El Financiero

Negocios que reponen fuerzas

Oportunidad. Empresas de catering se especializan en la atención a constructores.

Alimentación. Dos trabajadores que levantan un inmueble en la zona de Alto Irpavi (La Paz) toman un descanso. Foto: Jorge Castel

Alimentación. Dos trabajadores que levantan un inmueble en la zona de Alto Irpavi (La Paz) toman un descanso. Foto: Jorge Castel

La Razón (Edición Impresa) / Jorge Castel / La Paz

20:23 / 20 de junio de 2017

Llega el mediodía y un grupo de albañiles hace una pausa para reponer fuerzas y “devorar” un almuerzo preparado especialmente para ellos por un negocio de catering, un emprendimiento que al igual que otros surgió con el crecimiento de la construcción.

“Lo que necesitan los albañiles es una alta cantidad de carbohidratos y proteínas, no mucha fibra porque si fuera así irían constantemente al baño”, afirma la nutricionista Jhesenia Huanuco, gerente general de la cruceña Bio Nutri.

“Les damos comida más pesada, como el frijol y la lenteja, porque” la construcción “es un trabajo en el que se hace mucho esfuerzo, y complementamos con una ensalada para que se mantengan bien alimentados”, detalla a su vez Claudia Márquez, gerente propietaria de la igualmente oriental Catering Claudia.

Otra emprendedora que conoce de este mercado es Martha Torrico, dueña del servicio paceño Miroslav Food, que también atiende el comedor de la normal Simón Bolívar y entrega pedidos de comida para trabajadores de carga de una empresa en El Alto.

“Llevamos un menú especial porque, como su trabajo es fuerte y duro, tenemos que llevarles algo que les restituya” la energía gastada. “Los cargadores y albañiles solo comen sopas consistentes, como las laguas de chuño. Después, el segundo siempre debe tener carbohidratos, arroz o fideos, verduras y carne”, cuenta Torrico, quien además asegura que la demanda por este tipo de servicio aumentó hace más de dos años.

Urubó. Un grupo de constructores saborea los almuerzos entregados por personal de Catering Claudia.

Márquez recuerda que encontró atractivo el mercado hace seis años, cuando comenzó el boom de la construcción en el Urubó, una zona alejada de la capital. Las personas que acuden en Santa Cruz a los servicios de catering especializado en constructores “trabajan todo el día y están lejos de la ciudad, generalmente en el Urubó, donde si encuentran comida cuesta caro”, afirma la emprendedora, que atiende además pedidos del Parque Industrial y de la Universidad Gabriel René Moreno.

“Nosotros les ofrecemos llevarles hasta la obra sopa y segundo por un precio económico” de Bs 14, que se puede pagar de forma semanal o quincenal. El servicio ofrece de lunes a jueves sopas de trigo, fideo, quinua, arroz, zapallo y maní, e intercala los segundos secos y con jugo. “Los viernes siempre tratamos de que sea” algo más especial, como “carne de chancho, pollo al horno o asado vallegrandino”, afirma Márquez.

“También es importante saber de dónde son los albañiles”, recomienda Huanuco. Por ejemplo, los cruceños piden arroz, yuca y pasta; mientras que los paceños, cochabambinos y orureños —que son los de mayor número en la construcción de Santa Cruz— prefieren papa, chuño, camote, choclo y maíz. Eso sí, cada plato “siempre tiene que estar acompañado de proteína y ensalada”, además de “jugos tradicionales y de temporada”, subraya. Servicio. “Cuando un obrero recibe una buena alimentación rinde mucho más”, indica la nutricionista, quien comercializa su menú a un precio de Bs 20. “El trabajo arranca a las 04.00 porque todo tiene que estar listo a las 11.00, y realizamos la última entrega a las 12.00, para que la comida llegue caliente”, cuenta Márquez.

“Los albañiles se van a la cantidad y no a la calidad”, considera por su parte Alejandra Rojas, del catering “Como en Casa”, que prefirió no ingresar a este mercado.

“El negocio es bueno dependiendo de dónde sea, de qué clase de comida quieran y del precio”, afirma a su vez Torrico, quien cobra Bs 13 por cada plato “constructor” diseñado por un nutricionista.

Avance de la edificación en el país

  • Tendencia

En los últimos 11 años, la construcción ha sido uno de los principales motores de la economía y registró en todo ese tiempo un crecimiento mayor al del PIB de Bolivia.

  • Generación

La construcción emplea de forma directa a unas 300.000 personas, una cifra que la convierte en el cuarto mayor generador de fuentes de trabajo en el país..

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia