El Financiero

Ketal se alimenta de dos cadenas de valor y 8 unidades productivas

El sistema de trabajo del supermercado es generar empleo para otras unidades productivas. Cuenta con una planta industrial con todos los controles de calidad, personal calificado y moderna maquinaria en La Paz  

La Razón / Édgar Toro

00:00 / 10 de marzo de 2013

El supermercado Ketal genera valor agregado a sus servicios al proveerse de hortalizas, quesos y otros alimentos de dos empresas y cuenta con ocho unidades productivas en su planta industrial de Llojeta, donde producen alimentos para las ocho sucursales en La Paz. 

“Hemos avanzado mucho tratando de promover la producción local y orgánica”, manifiesta Flavio Escóbar, director ejecutivo del Ketal. El objetivo es desarrollar el “supermercadismo” que está generando empleo y recursos para otros sectores de la actividad económica. El efecto multiplicador llega hasta sus proveedores, productores campesinos paceños.

Escóbar señala que Ketal tiene un acuerdo comercial con el proyecto K’umara, impulsado por la Universidad Católica Boliviana (UCB) y la Fundación Nuevo Norte, y la empresa de hortalizas Agrosol. Ambos son paceños.

El proyecto K’umara funciona en la granja de la Unidad Académica Campesina de la UCB ubicada en Batallas, a 30 km al oeste de La Paz.  Es una unidad productiva familiar que produce quesos, embutidos, carne de llama, hortalizas y truchas de la región.  

El propósito del proyecto es articular a 400 unidades familiares del Altiplano Norte de La Paz, con las que se desarrollan productos dirigidos a mercados específicos.

El gerente de Categoría del Ketal, Marco Araoz, informa que la leche K’umara tiene mucha aceptación en la clientela. Semanalmente compran  entre 600 a 700 unidades.  

La segunda empresa proveedora es Colinas Agrosol, ubicada en la zona de  Achumani. La administradora, Amanda Angelaccio Quinteros, dice que la empresa tiene dos líneas de producción: hortalizas y frutas secas. Semanalmente proveen 1.200 bolsas de lechugas a la cadena del Ketal. 

“Tenemos quesos y lechugas del altiplano paceño y hemos encontrado un mecanismo para ir del productor al consumidor sin intermediarios. Generamos trabajo para los productores”, destaca Escóbar.

Araoz complementa que otros productos, como papas, zanahorias y zapallos, los compran de otros intermediarios. Cada vez crece la demanda de productos agrícolas que se ofrecen en el supermercado, añade.

La pasada semana inauguraron un nuevo supermercado Ketal en la calle 16 de Obrajes con una inversión de $us 1 millón. “Con este nuevo ya tenemos ocho supermercados sólo en La Paz”, afirma el ejecutivo. Y agrega que “la inversión promedio es de $us 8 millones”, en el conjunto de las salas de Ketal.

El cliente de este supermercado además de contar con productos agrícolas frescos tiene la oferta de consumir productos de comida rápida elaborados en la planta industrial del Ketal. Está ubicada en el barrio de Llojeta, donde 110 trabajadores operan la maquinaria moderna en ocho unidades productivas.

La planta cuenta con una sala de procesamiento de alimentos para snack donde se preparan sándwiches y comida rápida; otra donde se producen pastas; las áreas de repostería salada y de repostería dulce tienen sus propios espacios, así como los hornos de panificación. “Desde aquí no falta pan todo el año”, asegura Abel Cortés Pinto, gerente de la Unidades Productivas del Ketal.

La sala de elaboración de postres está alejada de los ambientes donde se realizan los procesos cárnicos: corte de carne y embutidos. Anualmente compran 550 toneladas de carne provenientes de Santa Cruz. 

En cada una de estas salas lo que más se cuida es el control de calidad, la capacitación del personal y las inversiones que se realizan, afirma Cortés. Esta planta será la primera en lograr la certificación libre de salmonelosis y hepatitis, destaca el gerente.  

La instalación funciona desde hace tres años con una inversión de $us 1,5 millones y están en camino tres hornos nuevos con una inversión adicional de medio millón de dólares. Cortés precisa que el 98% de la producción es para el supermercado y el 2% para el restaurante.

La cadena de supermercados Ketal genera 600 empleos y cuenta con 40 empresas proveedoras de una diversidad de alimentos.

‘La factura y el precio son la clave del servicio’

“La calidad del servicio, la factura y los precios de canasta son la característica del Ketal”, manifiesta su director ejecutivo, Flavio Escóbar. Destaca que el autoservicio es el mejor procedimiento para el cliente porque tiene la opción de elegir el producto que quiere. Agrega que los precios están fijados y “no miran caras” como en otros lugares. “Tenemos el pan más barato de la ciudad. Aquí se vende sólo a Bs 0,40 y con factura”. Sostiene que hay productos más baratos que en cualquier otro mercado.

Hay 76 supermercados en el país

En Bolivia existen 76 supermercados y almacenes grandes con surtido, principalmente, de alimentos, de acuerdo con los registros de Fundempresa hasta enero de 2013.

Las Empresas Unipersonales de este tipo son 58 (76%); las Sociedades de Responsabilidad Limitada son 16 (21%) y 2 (3%)  Sociedades Anónimas. Fundempresa también tiene el registro de estas empresas por departamento: en Santa Cruz está la mayoría de estos negocios con 25 (33%) establecimientos. Luego le sigue La Paz con 18 (24%) empresas; en tercer lugar se ubica Cochabamba con 17 (22%). Algunos de estos supermercados que están  en funcionamiento en el país son: Hipermaxi, Ketal, Fidalga, IC Norte, Qué Barato, Zas, Pompeya, Líder, Real Representaciones, Delicia, Edén, Global, Urkupiña, Tarija, Villa Fátima, Gava y Súper Sur. 

El director ejecutivo del Ketal, Flavio Escóbar, indica que el crecimiento de esta actividad se debe a que la gente cambió de hábito, por moda y hasta por estatus y a la incursión de la mujer en el mercado laboral.

Hace 20 años no se veía este fenómeno de las amas de casa que hoy son la clientela potencial, refiere el ejecutivo.

“Es muy importante el rol de la mujer en la actualidad porque son ellas las que más acuden”.

Este año inauguran sucursal  en El Alto

Con la convicción de que en los lugares populares se genera más ingresos, el supermercado Ketal abrirá este año una sucursal en la ciudad de El Alto.

“El Alto es un desafío, es hermana directa de La Paz y es importante trabajar en esa ciudad. Estamos en proceso de análisis en qué zona será”, adelanta Flavio Escóbar, director ejecutivo del Ketal.

Entre las opciones para abrir la sucursal están: la Ceja, Ciudad Satélite, el cruce a Viacha y Villa Adela. “Todos estos lugares son muy interesantes y estratégicos para el negocio”.

El empresario recuerda que antes el “modelo norteamericano” consistía en que los supermercados estén sólo en zonas ricas y residenciales, y eso actualmente ya forma parte del pasado. 

“En las zonas populares está la masa y ahí es donde se genera más ingresos. Yo creo que los negocios deben estar relacionados con la masa”, justifica sobre sus futuras inversiones.

Además, destaca que el país pasa por una inmejorable situación económica para la inversión.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia