El Financiero

Panlap sube el rendimiento del cacao paceño de 28 a 238 kg

El Panlap recuperó parcelas abandonadas de pequeños productores del norte local

VARIEDAD. Cuidado de plantines de cacao en un vivero implementado en el municipio de Ixiamas.

VARIEDAD. Cuidado de plantines de cacao en un vivero implementado en el municipio de Ixiamas. Foto: PANLAP

La Razón (Edición Impresa) / Wálter Vásquez

00:00 / 05 de octubre de 2014

El perfeccionamiento de las técnicas de manejo de los cacaotales de pequeños productores con sistemas agroforestales multiplicó por ocho la productividad de las plantaciones de cacao en el norte de La Paz, de 29 kilogramos por hectárea (kg/ha) a 238 kg/ha.

Estos resultados se alcanzaron luego de cuatro años y medio con el apoyo de técnicos brasileños que trabajaron en esa región en el marco del “Proyecto Agrícola Forestal con valor agregado para elevar el nivel de vida de pequeños agricultores en el Norte de La Paz” (Panlap), iniciativa financiada por la Agencia de Cooperación Internacional del Japón (JICA) y ejecutada en coordinación con el Instituto Nacional de Innovación Agropecuaria y Forestal (INIAF), el gobierno departamental y las alcaldías locales.

Los sistemas agroforestales permiten el aprovechamiento intercalado de árboles o arbustos en asociación con cultivos agrícolas y con animales. La técnica se aplica para diversificar la producción, aumentar el nivel de materia orgánica en el suelo y evitar la degradación de la tierra.

“En los últimos años, los productores de esa región solo recibían de instituciones públicas y privadas plantines, pero no capacitación técnica” para mantener sus plantaciones de cacao, por lo que al reducirse la productividad de estas tierras fueron abandonadas, explicó el coordinador del Panlap, Juan Carlos Iporre. “El proyecto se ha dedicado a la recuperación de esas parcelas abandonadas” entre seis y ocho años, subrayó.

Experiencia. Con el trabajo del Panlap, estas plantaciones recuperadas aumentaron su productividad de 29 kg/ha a 145 kg/ha (sin fertilización) y 238 kg/ha (con fertilización), lo que implica mayores recursos económicos para los pequeños productores. 

“Vamos a trabajar con arroz, plátano y cacao para tener varias fuentes de ingreso y no depender solamente de uno u otro”, dijo Francisco Vargas, productor de la comunidad San Felipe, en el municipio de Ixiamas. El proyecto prevé que la demanda de cacao para la producción de chocolate continúe creciendo como en los últimos años. El precio del alimento en el mercado internacional aumentó en 25% en 2013.

En Bolivia, el año pasado la producción de cacao se redujo en 0,41% respecto a la de 2012, al pasar de 5.587 a 5.564 toneladas métricas (TM), de acuerdo con información del Ministerio de Desarrollo Rural y Tierras, que proyecta para este año un volumen de 5.279 TM.

“Tenemos mercado para esta nueva producción” aseguró Félix Mamani, técnico del INIAF responsable del cacao en el proyecto.

“No fue fácil trabajar de manera concurrente entre los distintos niveles de gobierno. Esta experiencia nos demostró que es una tarea verdaderamente desafiante.

Pero sin lugar a dudas fue un buen ejercicio en el que se logró involucrar a todos los actores interesados en desarrollar la región”, dijo la directora residente del JICA en Bolivia, Mika Yamamoto.

Este proyecto terminó en septiembre, al cabo de cuatro años de trabajo y posteriormente corresponderá al INIAF dar continuidad a las actividades y replicarlo en la misma región o en otras partes del país.

Calidad del producto

Prestigiosas fábricas de chocolate del mundo, como la suiza Felchlin, emplean cacao boliviano como su principal materia prima. La calidad determina el sabor del chocolate, subrayó el catador Markus Lutz.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia