El Financiero

Monedas de América Latina sufren la presión de EEUU

Ajustes económicos inquietan también a la región

Argentina. Un hombre y su hijo observan precios de ropa en una vitrina.

Argentina. Un hombre y su hijo observan precios de ropa en una vitrina. Foto: EFE

La Razón (Edición Impresa) / AFP / Brasilia

00:00 / 09 de febrero de 2014

Las monedas de América Latina continuarán bajo presión, no solo arrastradas por el retiro gradual de estímulos monetarios en Estados Unidos, que quita la liquidez en dólares, sino también por algunos ajustes en sus economías que inquietan a sus mercados.

La Reserva Federal de EEUU (Fed) anunció días atrás que seguirá reduciendo progresivamente las inyecciones de liquidez, en medio de una aceleración de la actividad económica estadounidense, aunque mantuvo la tasa de interés referencial cercana a cero.

La decisión se mantuvo en los términos esperados por el mercado. “La Fed ha dejado claro que la intención es continuar con ese ritmo de recortes de $us 10.000 millones”, comentó el economista brasileño José de Lima Gonçalvez.

La nueva política de la Fed “está restringiendo alguna liquidez en el mercado”, y con menos dólares, la divisa estadounidense tiende a ganar valor frente a las monedas emergentes, destaca el economista chileno Hernán Frigolet. En esta situación, explicó, monedas como el real brasileño, que fue una de las que más se apreció en años de bonanza con altos precios de materias primas y grandes inversiones, ahora sientan con mayor fuerza esta presión bajista, que afecta a los países emergentes en general.

La moneda brasileña ha perdido 12,96% en 2013. En 2011, había llegado a su mayor valor en 12 años, a 1,54 reales por dólar. Por su lado, el peso chileno perdió 8,97% en 2013, mientras que el sol peruano retrocedió 9,1% ese año y el peso mexicano cedió 2,99%.

Políticas “Muchos se olvidan que las monedas emergentes aún se muestran sobrevaluadas si se compara con como estuvieron hace diez años”, dijo Pedro Tuesta, de la consultora de mercados 4CAST en Estados Unidos.

La política de la Fed no sorprendió a los inversionistas, y en parte ya fue prevista y asimilada por el mercado con la desvalorización reciente de las monedas, recuerda Gonçalves. Pero otras cuestiones abren un panorama de mayor presión a las monedas en la región, como una perspectiva de menores precios de los “commodities” (bienes primarios con demanda internacional) que impulsaron sus economías, y un mercado chino más contenido.

“Con esta menor liquidez en la economía de Estados Unidos es probable que los precios de las materias primas como el petróleo empiecen si no a bajar, al menos a no seguir subiendo. Para Venezuela eso puede significar que los precios petroleros se sigan manteniendo entre $us 95 y 96 por barril o un poco hacia abajo, lo cual representa una pérdida de ingresos en dólares para el país”, afirma José Guerra, exdirector del Banco Central de Venezuela.

Para algunos analistas, lo que ayuda a mantener esas presiones sobre las monedas tiene que ver con el desempeño de algunas economías latinoamericanas.

“En Brasil, hay un desequilibrio macroeconómico importante. Las tasas de interés son altas pero la inflación también, y eso va a afectar a su crecimiento, que ha sido muy moderado en los últimos años”, y que genera dudas en los capitales que temen que la situación se complique, dijo Sergio Tricio, jefe de Estudios para Mercados Emergentes de Forex Chile.

La atención sobre América Latina se aceleró con la situación de Argentina, que acaba de retirar de forma parcial el cepo a la compra de dólares tras una brusca devaluación de alrededor del 15% del peso a fines de enero. “Cuando Argentina se resfría, nosotros nos engripamos”, dijo la primera dama de Uruguay, Lucía Topolansky, al hacer referencia al impacto de las medidas adoptadas por Buenos Aires en la economía uruguaya.

“Hay una aversión al riesgo general. Es una medida en cadena, genera incertidumbre la salida de capitales que deje de sostener a las monedas locales”, precisó Tuesta.

Aun así, tras años de bonanza, una parte de esos países mantienen una solidez con la que defenderse ante un eventual empeoramiento de la aversión al riesgo en los emergentes, caso de Brasil con sus reservas elevadas y una deuda externa moderada, y de México, Chile, Colombia y Perú con cuentas fiscales ordenadas.

“Se espera que en México sea mucho menor el efecto de la decisión de la Fed en el tipo de cambio, en comparación con otros países emergentes como Brasil, India, Sudáfrica”, dijo Jonathan Heath, experto en economía de la Universidad Autónoma de México.

Más frágiles son “Argentina y Venezuela, con problemas económicos internos” cuya génesis ha sido independiente de la decisión adoptada por la Fed, agregó Tricio.

Boliviano mantiene estabilidad

Variación

Una apreciación o depreciación del boliviano dependerá de la evolución de las economías de los países vecinos, según informó el Banco Central de Bolivia.

Moneda

La cotización de la moneda nacional respecto al dólar estadounidense se ha mantenido fija desde el 2 de noviembre de 2011 en Bs 6,96 para la venta.

Disposición

Como en los últimos dos, la Ley Financial de este año establece una variación del tipo de cambio +-10%. El Gobierno aseguró que la divisa aún seguirá estable.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia