El Financiero

‘Luchar contra la pobreza se puede, pero no somos solución a la pobreza’

Kurt Koenigsfest - Es Gerente General de BancoSol y conversó con La Razón sobre el impacto de ser pioneros en el desarrollo de la industria de las microfinanzas en el país. Las cifras frías de crecimiento del banco no las reconoce sin destacar el trabajo del microempresario boliviano. Se le ilumina el rostro cuando menciona a las ‘famiempresas’ y al millón y medio de emprendimientos que están en marcha. Les falta llegar al área rural y admite que están en un proceso de aprendizaje.

La Razón / Svetlana Salvatierra

00:00 / 18 de marzo de 2012

— BancoSol continúa siendo líder en el mundo en microfinanzas, ¿por qué?

— Es una pregunta que continuamente nos hacemos para saber si seguimos abriendo senda. Hablando con los fundadores me decían que “ojalá alguien sea así de loco y nos siga para que rompan paradigmas y entren a segmentos de mercado que nadie antes se había atrevido”. Antes de BancoSol no había una industria de microfinanzas como en la actualidad. Fuimos los pioneros y precursores. Luego vinieron otros fondos financieros y otras instituciones que se convirtieron en banco. Nosotros nos mantuvimos fieles a lo que es microcrédito; los demás incorporan en su cartera a la pequeña y mediana empresa; ya no son préstamos pequeñitos de $us 3.000 o menos. Prestamos a la microempresa, es nuestra esencia.  

— ¿Cuál el impacto?

— En Bolivia hay $us 2.600 millones prestados en microcrédito (miembros de Asofin), es el 13% del Producto Interno Bruto (PIB). Ningún país tiene una industria con este porcentaje. Como BancoSol tenemos el 23% de esa cartera. Desembolsamos $us 2.000 millones en 20 años y nos han devuelto el 90%. Esto significó un millón y medio de proyectos de microempresa, de ideas, emprendimientos, iniciativas que necesitaban $us 200 para iniciar su negocio y hoy son negocios en marcha. A algunos no les fue bien. Fuimos los primeros en dar banca por celular, internet y desplazar agencias móviles

— ¿Qué se entiende por microcrédito en la actualidad? 

— Microcrédito son operaciones de capital de trabajo o de inversión a empresas del sector informal que se manejan en un esquema de un monto pequeño. Para BancoSol es hasta $us 3.000. La entidad reguladora (Asfi) no tiene un monto determinado. El PIB per cápita del país es de $us 2.000 al año; si prestamos el equivalente a una microempresa, entonces eso es microcrédito. 

— El modelo de microfinanzas permitió que se genere una cultura de ahorro en este segmento de la población boliviana...

— Si vemos la historia de los depósitos en BancoSol, en 2000 teníamos $us 11 millones en cajas de ahorro y al cierre del año pasado tenemos $us 180 millones. 

— ¿Qué tipo de clientes?

— Son clientes de la microempresa; están en los sectores comercio, servicios (casi 80% es transporte) y productivo. El 8% de la cartera es rural. Nuestros clientes son lo que denominamos “famiempresa”, donde trabajan los esposos, hijos, sobrinos y otros familiares. Los depositantes son los mismos. Hoy el 55% son hombres, en el principio todas eran mujeres y se prestaban en grupos solidarios.

— ¿Los préstamos a grupos solidarios se mantienen?

— Un 3% de nuestra cartera es solidaria. Esto por el mercado,  porque apareció el crédito individual. Ahora hay competencia.

— ¿Cómo la enfrentan?

— La competencia es durísima en Bolivia en relación al mundo. No-sotros crecimos en 25% y otros en 35% y 70%. La mora es baja. Esta situación es estudiada permanentemente. La competencia está en el día a día, nos hizo instituciones  eficientes, con la más baja tasa de interés de América Latina y estar atentos al cliente y mercado. 

— ¿Acompaña la regulación?

— Sí. Lo primero que hizo la regulación en Bolivia es reconocer el microcrédito como tal, en otros países es una de las grandes trabas, como en Chile que no entienden cómo es posible que presten a gente sin papeleta de pago. Trabajamos con la lógica financiera de nuestros clientes.

— ¿Han copiado el modelo de BancoSol?

— En América Latina, las buenas instituciones de microfinanzas están en Bolivia, Perú, Ecuador, México y recientemente en Paraguay. Llama la atención que no hay mucho microcrédito en Brasil, Argentina y Chile. 

— ¿Cuál su fortaleza? 

— Antes se manejaban con donaciones. BancoSol se maneja como un banco comercial, sostenible, con sus propios recursos, actividad y desempeño. Eso había que demostrar que era posible y sobrevivir en el intento. Hoy el banco tiene $us 620 millones en préstamos. No fuimos un modelo asistencialista, ese es el mayor logro.

— ¿Se arriesgaron por el millón y medio de emprendimientos?

— Una época difícil fue en 2001, con clientes sobreendeudados y un mercado en recesión. Hicimos ajustes, se achicó el banco, despedimos personal. Las épocas buenas fueron de 1998 a 1992 (nace el banco) al demostrar que sí se podía hacer. Y en la época actual, al país le va bien en los últimos dos años y los bancos reflejan eso.

— ¿El reto principal?

— Seguir creciendo a las tasas actuales. Hay una presión para tener más personal y capital; también del tamaño del país. Si somos chiquitos no vamos a poder seguir luchando contra la pobreza. Para ser relevantes tenemos que ser grandes. El banco tiene que ser una mezcla urbano-rural y tiene que haber salido de Bolivia; tiene que haber BancoSoles fuera del país manejados por nosotros en lugares como Brasil o Argentina y otros donde vamos a competir.

— ¿La banca puede luchar contra la pobreza?

— Se puede. No somos la solución a la pobreza, pero sí ayudamos a que la gente tenga instrumentos para mejorar su vida.

Perfil

Nombre: Kurt Koenigsfest Profesión:Administrador de Empresas Cargo:Gerente General de BancoSol

Administrador experto en microfinanzasPaceño. Culminó sus estudios universitarios en Administración de Empresas y Finanzas en la Universidad de North Texas en Estados Unidos. Entre 1989 y 1999 desempeñó varios cargos en varias entidades del sistema financiero boliviano (Banco de La Paz que ya cerró y en el Banco Nacional de Bolivia) en las áreas correspondientes a créditos, desarrollo de negocios y nuevos productos. Asume como Gerente General de BancoSol en el 2000. En su gestión se observa que la innovación y uso de las nuevas tecnologías es clave para un banco de microfinanzas que siempre debe estar atento a escuchar las necesidades de sus clientes microempresarios. Fue presidente del directorio de la Asociación de Instituciones de Microfinanzas (Asofin) del 2004 al 2007. Desde el año pasado también asumió las funciones de presidente de la Asociación de Bancos Privados de Bolivia (Asoban).

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia