El Financiero

Motor de 60 hp hará volar este año el helicóptero de los Cancari

Los 250 kilos de la nave se elevarán unos 20 centímetros al terminar 2014

La Razón (Edición Impresa) / Marilyn Choque / La Paz

00:00 / 14 de septiembre de 2014

A casi tres años del inicio de su fabricación en El Alto, el helicóptero experimental de la familia Cancari tiene un avance del 95% y está casi listo para volar. Sus proyectistas anunciaron que la nave despegará este año impulsada por un motor de 60 hp.

Emocionados, Jaime Cancari y sus hijos Hugo y Franklin, niqueladores y cromadores de profesión, informaron a los periodistas de La Razón que su proyecto está a punto de concluir y que los 250 kilos del helicóptero se elevarán unos 20 centímetros a fin de año.

Los proyectistas trabajan en su domicilio de la Urbanización Mercurio del Distrito 4 de El Alto. Allí instalaron un pequeño taller alejado del bullicio de la ciudad, donde sueñan con instalar primero, una fábrica de helicópteros, luego, una de automóviles y, después, otra de motores y tractores.

“Compramos un motor de 60 caballos de fuerza (hp). Nos ha costado mucho hacerlo funcionar, pero ya está preparado para levantar hasta dos personas. Solo falta probar la parte del fluido de sustentación del helicóptero”, explicó Hugo, hijo mayor de los Cancari.

El helicóptero tiene una estructura de aluminio. Las puertas de la cabina, el fuselaje, el techo, la carcasa y el encaje del motor son de fibra de vidrio. Solo falta terminar parte de la estructura y probar el eje de rotación, las bisagras de batimiento, las palas, la resistencia de la varilla de control del ángulo de ataque, el rotor de cola y la placa de inclinación del eje del rotor.

Hugo recordó que lo más complicado fue resolver la coordinación de los mandos de la cola, la que tiene el objetivo de impulsar la nave en el momento del despegue y controlar sus movimientos de izquierda a derecha.

Hugo y Franklin estudiaron temas relacionados con fluidos y aerodinámica para hacer realidad el sueño de su padre —construir una nave— y durante todo este tiempo estudiaron 15 libros, aplicando las fórmulas, técnicas y lecciones plasmadas en cada ejemplar a medida que los leían.

El principal problema que deben enfrentar es la falta de recursos económicos. Los emprendedores aún esperan la colaboración voluntaria de las autoridades o empresarios del país para agilizar su trabajo, apoyo que todavía no llega pese a ofertas como una del alcalde de El Alto, Édgar Patana.

Algunos detalles de la máquina

Estructura

Es de aluminio, las puertas de la cabina, el fuselaje, el techo y la carcasa serán fabricados de fibra de vidrio. El parabrisas tendrá vidrio templado.

Material

Los componentes que se utilizan en la construcción de la nave son de origen nacional, las “únicas” opciones que  hay en el mercado alteño.

Los vecinos de la familia Cancari dudan del proyecto

Las personas que viven cerca del taller donde Jaime Cancari y sus hijos construyen su sueño aún se ven sorprendidas y no creen que “Cancari helicópteros” pueda ser una realidad, porque los artesanos no tienen título ni estudios superiores que  avalen su  emprendimiento. “Los Cancari, viven allá (en la avenida Calacoto de El Alto), en su taller donde están jugando. Yo no creo que funcione ese helicóptero”, dijo uno de los vecinos ante la pregunta de los periodistas de La Razón sobre el lugar en el que se ubica el taller de los niqueladores.

Ya en la casa de los proyectistas, los vecinos al oír el motor se detienen por unos momentos y observan como esperando una señal para el despegue de la nave. Hugo Cancari, el hijo mayor de la familia, dijo que sus vecinos piensan que la nave “llegará a los cielos”, pero “no es así, porque es un helicóptero experimental. “Nuestra meta es que se eleve” 20 cm, dijo.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia