El Financiero

Jesús de Machaca apuesta a la mejora genética de camélidos

Desarrollo. Unos 200 productores de llamas aplican prácticas eficientes de crianza

La Razón (Edición Impresa) / Gabriela Imaña / Jesús de Machaca (La Paz)

00:05 / 03 de mayo de 2015

El tamaño de una llama y el estado y número de dientes que posee pueden decir mucho acerca de su salud y calidad. Comunarios de Jesús de Machaca aprendieron esto y mucho más ahora que se dedican a la cría de camélidos.

Para probar cuánto saben y cómo cuidan del ganado —fuente de mejores ingresos para sus familias—, al menos 200 productores de 16 comunidades concursaron en la I Expo Feria Regional de Camélidos con sus 50 mejores ejemplares de las razas q'ara y t’ampulli.

Cafés, blancas, negras, bicolor y tricolor, las llamas pasaron por una serie de pruebas para establecer cuáles tenían mejor genética y mayor calidad. El evento se realizó el 25 y 26 de abril en el municipio paceño ubicado a 120 kilómetros de la ciudad de La Paz, en la provincia Ingavi

Fueron dos días de exhibición ante un jurado compuesto por 15 promotores de las 16 comunidades, donde se ejecuta el Programa de Apoyo a la Valorización de la Economía Campesina de Camélidos (VALE) del Ministerio de Desarrollo Rural y Tierras. Acudieron también representantes del Servicio Nacional de Seguridad Agropecuaria e Inocuidad Alimentaria (Senasag) y un especialista en ganado camélido.

Pero para llegar a este punto, los habitantes de las poblaciones participantes pasaron por un proceso de tres años de trabajo para mejorar la producción, reducir la mortandad y elevar la calidad de la genética de los ejemplares.

“Se empezó hace algunos años con la capacitación a los comunarios en sistemas de control y cuidado animal, lo que ha permitido mejorar la producción de camélidos. La construcción de cobertizos y pozos, la vigilancia de la sanidad animal con la desparasitación y el cruce de llamas con especímenes de calidad ayudó a optimizar las especies”, explicó el representante de la unidad de Desarrollo Productivo y Medio Ambiente de la Alcaldía de Jesús de Machaca, Edgar Villegas.

Con la implementación de estos pasos se reportaron resultados positivos en ambas especies hasta en un 30%. “No podemos decir que se incrementó la cantidad de cabezas de ganado, pero sí hubo mejora genética. Les enseñamos a seleccionar a los mejores animales para la reproducción y para refrescar la sangre del ganado”, precisó la autoridad.

El representante de Soluciones Prácticas, Víctor Yapu, manifestó que organizaciones no gubernamentales hicieron la entrega de 100 cabezas de ganado de mejor calidad a los comunarios para lograr este objetivo; con ello también se eleva la calidad de su carne y de la lana que producen.

Mirtha Lavayén, coordinadora de Heifer Bolivia región occidente, comprometió el apoyo de la institución no gubernamental. “Este es un primer concurso y estoy segura de que va a ir creciendo. Reiteramos nuestro apoyo a las familias que con sacrificio han traído sus llamas para demostrar que Jesús de Machaca tiene un buen potencial productivo de camélidos”.

El viceministro de Desarrollo Rural, Eugenio Rojas, explicó que este tipo de promoción busca ampliar la producción de camélidos en el país para llegar a los nueve millones de ejemplares en 2020. En la actualidad, Bolivia tiene tres millones de llamas. “Los gobiernos municipales poco han invertido en el tema productivo, debemos mejorar la inversión para que se suba la cantidad de especímenes”, reflexionó.

Indicó que para lograr la meta se debe mejorar el forraje y principalmente la genética. “Estamos pensando en traer la inseminación artificial de Perú, Chile y Ecuador. Hacemos un intercambio de genética para reforzar nuestro ganado”.

Comidas y artesanías fueron expuestas

Niños envueltos, fricasé, charquekán, chicharrón y asado, todo elaborado con carne de llama, fue otro de los atractivos en la Expo Feria Regional de Camélidos. Artesanías de barro y textiles de lana también fueron expuestos para su comercialización.

Heifer Bolivia y Soluciones Prácticas capacitaron, promovieron e impulsaron a los productores de las 16 comunidades de Jesús de Machaca, con el objetivo de dar un valor agregado a sus alimentos y productos.

Mirtha Lavayén, coordinadora de Heifer Bolivia región occidente, dijo que se les enseñó a preparar comidas dándoles un sabor singular en una cocción diferente.

En el encuentro hubo degustación de los alimentos preparados con base en la producción local del municipio: carne de llama, quinua, cebada y cañawa en diferentes presentaciones: charque, fricasé, chicharrón de llama, buñuelos, galletas, pesq’e y otros elaborados con los granos y cereales andinos de alto valor nutritivo.

El sector artesanal ocupó un lugar importante en la feria con la exposición de prendas en la técnica del tejido manual en pampawe con lana de llama y de oveja; además de trabajos en cerámica basada en la cultura Huancané.

“Es una oportunidad para que las familias mejoren sus condiciones de vida”, dijo la representante.

El sistema del trueque está vigente

Comunarios viajan a pie por horas para cambiar artículos que necesitan

Tres horas o más de caminata en compañía de una llama que carga la producción es la práctica semanal de comunarios del municipio de Jesús de Machaca, para llegar al punto comercial de otros poblados e intercambiar sus mercaderías.

Mariela, de 14 años, lo hace cada siete días. El domingo 26 de abril, día en que comprometió su participación en la I Expo Feria Regional de Camélidos no fue la excepción. Los alimentos que produjo para la exhibición viajaron junto a ella por un recorrido de tres horas a pie. Como era un día especial, la acompañó una delegación que le ayudó a guiar a las llamas que cargaron incluso los utensilios para la esperada muestra gastronómica.

“Salimos temprano para traer nuestros materiales y ser parte de esta feria que nos alienta a seguir mejorando y convertirnos en un ícono de Jesús de Machaca”, dijo con una sonrisa mientras servía un plato de charquekán que entró en concurso.

El resto de los domingos se repite la peregrinación con destino a diferentes comunidades. El objetivo, a diferencia de esta oportunidad, es el acceder a frutas, verduras, cereales y a veces ropa u otros artículos a cambio de su producción. El trueque, el sistema de intercambio directo de bienes sin que medie dinero, está vigente en esta zona.

“Nosotros no vendemos nuestros productos, lo cambiamos por otros como arroz o papa, porque para nosotros es complicado poder cultivar”, explicó.Doña Felipa, madre de Mariela, afirmó que son muy pocas cosas las que compran para su consumo, “preferimos cambiar lo que nosotros obtenemos por productos que agricultores como nosotros cosechan. Llevamos carne, tunta, un poco de queso, cebada, cañawa y otras cosas”.

Se lamentó del “olvido” al que someten a las comunidades alejadas las autoridades. “No pedimos mucho, solo que mejoren los caminos. Nos trasladamos en llamas porque no hay acceso para los vehículos”.

En el evento participaron productores de camélidos y alimentos orgánicos de las comunidades de Sullcatiti Titiri, Qhunqhu Milluni, Qhunqhu Liquiliqui, Parina Arriba, Chama Arriba, Achuma Arriba, Cuipa Alta, Lahuacollo y Yauriri San Francisco.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia