El Financiero

ONU debatirá en diciembre si debería o no controlar internet

La UIT convocará a la Conferencia Mundial de Telecomunicaciones Internacionales que se realizará en Dubái del 3 al 14 de diciembre para revisar el actual reglamento de las telecomunicaciones, vigente desde 1988

Acceso. Jóvenes en una sala de internet; desde sus computadoras pueden acceder a las redes sociales.

Acceso. Jóvenes en una sala de internet; desde sus computadoras pueden acceder a las redes sociales. Foto: es.wikipedia.org

La Razón / Svetlana Salvatierra

00:00 / 04 de noviembre de 2012

“Se espera que sea la madre de las batallas ciberdiplomáticas, cuando los delegados se reúnan en diciembre, en Dubái, para una críptica reunión de Naciones Unidas”, dice la AFP sobre la cita en la que la ONU debatirá la pertinencia o no de controlar la red.

Habrá una lucha sobre las propuestas para reescribir las reglas globales de telecomunicación de forma que, efectivamente, la Organización de las Naciones Unidas (ONU) pueda obtener el control sobre internet, agrega.

“A solicitud de nuestros miembros, la Unión Internacional de las Telecomunicaciones (UIT) convocará a la Conferencia Mundial de Telecomunicaciones Internacionales (CMTI) en Dubái (Emiratos Árabes Unidos), del 3 al 14 de diciembre de 2012”, se difunde en el sitio www.itu.int

“Rusia, China y otros países respaldan un movimiento para situar a internet bajo la autoridad de la UIT, organización de la ONU que establece estándares técnicos para las llamadas telefónicas globales”, precisa AFP.

En el debate previo “autoridades estadounidenses afirman que situar a internet bajo el control de la ONU socavaría la naturaleza libre e independiente del ciberespacio, que promueve el comercio libre y la libertad de expresión, y que ofrecería luz verde para que algunos países pudieran tomar duras medidas contra disidentes”.

Expertos consultados por AFP coinciden en que varios estados autoritarios respaldarán el movimiento, y que las principales naciones occidentales se opondrán, lo que significa que el mundo en vías de desarrollo podría tener el voto clave de la cuestión.

“El resultado más probable es un empate, y si eso ocurre no habrá cambios drásticos, aunque podría cambiar si los países en vías de desarrollo realizan una gran ofensiva”, afirma James Lewis, director de Tecnología y Programa de Política Pública del Center for Strategic and International Studies, con sede en Washington.

Esta conferencia revisará el actual Reglamento de las Telecomunicaciones Internacionales (RTI), que sirve como tratado mundial vinculante en el que se describen los principios por los que se rige el tráfico internacional de voz, datos y video, y sienta los cimientos para la innovación continua y el crecimiento del mercado.

El RTI “se negoció por última vez en Melbourne (Australia) en 1988, y existe un amplio consenso en cuanto a la necesidad de proceder ahora a su actualización a fin de que refleje el panorama radicalmente distinto de las tecnologías de la información y la comunicación (TIC) del Siglo XXI”, precisa la UIT en su sitio web.

Esta norma fue firmada por 178 países. En esa época se alertaba de una reducción del 15% en uso del facsímil y que debía promoverse la red.

“Todavía hay una percepción mayoritaria de que Estados Unidos es dueño y maneja internet. Los opositores creen por su parte contar con ‘poderosos argumentos’ para crear una autoridad global que gestione internet”, opina Lewis y añade que “necesitamos encontrar alguna forma de encajar las leyes nacionales de forma que no se sacrifiquen los derechos humanos”.

Terry Kramer, representante de Estados Unidos en las negociaciones, expresa que Washington rechaza las propuestas de Rusia, China y otros sobre expandir la autoridad de ITU para regular internet. “No hay oficina central de internet. Su apertura y descentralización son su fortaleza”.

El líder de ITU, Hamadoun Toure, sostiene que esta organización cuenta con “la profundidad de la experiencia que proviene de ser la organización intergubernamental establecida durante más tiempo del mundo” y que cualquier cambio en la regulación podría “expresar la voluntad común de los participantes de ITU”.

Analizan rol de la UIT en la red

Respecto al debate de si debería o no controlar la ONU la internet, también se cuestiona el  rol de la Unión Internacional de las Telecomunicaciones (UIT). Para Paul Rohmeyer, que trabaja en cuestiones de ciberseguridad en el Stevens Institute of Technology, no está claro por qué se considera que ITU debe tener un papel en la red. “La UIT ha sido tradicionalmente un organismo para establecer estándares y sus raíces  están en la industria de las telecomunicaciones. No estoy al tanto de que nada de lo que hayan hecho haya tenido un impacto en internet de hoy”, dice a AFP.

La importancia de extender la “gobernancia” a la UIT de internet no está clara, agrega.

“La sugerencia de que internet es un lugar peligroso podría ser utilizada para justificar mayores controles”, opina Rohmeyer.

Para Milton Mueller, profesor de estudios de la información de la Universidad de Syracuse, que se especializa en gobernancia de internet, muchas de las preocupaciones se están exagerando.

“El motivo real de la mayoría de los gobiernos reaccionarios es protegerse de la competencia económica causada por la liberalización y la desregularización de las (compañías) de telecomunicación, de las que internet es sólo una parte”.

Una propuesta elevaría los costos

Los observadores también están preocupados por una propuesta de operadores de telecomunicación europeos que buscan traspasar los costes de la comunicación desde la parte que los recibe a la que los envía, lo que podría suponer grandes gastos para gigantes de internet como Facebook y Google, según un reporte de AFP.

“Esto podría crear un nuevo flujo de retribución para regímenes corruptos y autocráticos y aumentar el costo de acceder a páginas web internacionales y a información en internet”, afirmó Eli Dourado, de la Universidad George Mason.

La agencia EFE difundió que “el fisco francés reclama cerca de 1.000 millones de euros (unos $us 1.300 millones) al gigante estadounidense Google por ingresos que durante cuatro ejercicios obtuvo en Francia pero declaró en Irlanda, donde está su sede europea por razones de impuestos”.

El reclamo negado por Google fue formalizado por la Dirección General de Finanzas con una carta con las conclusiones de una investigación que hizo estos últimos meses sobre los llamados “precios de transferencia” entre la filial francesa del buscador y el consorcio domiciliado en Irlanda.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia