El Financiero

Petardos alejan granizadas y agua de riego, a heladas

Los agricultores, organizados, logran avanzar en la obtención de financiamiento para la construcción  de sistemas de microrriego; las grandes represas aún son un sueño en Acacio, Anzaldo y Sacabamba.

La Razón

00:00 / 24 de noviembre de 2013

MiAgua y Bolivia Cambia, Evo Cumple construyen sistemas de riego

En Challaque, una de las 35 comunidades de Sacabamba, la construcción de una represa tardó 24 años —empezó en 1984 y concluyó en 2008—, a pesar de contar con financiamiento japonés. 250 son las familias beneficiadas, destaca don Benito García Banero, un agricultor que creyó en el proyecto que el Centro de Investigación y Promoción del Campesinado (Cipca) ayudó a promover. Las granizadas aún son un problema.

“No fue fácil. No creían que se podía hacer una represa y contener el agua”, recuerda. Hoy cuentan con personal para abrir las válvulas y dejar correr el agua durante una cantidad limitada de horas.

“Hemos vuelto a vivir a nuestra comunidad, ése es el mejor resultado del beneficio de contar con agua para la agricultura. Hay diferencia. Antes, en Challaque todo era pelado y empezamos con la forestación. Ahora la lluvia viene por aquí, ya que tenemos muchos árboles y la represa”.

El problema que deben enfrentar son las granizadas. “Para espantarlas lanzamos los petardos y la granizada se va”, asegura don Benito. Luego aclara que las heladas se enfrentan con riego. “Si las plantas están regadas, la helada no les hace nada”. Paradójico, pero funciona. Por este motivo, desde las cuatro de la madrugada se abren las válvulas para que el agua llegue a la cuarta parte de cada hectárea. No se puede cultivar más porque el líquido no alcanza, asegura.

“Seguridad alimentaria tenemos. Antes nuestras mujeres salían a ver las ovejas y nosotros teníamos que ir a la ciudad a trabajar de jornaleros y albañiles.

Ahora no. Nuestros hijos vuelven para la siembra y cosecha. Todo está más verde”. Ése es el color que le gusta a don Benito, quien también recoge hongos de los pinos para venderlos frescos o secos. Una arroba llega a valer Bs 300; tienen gran demanda. Pero no es suficiente, asegura. Quieren más agua para regar más espacios de tierra y producir más alimentos ecológicos. No usan agroquímicos, enfatiza.

Información de la Unidad de Proyectos Especiales sobre los proyectos de riego en estos municipios muestra que en 2008 se dio curso a la construcción de la represa Humapirhua, en Anzaldo, con un financiamiento de Bs 1.194.074 bolivianos. En Acacio se construyó el sistema de riego Torreni con Bs 866.372.

Ambos están concluidos.

Datos del Fondo de Inversión Productiva y Social (FPS) que lleva adelante el programa MiAgua I, II y III, al 21 de noviembre, dan cuenta de un total de Bs 7.151.090 invertidos en varios proyectos en Anzaldo: dos están en evaluación, dos en licitación, dos en ejecución y seis concluidos. En Sacabamba son 13 proyectos con una inversión de Bs 7.638.151 para nueve obras de riego concluidas y cuatro en licitación.

“Hasta enero de 2011 se ejecutaron 869 PICAS (cosechas de agua)”, informa Proagro en su sitio web, y benefician a 1.718 familias de diez municipios (siete en Potosí y tres en Cochabamba).

Cipca continúa promoviendo la seguridad alimentaria bajo sistemas agroecológicos en estas comunidades donde el agua escasea.

Agua de atajado para achojchas y vainitas

Achojchas verdes en medio de las hojas de esta trepadora se observan en varios invernaderos construidos con apoyo de Cipca en comunidades de Anzaldo. Estas verduras junto con el tomate, lechuga, repollos, vainitas, frutillas y orégano han ingresado en sus dietas alimenticias.

En la parcela de José Muñoz (24) el sistema de semisombra, una gruesa red sobre un pequeño cultivo de coliflores, mantiene el calor y evitó la granizada de octubre. No sucedió lo mismo con sus papas en pleno florecimiento. La mitad se salvó y ahora las riega con agua del atajado que tiene a pocos metros de su cultivo.

“Vivir bien es alimentarnos bien”, sentencia Pedro Quispe.  “Mis plantitas son como mis wawas”. Espera tener una carga de duraznos que los secará. El precio de ese mocochinchi llega a Bs 200 la arroba. En comparación, una arroba de trigo amarillo puede valer hasta Bs 40. Las cantidades producidas son pequeñas, pero los ingresos son grandes, asegura.

Población en tres municipios

Anzaldo

Villa Anzaldo es un municipio de la provincia Esteban Arze de Cochabamba. Tiene una población de 9.126 habitantes, según el Censo 2012.

Sacabamba

Sacabamba también es un municipio de la provincia Esteban Arze con unas  6.000 familias. Su héroe es Martín Uchu, un cacique que se enfrentó a los terratenientes en el siglo XVI.

Acacio

Acacio es la segunda sección municipal de la provincia Bernardino Bilbao, de Potosí. En 2006 habitaban 2.979 personas.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia