El Financiero

Manq’a formará a 3.000 jóvenes alteños para una vida con sabor

Oportunidad. Este año se abrirán cuatro escuelas de gastronomía en El Alto

Preparación. Algunos integrantes de la escuela gastronómica de Gustu serán instructores del proyecto Manq’a. Foto: Miguel Carrasco

Preparación. Algunos integrantes de la escuela gastronómica de Gustu serán instructores del proyecto Manq’a. Foto: Miguel Carrasco

La Razón (Edición Impresa) / Aline Quispe / La Paz

00:00 / 08 de junio de 2014

Unos 3.000 jóvenes alteños de escasos recursos conseguirán un trabajo o iniciarán un negocio propio gracias al proyecto Manq’a, que los capacitará en el arte de la gastronomía, iniciativa que se concretará en tres años. Para ello, este año se abrirán cuatro de sus 14 escuelas de cocina.

El proyecto, que empezó sus actividades el 2 de junio, es ejecutado por la organización sin fines de lucro Melting Pot Bolivia con apoyo del CAF-Banco de Desarrollo de América Latina, ICCO Cooperación Sudamérica e i3 Impacto Social con el fin de mejorar la calidad de vida de la población alteña bajo los principios de equidad de género, interculturalidad y seguridad alimentaria.

El director de Melting Pot Bolivia, Michelangelo Cestari, indicó que este 17 de junio se inaugurará la primera de las cuatro escuelas Manq’a (vocablo aymara que significa comida) que se implementarán este 2014.

La primera escuela está situada en la urbanización Santa Isabel y las otras tres en las zonas 1° de Mayo, Franz Tamayo y Santa Rosa.

Melting Pot Bolivia, fundada por Claus Meyer, empresario danés propietario del restaurante y escuela de cocina Gustu, busca valorizar y aprovechar la riqueza y potencial de la cultura culinaria boliviana para posicionarla en el ámbito mundial y generar un turismo gastronómico hacia el país.

Cestari precisó que los estudiantes de entre 16 y 28 años se formarán sobre todo en la gastronomía local y pasarán cursos de panadería, pastelería y cocina internacional. Las clases se realizarán por las mañanas y tardes. Explicó que las escuelas Manq’a seguirán la filosofía de la escuela gastronómica Gustu, que forma a 27 jóvenes bolivianos de escasos recursos en actividades culinarias con el propósito de impulsar la constante renovación y valorización de la cocina local. “Se aplicará un modelo de enseñanza-aprendizaje 100% práctico para que tengan conocimientos que les permitan tener un empleo”, indicó.

Apuntó que la organización contrató a dos chefs profesionales para que enseñen en las escuelas. Además, ocho de los 27 jóvenes de la escuela Gustu, que se graduarán en agosto, apoyarán a los profesores de las escuelas como instructores.

Detalló que los productos que preparen los estudiantes en las clases de cocina y panadería se ofertarán en las escuelas Manq’a, que a la vez funcionarán como comedores populares y cafeterías que generarán ingresos, donde los vecinos de cada zona se podrán alimentar de manera sana y nutritiva, con el uso adecuado de ingredientes locales y la mejora de los hábitos de consumo familiar.

“La idea es que el proyecto tenga resultados inmediatos y sea sostenible económicamente”, subrayó.

El representante de CAF en Bolivia, Emilio Uquillas, dijo que en la primera fase se beneficiarán a 740 jóvenes que adquirirán capacidades para la generación de ingresos y emprendedurismo con un potencial de desarrollo turístico y productor de nuevas fuentes de ingreso.

Agregó que el proyecto también brindará charlas y talleres de orientación sobre higiene y nutrición a los vecinos, dueños de negocios gastronómicos y vendedores ambulantes.

Más datos sobre el proyecto

impulsoSe decidió capacitar a jóvenes alteños porque, aunque pertenecen a segmentos vulnerables, tienen muchas ganas de superarse. “Con las escuelas se prevé crear un ejército de cocineros de primer nivel enfocados en la comida nacional”, manifestó Cestari. alcanceEstos jóvenes pueden seguir estudiando en la escuela gastronómica de Gustu, ser instructores en las escuelas Manq’a o iniciar su negocio porque “estamos convencidos de que podemos cambiar el mundo a través de la comida”, expresó.

Un proyecto con enfoque regional

El CAF-Banco de Desarrollo de América Latina prevé que la capacitación en gastronomía a jóvenes de sectores vulnerables se extienda a nivel local e internacional. Con el proyecto Manq’a se busca desarrollar las economías rurales en las que los consumidores y pequeños productores se conectarán a través de las cocinas locales.  

El representante de la CAF en Bolivia, Emilio Uquillas, indicó que la educación y la formación de calidad son instrumentos eficaces para el desarrollo de capital humano y herramientas fundamentales para lograr equidad social. Por ello, se apoya a las escuelas Manq’a que darán a jóvenes alteños la oportunidad de insertarse al mundo laboral o crear emprendimientos propios.

Aseguró que se prevé que los egresados hallen ofertas laborales en varios restaurantes de El Alto y de otras urbes a fin de fortalecer el “desarrollo de la gastronomía boliviana” y posicionarla en el mundo. En esa línea, abrió la posibilidad de ampliar el proyecto para que “se extienda a otras urbes de Bolivia y a otros países de la región”.

En tanto, el director de Melting Pot Bolivia, Michelangelo Cestari, indicó que con el proyecto se desarrollará las economías locales pues en las escuelas usarán alimentos de pequeños agricultores bolivianos.

El asesor en Comunicación de ICCO Cooperación Sudamérica, Christian Dorado, indicó que se incrementará el consumo de los productos locales, así como su valor. Detalló que en los tres años de la iniciativa se estima elaborar 250 platillos de comida  y la compra de alimentos beneficiarán a 400 familias de los pequeños agricultores.

La CAF brindará educación financiera a los jóvenes para que si inician su negocio conozcan todas las herramientas de administración y manejo económico de éstos.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia