El Financiero

Investigan el vasto potencial energético de la fotosíntesis

Estudio. Utilizar hojas de plantas  para producir un biocarburante es el desafío frente a los hidrocarburos

Evento. Científico en la exposición realizada en Vancouver.

Evento. Científico en la exposición realizada en Vancouver. Foto: newsaaas.com

La Razón / AFP, Vancouver

00:00 / 26 de febrero de 2012

Mejorar artificialmente la fotosíntesis que permite a las plantas y bacterias usar la luz del sol para crear nutrientes y energía representa un vasto potencial energético, según estudios presentados la semana pasada en una conferencia científica en Canadá.

El consumo de energía del planeta debería duplicarse durante los próximos 40 años, mientras que las reservas conocidas de hidrocarburos van a disminuir, destacaron investigadores estadounidenses y europeos que trabajan en distintos enfoques para manipular la fotosíntesis. Los investigadores evaluaron el progreso de sus respectivos trabajos en la conferencia anual de la Asociación Estadounidense para el Avance de la Ciencia (AAAS).

La fotosíntesis permite a los vegetales y a bacterias transformar el dióxido de carbono (CO2) en componentes orgánicos. Pero la naturaleza no es muy productiva. Según estos científicos, el rendimiento teórico máximo de este proceso para los grandes cultivos como el trigo o la remolacha azucarera sería de tan solo 5%.

“Las plantas, algas y ciertas bacterias convierten la luz y el CO2 en hidratos de carbono”, precisó Anne Jones, profesora de bioquímica en la Universidad de Arizona (suroeste). “De hecho, todos los carburantes fósiles que usamos fueron producidos así”, destacó. Los hidratos de carbono o los glúcidos son una fuente importante de la alimentación humana.

“Desgraciadamente este proceso es relativamente ineficiente”, añadió. Si la tasa de conversión de la fotosíntesis pudiese incrementarse, incluso en unos puntos, el potencial de aumento de los rendimientos agrícolas o de la producción de una fuente de bioenergía abundante “sería muy importante”, coincidieron los investigadores.

Anne Jones explicó este límite por la saturación bastante rápida de una enzima llamada Rubisco que cataliza el CO2, provocando una ralentización de la producción de hidrato de carbono. El resultado es que una gran parte de la energía luminosa de la planta es desperdiciada. Esta bioquímica propone recuperar los electrones perdidos durante la fotosíntesis creando, a nivel celular, “nanohilos” biológicos para transferirlos a otra célula producida por manipulación genética para fabricar energía y nutrientes.

Howard Griffiths, un fisiólogo de la Universidad de Cambridge busca mejorar la fotosíntesis del arroz, manipulando la enzima Rubisco para aumentar la eficiencia. Un poco como un motor a inyección en mecánica. Ciertos cultivos, como el de la caña de azúcar o algas y bacterias están dotados naturalmente de un Rubisco de alto rendimiento gracias a un mecanismo molecular llamado C4.

El tercer enfoque para mejorar las fotosíntesis es estudiado por Richard Cogdell, un biólogo de la Universidad de Glasgow en Escocia. Desarrollarán una hoja artificial capaz de producir un biocarburante directamente a partir de CO2 y de agua, un terpeno, hidrocarburo producido por plantas y componente principal de la resina vegetal de la que deriva la trementina. “Aún no llegamos ahí, pero tenemos una hoja de ruta que nos ha llevado a medio camino en esa dirección para superar este desafío... uno de los más difíciles que enfrenta la humanidad”.Menos gas y petróleo Richard Cogdell, un biólogo de la Universidad de Glasgow en Escocia advirtió en el evento científico que “tenemos de 30 a 50 años para lograrlo (hidrocarburo producido por plantas) antes de que el petróleo y el gas sean limitados”.

El sector relojero suizo aumenta sus exportaciones

Estados Unidos, Hong Kong y China son sus principales clientesEfe - Ginebra

El sector relojero suizo volvió a mostrar una salud de hierro en el arranque de 2012, después de marcar cifras récord en 2011, con un incremento de sus exportaciones en enero del 15,5 % respecto al mismo mes del año anterior.Suiza exportó productos relojeros en enero por un valor de 1.300 millones de francos (1.076 millones de euros), lo que consolida a este sector como la tercera fuerza exportadora del país, por detrás de la industria químico-farmacéutica y la industria de elaboración de maquinaria industrial.

La Federación de la Industria Relojera Suiza destacó que el aumento se registró en las exportaciones con destino a Estados Unidos, que se incrementaron un 36,7%, hasta los 156,1 millones de francos (129,27 millones de euros).

Hong Kong sigue siendo el principal mercado de los relojes suizos, con unas ventas de 291,2 millones de francos (241,1 millones de euros), un aumento del 33,2% respecto a enero de 2011. China se consolidó en tercera posición en enero con unas compras por valor de 120,1 millones de francos suizos (99,46 millones de euros), un aumento del 32,2% en relación al mismo periodo.

Por el contrario, Singapur y Francia, que son el cuarto y el quinto mercado de la industria relojera suiza, disminuyeron sus compras el mes pasado en un 19,8% y un 12,1%, respectivamente.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia