El Financiero

Productores de Palos Blancos apuestan por cultivar sacha inchi

El director de proyectos del Fonadal, Juan José Guillén, dice que el sacha inchi se produce en ocho meses y la cosecha se hace cada 15 días.

La Razón / Aline Quispe / Palos Blancos

00:00 / 10 de noviembre de 2013

Emiliana Tayo observa los plantines del sacha inchi y explica que su cultivo da arduo trabajo. Conocido como el maní de los incas, este alimento alternativo es la esperanza de prosperidad de su familia y de otras 50 del municipio de Palos Blancos, que lo siembran laboriosamente.

“El cultivo del sacha inchi es un poco difícil, se debe hacer un gran trabajo a diferencia de lo que sucede con el maíz y otros”, dice Tayo, productora de la oleaginosa en Covendo, comunidad a diez horas de viaje de la ciudad de La Paz, por camino de tierra.

Tayo, miembro del pueblo indígena mosetén, estima que para sembrar una hectárea (ha) del producto se emplean unos 120.000 plantines de los viveros, de semillas pregerminadas, que se colocan en las parcelas. Luego, añade, se instalan postes de madera (de 2,5 metros de alto) y alambre galvanizado para que la planta trepadora del sacha inchi se desarrolle y florezca.

La apuesta es obtener aceite a ser comercializado dentro y fuera del país. El proyecto se llama Producción del Sacha Inchi en el municipio de Palos Blancos y lo financia el Fondo Nacional de Desarrollo Alternativo (Fonadal) con una inversión de Bs 250.000 proveniente de la Unión Europea.

El director de proyectos del Fonadal, Juan José Guillén, dice que el sacha inchi se produce en ocho meses y la cosecha se hace cada 15 días.

El programa contempla la adquisición de cuatro tipos de sacha inchi de alta productividad, la producción de plantines y la asistencia técnica a las familias beneficiadas a fin de que efectúen el cultivo, la producción y la elaboración de una variedad de productos comerciales, para luego distribuirlos en el mercado.

El técnico del Fonadal, Sandro Payro, precisa que en la primera fase del plan, iniciado en 2012, cultivaron 50 ha del producto y que este año, en la segunda fase, sumarán otras 50 ha. Calcula que en 2014 cultiven 200 ha.

El rendimiento por ha del cultivo orgánico fluctúa entre 15 quintales (qq) y 25 qq. El kilo de la semilla está en Bs 25 y el quintal vale Bs 1.150. De acuerdo con Guillén, por hectárea se obtienen hasta 2.000 kilos cada año, “lo que genera ingresos constantes para los productores”.

Payro cuenta que el anhelo de los lugareños es elevar la producción del sacha inchi para producir aceite que se destinará al subsidio de lactancia y a la exportación. Hace notar que la oleaginosa tiene gran demanda en el mercado local y externo por su alto contenido nutritivo —principalmente de omega 3, 6 y 9— que son esenciales para la salud.

La presencia de la planta en Palos Blancos no es una novedad, Tayo señala que hay una especie silvestre pero que el cultivo no era conocido. Los comunarios se dedicaban a la producción de cacao pero una enfermedad  afectó a los árboles, por lo que el sacha inchi es ahora producto alternativo.

El presidente de la asociación de productores de sacha inchi en Covendo, Teodoro Huasna, expresa que al principio eran 30 socios y que ahora son 47. En el último año los cultivos se expandieron a comunidades aledañas como Inicua, ya suman 200 socios.

Oleaginosa es usada en gastronomía regional

La semilla del sacha inchi tiene un alto valor nutricional y es utilizada en la gastronomía local. Los productores de la oleaginosa buscan que el alimento sea incorporado en el desayuno escolar.

Hay evidencias de que la oleaginosa formaba parte de la dieta alimenticia y de la medicina de la cultura preinca e inca debido a que se hallaron huecos fitomórficos que representan el fruto.

Estela Nata, una de las productoras, señala que la semilla del sacha inchi se utiliza para el autoconsumo y tiene un sabor exquisito parecido al del maní.

Detalla que con el producto preparan queques, sopas, postres, refrescos naturales, platos típicos, salsas, caramelos y dulces.

Otro productor de la comunidad de Inicua, Justo Marca, expresa que la comercialización interna del alimento genera ingresos económicos para las familias.

En esa línea, apuntan a que diversos alimentos elaborados en base a la oleaginosa se incluyan en el desayuno escolar del municipio de Palos Blancos.

Demandan mejoras

Los productores del municipio de Palos Blancos piden la apertura  y mejoramiento de carreteras y la construcción de puentes en la región productora.

Más información

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia