional”, indicó. Con el instrumento, también se aplica una metodología de trabajo basada en una estrategia de sonido con color. “Lo que hacemos es que los niños entiendan que puedan registrar sus propias partituras sin necesidad de entender los conceptos musicales muy a fondo”, dijo Hernández.

‘El Fungifree AB mejoró las cosechas   de frutas’

Enrique Galindo

es ingeniero químico

Enrique Galindo, ingeniero químico egresado de la Universidad Autónoma de Puebla (México) y que tiene una maestría y un doctorado en la Universidad Nacional Autónoma de México, fue el ganador de la categoría Empresa e Industria con la innovación “Fungifree AB®”.

Este producto fue desarrollado por la empresa Agro & Biotecnia y fue presentado como el primer biofungicida desarrollado en México. El producto se introdujo inicialmente al mercado para el control de la antracnosis en el mango, pero hoy está registrado para el control de la antracnosis en la papaya, aguacate y cítricos, así como para el control de cenicilla polvorienta en otras plantas y arbustos, explicó el ingeniero. Actualmente, el biofungicida es comercializado solo en México, aunque se está proyectando la exportación a Brasil y a otros países de la región. “Desarrollamos una alternativa, realizamos el control biológico mediante las enemistades entre microbios. Lo que realizamos es aislar un microorganismo para eliminar el hongo que genera un mal aspecto”.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia