El Financiero

Korigoma, 35 años en el mercado fabricando colchones y esponjas

Dormir es tan importante para la salud como ejercitarse y alimentarse adecuadamente y se necesita un colchón de calidad; “es lo mejor para el cuerpo humano, donde muchos sueños se pueden hacer realidad”, es la recomendación de los ejecutivos de la empresa de colchones Korigoma.

La Razón / Edgar Toro Lanza

00:00 / 12 de febrero de 2012

Fue hace 35 años que ingresó a competir en el mercado boliviano con la producción de colchones y esponjas, recuerda Jaime Martínez, quien trabaja en Korigoma desde el primer día que abrió sus puertas; hoy es el jefe de la planta ubicada en la zona Pucarani Industrial de El Alto.

“Korigoma siempre fue una familia, nunca hemos tenido un problema entre empresa y trabajadores”, recuerda Martínez. Esta fábrica se creó el 18 de octubre de 1976, cuando tres jóvenes entusiastas se introdujeron en el negocio de la esponja: los hermanos Enrique y Roberto Nelkenbaum y Jorge Klein. Luego se quedó, hasta la fecha, como único propietario, Enrique Nelkenbaum, precisa Martínez.

¿Por qué el nombre? Kori es una palabra aymara que significa oro; entonces, Korigoma se traduce como “Goma de Oro”, resalta el joven gerente de Ventas, Wilder Poma, a cargo de la producción de la fábrica en La Paz, desde hace un par de años. 

Roberto Nelkenbaum rememora que la fábrica se instaló en la popular zona Garita de Lima. “Funcionaba en una barraca, era una casa muy pequeña en un barrio muy lleno”.

Luego instalaron una planta en Chulumani, en los Yungas paceños, por la necesidad de temperatura que requería la fabricación de esponja. Pero la cerraron y en 1979 se instalaron en El Alto. La demanda de colchones y esponjas los impulsó a invertir en dos nuevas plantas en las ciudades de Santa Cruz y Cochabamba, con maquinaria moderna.

Los puestos de trabajo también se incrementaron en más de tres décadas; empezaron con un equipo de seis personas y ahora son 80 trabajadores.

Calidad. Wilder Poma enfatiza en la calidad de los materiales utilizados en la fabricación de los colchones de poliuretano y somiers para el  hogar, hoteles y hospitales. “Somos los que atienden los pedidos de los hospitales públicos y privados, las instituciones militares y policiales”, dice. Importan tela especial para la fabricación de colchones de empresas de Estados Unidos y España.

Como anécdota, Poma menciona que “descubrieron” que en el país se fabricaron colchones “hasta con fierros de construcción” y asegura que “nosotros  importamos los resortes de México y Canadá para un producto de calidad”. Anualmente producen 4.000 colchones. Los precios que ofertan están entre Bs 1.260 y Bs 2.600.

También fabrica almohadas, sofá-camas, colchonetas, ropa de cama, piezas especiales y tiene la línea Korigoma Kids para niños.

Exportarán a chile en 2012 

Uno de los principales objetivos de Korigoma es exportar colchones a Chile en la presente gestión. “Ya tenemos acuerdos preliminares”, informa el gerente de ventas, Wilder Poma. 

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia