El Financiero

Ley de Hidrocarburos debe dar certidumbre a 3 temas decisivos

Petroleras públicas y privadas coinciden en la urgencia de una nueva norma

Reservas probadas de gas natural en trillones de pies cúbicos

Reservas probadas de gas natural en trillones de pies cúbicos

La Razón (Edición Impresa) / Wálter Vásquez / La Paz

00:00 / 26 de enero de 2014

La reducción de las reservas de gas y el aumento de la producción, la ausencia de una base legal para la actividad hidrocarburífera y el desconocimiento preciso del rol del Estado en este sector hacen que la aprobación de una nueva ley sea urgente.

Datos del Ministerio de Hidrocarburos dan cuenta de que entre 2000 y 2012 las reservas de gas de Bolivia se redujeron en al menos 40% —y en 18%, si se toman en cuenta los nuevos hallazgos no certificados—, mientras la producción del energético para el mercado interno y la exportación aumentó en 313% en el periodo 2000-2014 (ver infografía). La información muestra que la explotación de gas crece aceleradamente, pero no así la exploración.

Al ritmo actual de consumo, los 11,2 trillones de pies cúbicos (TCF) de gas que posee el país alcanzarían para casi 15 años, mientras cada proyecto de exploración dura de siete a diez efectivos, tras los estudios realizados por la petrolera interesada en el proyecto y el proceso de aprobación de los contratos en YPFB y en el Legislativo.

“Tenemos temas centrales, fundamentales, como ser el de los incentivos a la exploración, que estamos trabajando hace muchísimo tiempo y no obtuvimos resultados (...). Hubo mucho esfuerzo (de YPFB desde 2006)”. Por lo tanto, “requerimos sistematizar esta tarea en una nueva Ley de Hidrocarburos” y “conocer políticas de exploración. Creo que es necesario”, dijo el 17 de enero el presidente de la petrolera estatal, Carlos Villegas.

Incertidumbre. Si YPFB pide una nueva ley para el sector, “estamos obviamente muy atrasados con la exploración” y “tenemos mucho que hacer”, indicó a La Razón Carlos Delius, presidente de la Cámara Boliviana de Hidrocarburos y Energía (CBHE), que agrupa a las petroleras privadas que operan en el país.

El exministro de Hidrocarburos Guillermo Torres indicó que la nueva norma debe dar también una base legal coherente al sector. “La Constitución es contradictoria con la actual Ley 3058”, afirmó.

Por ejemplo, actualmente existen 41 “contratos de operación” vigentes desde 2007, siendo que la Constitución aprobada en 2009 autoriza a YPFB —“única facultada para realizar las actividades de la cadena productiva de hidrocarburos y su comercialización”— solo la suscripción de “contratos de prestación de servicios”, acuerdos que deberán adecuarse a la nueva Carta Magna.

La inversión en el sector requiere de “cantidades de dinero muy grandes que necesitan estar amparadas por algo más que un decreto o una resolución administrativa”, subrayó a su vez Delius.

En el periodo 2001-2014, las inversiones en todo el sector se incrementaron en 489%, de $us 514 millones a 3.029 millones, recursos que fueron destinados principalmente a la explotación de recursos ya descubiertos.

Torres expresó asimismo su preocupación por la incertidumbre en el tipo de sociedad que YPFB puede conformar, teniendo una participación no menor al 51%. “Cuando se trabaja en sociedad, la participación en el financiamiento y los riesgos es igual al porcentaje en el que uno es socio, pero la Constitución establece que todos los riesgos son para las petroleras privadas y ninguno para el Estado. Esas son imposibilidades que están en los actuales contratos de operación”, dijo.

“La ley tiene que reacomodar lo que se está haciendo hoy en día en el sector y eso, inclusive, tiene que conciliarse con la Constitución”, añadió Delius.

El Viceministerio de Exploración y Explotación de Hidrocarburos informó que una de sus metas en 2014 es la conclusión de la nueva ley del sector, así como la elaboración del anteproyecto de ley sobre Incentivos a la Exploración y Explotación, normas que garantizarán el abastecimiento del mercado interno, del externo y la industrialización. “Cada norma sirve siempre a un objetivo. La Ley 3058 (vigente desde mayo de 2005) iba a tener el control del sector y a capturar la renta: lo ha hecho.

La nueva ley tiene que servir a un propósito que hoy en día no puede ser otro que destrabar la exploración”, consideró Delius.

El sector hidrocarburífero es uno de los principales pilares económicos de Bolivia, ya que representa el 16,73% del PIB de 2013, el 69,9% de la inversión extranjera neta a septiembre, $us 1.366 millones, y el 50,32% de las exportaciones a noviembre, $us 11.138 millones.

Dudan de  ley en año electoral

Privados

“Venimos pidiendo la norma desde 2007 para lanzar la exploración, pero es muy difícil que saquen una nueva Ley de Hidrocarburos en un año tan político como el que vamos a tener”, consideró el presidente de la Cámara Boliviana de Hidrocarburos y Energía (CBHE), Carlos Delius.

Trabas

El presidente de YPFB, Carlos Villegas, dijo que otros obstáculos en la actividad hidrocarburífera del país están relacionados con la obtención de la licencia ambiental, así como la consulta y participación a pueblos indígenas.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia