El Financiero

Jóvenes construyen negocios sostenibles

La Fundación Ser Familia brinda asesoramiento y realiza seguimiento a los emprendimientos

Cobija. Tres mujeres realizan trabajos de tallado en madera para luego exportarlos a Brasil.

Cobija. Tres mujeres realizan trabajos de tallado en madera para luego exportarlos a Brasil. Foto: Fundación ser familia Bolivia

La Razón (Edición Impresa) / Aline Quispe / La Paz

00:00 / 04 de mayo de 2014

La Fundación Ser Familia Bolivia capacita a jóvenes de 18 a 29 años a fin de que puedan iniciar sus propios emprendimientos, según sus potencialidades. La organización les otorga asistencia técnica, un capital semilla y hace el seguimiento de los negocios para que sean sostenibles.

Ser Familia Bolivia es una entidad sin fines de lucro que tiene 11 años de vida y nace como resultado de un compromiso con sectores vulnerables como mujeres, jóvenes, niños y personas con capacidades especiales.

La organización contribuye con el desarrollo integral de las familias que viven en condición de exclusión social, mediante el diseño y ejecución de programas y proyectos basados en modelos integrales de atención, que comprenden servicios tanto de desarrollo humano-social como de desarrollo económico-productivo.

El director ejecutivo de la Fundación Ser Familia Bolivia, Rodrigo Aguilar, explicó que en la actualidad la organización ejecuta el programa llamado “Jóvenes con empleo y emprendimientos sostenibles”, que se impulsa de forma conjunta con la fundaciones La Caixa y Horreum de España.

Aguilar afirmó que el programa busca llegar a la población con menores oportunidades y con menos recursos, principalmente jóvenes entre 18 y 29 años, a quienes se les capacita en la conformación de microempresas, a través de un plan de negocio.

“También pretende viabilizar las iniciativas bajo un enfoque integral de desarrollo económico-humano y articular procesos generando igualdad de oportunidades en base a la promoción de sus derechos humanos y buenas prácticas ambientales”.

Aguilar señaló que con la intervención del proyecto se ha conseguido que luego de ocho meses de iniciado el negocio seis de cada diez emprendedores aún continúen con sus actividades. Comparó la experiencia con otras similares existentes y dijo que en los casos en que no realizan el seguimiento a los negocios solo dos de cada diez negocios sobreviven.

Además, apuntó que se busca que los negocios sean sostenibles, de esa forma los aportes entregados sean devueltos y se mejore las condiciones de alimentación de toda la familia.

Según Aguilar, se suele entender a estos emprendimientos como un empleo no formal, pero son la alternativa más usada en el ámbito local para obtener ingresos que cubran las necesidades básicas de los hogares.

Sostuvo que cuatro son los factores que inciden en el fracaso de los emprendimientos juveniles: la falta de acceso a financiamiento; la ausencia de asistencia técnica específica; la carencia de insumos de acuerdo con su negocio; y la toma de decisiones incorrectas y el escaso apoyo de la familia.

Por ese motivo, la Fundación Ser Familia trabaja con los jóvenes para lograr que inicien un emprendimiento, de acuerdo con sus capacidades personales. También les ofrece capacitación dinámica, apoyo para la elaboración de un plan de negocio individual y se les otorga un aporte económico de Bs 2.000 como capital semilla a través de la garantía de un familiar.

Finalmente, se les da asistencia técnica, se les enseña a administrar y gestionar el negocio, se los asesora y se realiza un seguimiento de los emprendimientos para que sean sostenibles.

Dicho trabajo busca que el aporte que entregan dé resultados efectivos para la generación de ingresos en beneficio de los emprendedores.

Más datos sobre la temática

Resultados

Aguilar indicó que un factor que incidió en que los jóvenes sigan con su actividad es que el 90% recibió un segundo capital semilla de hasta Bs 3.000 por persona, en un segundo ciclo de seguimiento y gestión empresarial. Añadió que la asociación solidaria que es constituida por los jóvenes se transforma en un apoyo para fortalecer sus capacidades personales. De ese modo, se devolvieron todos los aportes.

Buscan que el programa se replique en más institutos

La Fundación Ser Familia Bolivia tiene el propósito de que otras fundaciones e institutos que ofrecen capacitación técnica repliquen el programa de jóvenes con empleo y emprendimientos sostenibles, manifestó a La Razón el director ejecutivo de la organización, Rodrigo Aguilar.

El ejecutivo indicó que la sostenibilidad “es una actitud que empieza por uno mismo, dando como resultado un equilibrio entre los ámbitos económico, ambiental, social y familiar”.

En ese marco, afirmó que el programa aplica dichos conceptos y cambia la visión y la concepción de los jóvenes desde el punto de vista financiero y crediticio.

Señaló que la organización está dispuesta a brindar capacitación a instituciones interesadas en replicar el programa en su currículo, el cual ha significado una opción de empleo para los jóvenes.

Se capacitan para optar a un empleo formal

La Fundación Ser Familia capacita y asesora a hombres, pero principalmente a mujeres para que puedan insertarse en el mercado laboral en un empleo formal y sostenible dentro de alguna compañía, informó el director ejecutivo de la Fundación Ser Familia, Rodrigo Aguilar.

El ejecutivo explicó que para mejorar las posibilidades de las y los jóvenes en la búsqueda de un trabajo se ha implementado el Proyecto de Ocupación Laboral, que otorga apoyo integral y multidisciplinario y también contempla el compromiso de la familia para lograr la inserción laboral del capacitado por más de seis meses.

El modelo de desarrollo es integral y dijo que no es posible alcanzar un desarrollo económico si no existe una buena base vinculada al desarrollo humano y viceversa. Por ello, señaló que la intervención incluye el fortalecimiento del desarrollo humano, la práctica de la solidaridad y la familia.

Sostuvo que para aplicar el modelo se suscribieron “convenios estratégicos” con empresas que permiten que los beneficiarios se capaciten junto a técnicos y propietarios de las firmas, los cuales a su vez contratan a los recursos humanos.

Señaló que en el proceso participaron 40 empresas, de las cuales “el 92% indicó que los jovenes provenientes del proyecto que contrataron responden a las capacidades suficientes en el oficio y tienen características personales como seguridad, creatividad y ganas de seguir adelante”.

El modelo además plantea un proceso que se inicia con un diagnóstico participativo para que los involucrados consideren cargas horarias y modalidades de estudio. Para ello, agregó que se suscriben convenios con institutos de formación en el área que requieran las firmas. Luego, los beneficiarios realizan una pasantía laboral con la opción de obtener un empleo y la institución hace un seguimiento para lograr su permanencia. Un resultado del proyecto es que los beneficiarios obtienen un empleo sostenible en el tiempo.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia