El Financiero

Motorizados de 2 ruedas se acrecientan en Oruro

Unas 8.000 motocicletas circulan hoy por el municipio. Se calcula que 20% es de contrabando

La Razón (Edición Impresa) / Juan Mejía / Oruro

00:00 / 31 de agosto de 2014

La moto “es un transporte que se ha popularizado en los últimos años por su bajo costo y la comodidad que ofrece”, explicó Nipur Portillo, encargado de la División Unidad de Vehículos de Oruro, municipio en el que circulan cerca de 8.000 motocicletas, cerca del 20% de forma ilegal.

Datos de la División de Registro de Vehículos de la Dirección Departamental de Transporte de Tránsito de Oruro dan cuenta de que año tras año el número de motocicletas que se matriculan en el municipio se ha incrementado, de 14 en 1998 a 228 a julio de este año, haciendo un total de 5.306 motos identificadas.

Sin embargo, según información de la Unidad de Vehículos del Gobierno Autónomo Municipal de Oruro (DUV-GAMO), de los cerca de 70.000 motorizados registrados en el municipio, 6.154 corresponden a motos particulares y 319 a oficiales, haciendo un total de 6.473 motocicletas que cuentan con su Registro Único Automotor (RUA) y circulan por la ciudad con una placa de identificación.

“Cada mes entregamos el RUA a unos 100 propietarios. La mayoría presenta factura de compra de una importadora de Cochabamba”, señaló el funcionario de la DUV-GAMO.

Ni Tránsito ni la Unidad de Vehículos del municipio cuentan con datos del número de motos que circulan ilegalmente en Oruro, aunque se presume que unas 2.000 motocicletas no tienen RUA o placa de circulación, por lo que se considera que fueron internadas vía contrabando.

En Oruro, por lo menos hay cinco importadoras de motocicletas: K’acha y USM comercializan estos vehículos en las tiendas, mientras que Cronos, Pegasus y Edwin Motor’s llevan sus modelos a la feria de auto-venta instalada los miércoles y sábados de cada semana en la zona norte de la ciudad, donde se observa una gran cantidad de motos de todas las marcas.

“Aquí vendemos unas 20 unidades a la semana, de las que cuatro o cinco son compradas por gente del interior, en especial de las minas, del campo y de la parte sur del país, quienes después de comprar una moto se van manejando a sus lugares”, comentó Marco Soliz, representante de la importadora Cronos Motors.

COMERCIALIZACIÓN. El costo de las motos en esta feria oscila entre $us 920 y 1.700 con papeles en regla, un casco, documento de verificación de la Dirección Departamental de Prevención y Robo de Vehículos (Diprove) y una garantía de tres años.

“Me compré esta motito XR Montero de 300 de cilindrada con Bs 11.000 ($us 1.580) para trabajar en Villazón. Ahora me voy a ir manejando hasta allá”, dijo Elmer Capurata, orgulloso propietario que se aprestaba a montar en su nueva adquisición.

Otro comprador también ya estaba listo para irse del lugar manejando hasta Challapata. “Me costó unos Bs 11.800 ($us 1.695), es una XR Montero, es para ir al campo, en eso voy a utilizarla”, se apresuró a decir Ángel Tito, mientras se colocaba el casco.

“¿Cuánto cuesta la moto?”, preguntaba otro comprador. “Yo necesito una buena moto para viajar desde Sacaca hasta la escuela donde trabajo; a pie tardo en llegar una hora más o menos, pero en moto voy a llegar seguro en unos 10 a 15 minutos”, dijo un profesor que desempeña sus funciones en el norte de Potosí y que prefirió mantener su nombre en reserva.

Según el importador Fernando Montecinos, los compradores llegan a la feria desde Sucre, Villazón, Tupiza y desde las minas del sur (Tasna Rosario, Chorolque, Tatasi) y del campo, pero también universitarios. “La marca preferida es la coreana Pegasus, aunque las chinas XR Montero y K’acha también se venden”, explicó.

Edwin Motor’s vende motos de la marca K’acha (“lindo”, en español). “Es una marca exclusiva, porque hemos viajado hasta la China para  encargar la fabricación de motos con esta marca y al año importamos entre 50 y 150 unidades”, indicó la propietaria de la importadora, Reyna Rodríguez, a tiempo de señalar que preparan la compra de motocarros.

En la feria también se observan en exposición motos Yamati, Kingo, Fénix, USM, Kayao, Trueno, Sonic, Haojin, Cronos, Taurus y Pegasus, todas de fabricación china o coreana. “Los importadores viajamos hasta estos países para encargar la fabricación de motos y con la marca de nuestra preferencia”, comentó Montecinos.

Este vehículo tiene varios usos. Por ejemplo, los universitarios las utilizan para ir a clases, los mineros y profesores para viajar a los centros donde trabajan y los comunarios para trasladarse hacia otras poblaciones o para usarlas como mototaxis, un servicio que es popular en Oruro.

Tránsito reconoce que estos transportistas en algunos casos conducen sin cumplir el reglamento de uso de este vehículo, como ser casco, placa de circulación o licencia de conducir. Los acompañantes, de su parte, tampoco usan casco. Este problema también se observa en uniformados de las Fuerzas Armadas y la Policía que conducen este tipo de vehículos.

Puntos de venta ilegal

Las poblaciones donde se comercializan motos “chutas” son Patacamaya, Challapata y Caracollo. “A esos lugares llegan motos de contrabando, en especial a Patacamaya, y nadie hace nada para frenar (este delito) ni la Aduana”, lamentó un importador que prefirió no dar su nombre.

Motocicletas dan empleo en la frontera con Brasil

Gabriela Imaña - El transporte en mototaxis y el comercio de productos provenientes del Brasil son las principales fuentes de trabajo en Guayaramerín (Beni) y Cobija (Pando), ambas ciudades colindantes con ese país.

“Son 15 años que trabajo de mototaxista. Es un negocio que me da para vivir”, indicó a La Razón Rolando Languidey, habitante de la ciudad beniana, que cada día, durante ocho horas, transporta a los residentes y a los visitantes que llegan al municipio.

El beniano manifestó que el transporte motorizado de dos ruedas en esa región es generalmente para dos personas, aunque existen vehículos adaptados para llevar hasta tres pasajeros.

“Cada cierto tiempo cambiamos de motocicletas, porque con el peso de la gente que llevamos, a veces más de tres, se arruinan nuestros vehículos. El costo del pasajes está entre los Bs 3 y 5, dependiendo del tramo que se recorra”, sostuvo el mototaxista.

Un comerciante de cerveza en Cobija contó que la población prefiere desplazarse en la capital pandina en los taxis de dos ruedas, principalmente por la calor de la región, que en algunas épocas del año llega hasta los 40 grados. “Más del 60% del transporte en Cobija se hace en motocicletas. Es más económico”, dijo el comerciante, que prefirió no dar su nombre.

Santa Cruz lidera el uso de las motos   en el país

Gabriela Imaña - El departamento de Santa Cruz lidera el empleo de motocicletas en el territorio nacional con el 38% de todos los motorizados de dos ruedas, mientras que Pando es el que presenta un mayor crecimiento en la adquisición de este transporte (118%).

Datos del Registro Único para la Administración Tributaria Municipal (RUAT) proporcionados a La Razón dan cuenta de que el año pasado se registraron 221.217 motocicletas en el país, de las cuales el 38% está en Santa Cruz, 26% en Cochabamba y 11% en La Paz. Entre 2012 y 2013, el registro de motocicletas se incrementó en 33,2%. (Ver infografía)

El informe indica que hasta el primer semestre de 2014 se registraron 27.625 motocicletas, lo que significa que actualmente hay 248.842 legales circulando por el territorio nacional.

Respecto al crecimiento de estos vehículos por departamento, Pando fue el que registró un mayor incremento entre una gestión y otra (118%), pasando de 359 unidades en 2012 a 785 en 2013.

Este medio pudo evidenciar que en la frontera con Brasil (Beni y Pando) el transporte más usado es el de mototaxis. Sin embargo, gran parte de estos vehículos circulan sin placa o con las denominadas placas Zofra-Cobija. (Zona Franca-Cobija), otorgadas por el gobierno municipal de esa región.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia