El Financiero

Inversión extranjera, resorte del milagro económico chino

“Sin la inversión extranjera, la hazaña económica China no habría sido posible”. Esta reveladora frase fue  lanzada por el expositor Shen Yun Ao en el “Taller para funcionarios de la prensa y periodistas latinoamericanos”, propiciado por el Gobierno del gigante asiático.

La Razón / Daymira Barriga / Beijing

00:00 / 17 de junio de 2012

Desde 1978, y gracias a la política de reforma y apertura, la inversión extranjera jugó y juega un importante papel en la expansión de la economía china, un país que aplica el modelo de “mercado socialista”. En esos 33 años, este país ha captado más de un billón de dólares de inversión extranjera. De las 500 empresas multinacionales más fuertes del mundo, 480 tienen inversiones en China.

“Junto con las inversiones se ha introducido tecnologías avanzadas, experiencias de administración, conceptos del mercadeo, mecanismos de competencia internacional y reglas de juego y normas internacionales, con lo que se ha acelerado la formación de una economía dirigida al exterior”, explicó el experto a 47 asistentes al taller celebrado en China del 15 de mayo al 4 de abril.

El Gobierno asiático promulgó más de 500 leyes y reglamentos para proteger las inversiones foráneas, agregó. Las empresas extranjeras  crearon más del 28% del valor de la producción industrial, 55% del volumen total de las exportaciones e importaciones y emplearon más de 28 millones de personas, un 10% de la población urbana económicamente activa. 

Milagro. El Producto Interno Bruto (PIB) per cápita de sus 1.347 millones de habitantes es de $us 5.414 —el de Chile, de $us 14.278, es casi el triple— y tiene 150 millones de pobres, sostienen funcionarios y expertos. Ésta es la plataforma desde la que el Gobierno de la República Popular China, en manos del Partido Comunista desde 1949, busca contrarrestar las exigencias de los países más desarrollados del planeta, que buscan que acepte que tiene tanta responsabilidad como ellos en la contaminación y el calentamiento global, y demandan que reduzca sus emisiones de gases de efecto invernadero.

“Naciones Unidas estableció que quienes viven con menos de un dólar diario están bajo el umbral de la pobreza, y con este parámetro existen 150 millones de habitantes en China”, dijo Hu Wei Ping, de la Oficina de Información del Consejo de Estado, a los 45 participantes del “Taller para funcionarios de la prensa y periodistas de Latinoamérica”.  La política de reforma y apertura, que modernizó este país en poco más de tres décadas, se tradujo en el plano económico en la aplicación del modelo “de mercado socialista”, que le permitió crecer a una media anual de 9,8%. 

De $us 225 en 1978, el PIB per cápita se multiplicó por 20 y a fines de 2011 llegó a $us 5.414; la esperanza de vida, de 73,5 años, está por encima de la media mundial de 62 años. Además la población pobre  —personas que viven con menos de $us 1 día— bajó de 556 millones en 1979 a 122,3 millones en 2011.

Desigualdad. Pese a los éxitos económicos y sociales, éste país es víctima de los desfavorables términos de intercambio comercial. “China debe exportar 800 millones de camisas para poder comprar un Airbus”, dijo Huang You Ji, subdirector del Grupo de Prensa Internacional.

Para dar cuenta de la magnitud del intercambio desigual con los  países industrializados, Shen Yun Ro, exembajador de China en cinco países latinoamericanos, apuntó otro dato; por cada muñeca Barbie, la empresa estadounidense dueña de la marca (Mattel) gana cerca de $us 8, mientras que la firma china que la fabrica obtiene sólo $us 0,35.

La tasa de desempleo es el 4% de su población económicamente activa, es decir que cuenta con 31,3 millones de desempleados. El porcentaje puede parecer pequeño, pero “debido a la cantidad de su población en China no hay problema pequeño”, sentenció el diplomático jubilado. La crisis financiera que azota a las economías de Occidente ha agravado este problema.

Los países desarrollados invierten menos en China, hay un descenso de las exportaciones, por ello, las fábricas chinas se ven obligadas a cerrar, admitió Huang. Y aunque pobreza y desempleo son problemas comunes, las diferencias con Latinoamérica son siderales. A fines de 2011, China tenía $us 3 billones 181 mil millones de reservas internacionales, las mayores del mundo. En 2011, el volumen total de su comercio exterior fue de $us 3,6 millones de millones, el segundo después de Estados Unidos.

Cuenta con más de 99 mil kilómetros de ferrocarriles, que lo sitúan en el tercer lugar a nivel mundial, después de Estados Unidos y Rusia, y tiene  85 mil kilómetros de autopistas y ocupaba el segundo lugar en el mundo en este rubro. En China hay  513 millones de internautas, el 38% de su población, primero en el mundo, 986 millones de usuarios de celulares, de los cuales 128 millones tiene tecnología 3G. Es el mayor mercado de automóviles a nivel mundial con una venta anual de más de 18 millones.

“El desarrollo de China es de-    sequilibrado. Por eso no es nada extraño definir a China como un país en vías de desarrollo”, dijo Hu. “El atraso se concentra en las regiones rurales y montañosas, a diferencia de lo que sucede en las provincias orientales y centrales (Shanghai, Beijing y la costa del sudeste)”, explicó.

Periodistas y funcionarios visitaron Yunnan, una provincia relativamente atrasada, para observar este contraste. Por un lado, el primitivo arado de tierra con bueyes y la cosecha manual, en las aldeas, y por otro, la construcción en Kun Ming, la capital provincial, de avenidas, autopistas y conjuntos inmobiliarios semejantes a los de Beijing, y las diferencias del nivel de vida de los moradores de la capital y quienes habitan en las aldeas.

China, en el grupo de los países

BRICS

Esta categoría fue introducida por Jim O’Neill, y es el acrónimo de Brasil, Rusia, India y China (BRIC), que pueden convertirse en las más grandes del mundo en 2050. Estos países,   a excepción de Rusia, son estados en vías de desarrollo o recientemente industrializados. Al grupo se agregó Sudáfrica, que explica la ‘S’ final.

Se prevé que los próximos 38 años, los BRICS tendrán el 40% de la población mundial y serán los mayores proveedores de bienes tecnológicos y servicios.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia