El Financiero

Niños pintan sus sueños en castillos de cartón

Niños y niñas del país pueden armar su propio rincón de juegos con castillos, casas, locomotoras y autos de cartón gracias a Teka, una empresa que se decidió a importar una nueva línea de juguetes ecológicos que sean una alternativa a los de plástico y al entretenimiento electrónico.

Vista de las casas y juguetes de cartón que Teca presentó en el Campo Ferial de La Paz.

Vista de las casas y juguetes de cartón que Teca presentó en el Campo Ferial de La Paz. Foto: Pedro Laguna archivo

La Razón (Edición Impresa) / Gabriela Imaña, Wálter Vásquez / La Paz

00:00 / 14 de diciembre de 2014

Niños y niñas del país pueden armar su propio rincón de juegos con castillos, casas, locomotoras y autos de cartón gracias a Teka, una empresa que se decidió a importar una nueva línea de juguetes ecológicos que sean una alternativa a los de plástico y al entretenimiento electrónico.

"Los niños de 3 a 8 años que quieren jugar con sus hermanos, primos o amiguitos pueden plasmar su creatividad y sus pensamientos fantásticos coloreando su propia casita o castillo” de cartón, dijo Miguel Cardona, representante de la importadora Teka, empresa que hace un mes trajo a Bolivia esta línea de juguetes grandes y didácticos.

Existen siete tipos de juguetes, cada uno viene con sus dibujos preimpresos en fondo blanco, que una vez armados pueden ser coloreados con marcadores, crayones, lápices de color, témperas, acuarelas y pinturas a dedo. El precio promedio es de Bs 200.

La Mansión, el más grande de todos los juguetes (130 cm de largo por 130 cm de ancho x 150 cm de alto); el Castillo, “para ser habitado por princesas y defendido por valientes caballeros” (93x93x107); la Carroza, con puertas y ventanas que se pueden abrir (126x62x85); y la Locomotora, un modelo clásico con puertas abatibles (133x80x108), son parte de la oferta.

El origami (arte japonés que consiste en el plegado de papel para obtener esculturas de ese material) da origen a estos juguetes, aplicando la técnica de troquelado e impresión para facilitar el armado. Es por este motivo que la vanguardia en este tipo de juguetes la llevan los países asiáticos, actuales proveedores de Europa y América, llegando en esta temporada “para el pleno disfrute de las familias y especialmente de los niños”, explicó Cardona.

“La nuevas tecnologías electrónicas, televisión, videojuegos, internet, están mermando la actividad física de todos y especialmente de los niños. Estos juguetes de cartón sirven para que ellos puedan divertirse, afinen su motricidad y desarrollen su sentido artístico y la interacción con sus padres”.

Entretenimiento. Las piezas se pueden ensamblar sin necesidad de grapas ni adhesivos en un tiempo de entre 15 a 20 minutos. “Es tan fácil su armado que tanto los niños, como los padres y los abuelitos, disfrutan al ver cómo las piezas ya troqueladas de cartón se van uniendo y formando un castillo medieval, una casa, una locomotora, una carroza o un avión”, expresó.

El material utilizado en estos juguetes es 100% cartón reforzado, totalmente reciclable. Si bien en el mercado de hoy existen juguetes grandes, de plástico y  para jardín a precios altos, éstos son voluminosos casi imposibles de personalizarlos. Los castillos de cartón son mucho más económicos y pueden estar en cualquier habitación de la casa o departamento. Éstos se pueden desarmar fácilmente y guardarlos nuevamente en sus cajas, hasta la próxima reunión de niños”.

Los puntos de venta en la paz

Los juguetes de cartón pueden ser adquiridos en las agencias de supermercados Ketal, en la tienda Pinocho (entre las calles Potosí y Yanacocha), en la Librería Salvador (Av. García Lanza, entre calles 14 y 15 de Achumani), en Tram Bolivia (en el Centro Gran Plaza de Ciudad Satélite) y en la feria de Navidad que se instaló en el Campo Ferial de La Paz Chuquiago Marka.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia