El Financiero

Predial diseña un innovador resort de lujo en Santa Cruz

El proyecto de $us 17 millones se hará realidad en el complejo inmobiliario Mar Adentro

La Razón (Edición Impresa) / Wálter Vásquez / Santa Cruz

14:42 / 11 de abril de 2016

“Pague una parte y disfrute de todo”, es una frase que puede resumir el megaproyecto vacacional cruceño Crystal Resort, que de la mano de la empresa Predial implementará en los próximos días en el país un innovador modelo de negocios para propiedades compartidas.

A 10 minutos del puente del Urubó —uno de los seis que habrá en la zona— y sobre la vía principal a Porongo se levanta el complejo inmobiliario Mar Adentro, que contará con una laguna cristalina con playas de arena blanca y un ambiente semejante al que hay en los mares tropicales.

La inversión en todo el proyecto es de “$us 25 millones”, de los cuales “17 millones” serán para la construcción del centro vacacional de lujo con características caribeñas y piscinas, salón de juegos, parques de diversión, parque acuático infantil, gimnasio, spa, sauna, canchas polifuncionales, restaurante gourmet y otros, detalló Sergio Weise, director general del Crystal Resort, emprendimiento impulsado por la boliviana Predial, las chilenas Crystal Lagoons y Bizalia y la estadounidense RCI.

“El modelo de comercialización (‘propiedad fraccionada’)” del centro turístico “se va a lanzar por primera vez en Bolivia” y “tiene elementos diferenciadores” que lo harán único en el mercado, destacó Adolfo Amenábar, vicepresidente de Nuevos Negocios de Bizalia, consultora que está estructurando la parte comercial y financiera del proyecto.

Este innovador modelo de negocios, derivado de las antiguas formas de vender tiempo compartido, consiste en la compra parcial de propiedades de lujo por parte de un grupo de personas que adquieren un “derecho de uso y goce” de este tipo de bienes con una inversión muy baja.

¿Cómo funciona? Este derecho tendrá inicialmente una vigencia de 15 o 25 años y le permitirá a su propietario, dependiendo de su contrato, pasar un periodo de una a cuatro semanas por año en el resort y disfrutar de todas sus instalaciones y servicios, un tiempo que puede usar de una sola vez o solo algunos días en diferentes épocas del año hasta completar el tiempo adquirido.

“Si quiere más tiempo, le permitiremos adelantar días o semanas del próximo año” o adquirir el producto con más semanas anuales y más años de vigencia, agregó Amenábar.

TURISMO. El beneficiario de este derecho también puede venderlo, alquilarlo, prestarlo, heredarlo o intercambiarlo por tiempos similares en la mayoría de los 4.500 complejos vacacionales que Resort Condominiums International (RCI) tiene como afiliados en al menos 100 países.

El sistema de propiedad fraccionada, que se desarrolla desde 2015 en Estados Unidos, Europa y países más cercanos como Argentina, Brasil, Chile, Colombia y ahora Bolivia, “ha sido perfeccionado el año pasado”, destacó el ejecutivo.

En el caso del país, explicó, el modelo permite al comprador, al momento de firmar el contrato, intercambiar su propiedad fraccionada en otros países, recibir una tarjeta de regalo que podrá canjear por una semana o un fin de semana en hoteles de lujo nacionales y disfrutar de la laguna de 4 hectáreas que fue diseñada y está siendo construida con tecnología de punta de Crystal Lagoons.

La laguna cristalina, “el alma del proyecto” inmobiliario, tiene un avance del 65% y será la primera de las seis que se construyen en el Urubó que estará disponible —“en el segundo semestre de este año”— para los propietarios de lotes y departamentos, adelantó Mauricio Miranda, director general del proyecto inmobiliario.

Solo como ejemplo, dijo Amenábar, si un departamento en el resort cuesta $us 200.000, el propietario pagará el 10% de ese monto o menos para usarlo de una a cuatro semanas por un periodo de 15 o 25 años con un derecho por el que pagará una cuota inicial de entre $us 1.500 y 6.000 y cuotas mensuales que van desde los $us 200 hasta los 400 que se terminarán de cancelar hasta en cinco años.

El resort tendrá 96 unidades habitacionales, cada una con capacidad para seis personas, de las que la empresa prevé ofertar al menos 1.152 programas de cuatro semanas, una cifra que se puede hasta duplicar tomando en cuenta que habrá programas de una o dos semanas.

Si el cliente adquiere un tiempo de cuatro semanas, tendrá “dos garantizadas en temporada superalta” y las otras dos podrá usarlas en otras épocas del año, afirmó Juan Ignacio Rodríguez, vicepresidente de Desarrollo de Negocios en Latinoamérica de RCI.

Adicionalmente, el monto que pague el comprador por el derecho de uso y goce —si así lo quiere— puede convertirse al final de la vigencia de su contrato, o antes, en la cuota inicial para adquirir un bien inmueble en Mar Adentro, sostuvo Amenábar.

El proyecto del centro vacacional, de 35.000 metros cuadrados, se presentará oficialmente en los próximos días, anunció Weise. Las obras se iniciarán en febrero de 2017 y se prevé terminarlas en marzo de 2019. “Todos los estudios de mercado que hemos hecho nos indican que éste es uno de los productos con mayor demanda en el país, particularmente en Santa Cruz”, subrayó.

“El mercado ya está lo suficientemente maduro como para tener un proyecto así de innovador, un proyecto de nivel internacional”, dijo el Director General de Mar Adentro, complejo impulsado por las bolivianas Predial, Orbital y Ribepar y que ya vendió el 68% de sus 680 lotes disponibles. Este proyecto tendrá además siete edificios de cuatro pisos, cada uno con 30 departamentos de 1, 2 y 3 dormitorios, todos con balcones que dan hacia la laguna. Las obras comenzaron hace tres años y se prevé que concluyan en 2017.

‘Vacación inteligente’

La compra de un “derecho de uso y goce” en el Crystal Resort le ahorrará al cliente los gastos de manutención e impuestos que puede tener por la compra de un bien vacacional en otro lugar.

Más información

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia