El Financiero

‘Queremos que las políticas públicas sean de calidad en América Latina’

Claudio Salinas:Es Coordinador de Apoyos Presupuestarios para América Latina de la Unión Europea y visitó La Paz para participar en la reunión de representantes de oficinas regionales y de países beneficiarios en América Latina, en la que se analizaron diversos aspectos sobre la implementación del mecanismo de transferencias de recursos a políticas sectoriales y sistemas de fiscalización, con base en indicadores y metas que fueron previamente consensuados, para llegar a resultados que reduzcan la pobreza.

Previsor. Desde Bruselas coordina la forma de apoyo para la reducción de la pobreza en la región.

Previsor. Desde Bruselas coordina la forma de apoyo para la reducción de la pobreza en la región. Foto: Pedro Laguna

La Razón / Svetlana Salvatierra

00:00 / 23 de septiembre de 2012

— ¿Qué es un Apoyo Presupuestario (AP) de la Unión Europea y cuál es su prioridad?

— Es una modalidad para implementar recursos de ayuda al de-sarrollo. Se puede concebir como un gran paquete en el que principalmente se incluyen transferencias de dinero de manera directa a los presupuestos del Estado de los países beneficiarios y apoyos a desarrollos de capacidades institucionales en la implementación de políticas públicas, diálogo de políticas, diálogo político con relación a esa implementación y marcos de evaluación de desempeño. La idea de un AP sectorial es acompañar en la implementación de una política pública del gobierno receptor, por un tema de eficiencia y eficacia. La Comisión Europea (CE) ha sido uno de los motores que ha llevado a la implementación de la declaración de París, donde se habla de la alineación y armonización de la ayuda con los países receptores porque se ha constatado que el abordaje en proyectos se enfrenta al problema de la perennidad. Por ejemplo, un proyecto puede ser muy relevante y se instala con grandes medios, edificios, software, etc., y después de cuatro años cuando el dinero se acaba muy pocas veces hay un mantenimiento de las instalaciones y una verdadera apropiación del conocimiento. Tuvimos unidades de gestión específicas en ministerios, pero sus capacidades seguían siendo débiles. Los AP tienen como objetivo la reducción de la pobreza, que es el objetivo principal del Tratado de Lisboa.

— ¿El resultado es lograr más conocimiento que activos?

— El conocimiento y la implementación de políticas públicas deben ser apropiados para el gobierno y que no sean tres o cuatro personas las que estén ahí un tiempo y luego se vayan. Lo que nosotros queremos es que las políticas públicas sean de calidad y apoyar en el proceso de implementación en América Latina.

— ¿Con este mecanismo han mejorado las políticas públicas en América latina?

— Si medimos en función de los recursos que estamos dando con los AP vemos que ha aumentado de manera significativa. En la región empezamos en 2005 en países de Centroamérica y luego llegamos a Bolivia. Hoy estamos con un portafolio de 1.200 millones de dólares, que representan aproximadamente el 50% de todas nuestras operaciones en América Latina. Esto responde a una mejora en la calidad de las políticas públicas. Cuando desembolsamos nos basamos en los sistemas de control y de seguimiento de los países beneficiarios. Pero las condiciones anteriores al desembolso son muy rigurosas. Son tres.    

— ¿Cuáles son esos requisitos?

— Un ambiente macroeconómico orientado a la estabilidad y condiciones para ser mantenidas en el futuro; la existencia de un plan de mejora de las finanzas públicas con especial énfasis en la transparencia, lucha contra la corrupción y control; y la existencia de una política sectorial y un marco de desempeño de la misma. Este último es importante porque nuestros pagos se dividen en dos partes: un tramo fijo, en el que se confirma que se cumplieron las condiciones, con el gobierno se negoció una matriz de indicadores y metas relacionadas a estos; y el tramo variable que se paga en función del cumplimiento. Si las metas establecidas no se cumplen, los fondos se pierden.

— En América Latina no todos los indicadores son similares, ¿cómo los compatibilizan?

— Es extremadamente específico al país y al sector. No tenemos un indicador general para todos los países porque cada realidad (tipos de desarrollo) es diferente.

— ¿Cuáles son los sectores a los que se destinan los AP?

— En Bolivia, los AP van dirigidos a la política de agua y saneamiento; desarrollo integral con coca; apoyo a la mejora del entorno fiscal y a la seguridad alimentaria; acabamos de empezar en gestión de áreas naturales protegidas. En América Latina tenemos intervenciones en muchos sectores: educación en Ecuador y Paraguay; apoyos a los programas de descentralización, desarrollo de sistemas de protección social en varios países; un apoyo innovador está en el área de consolidación fiscal en El Salvador. Y estamos entrando, paulatinamente, en Panamá y Costa Rica en políticas de seguridad ciudadana.

— ¿Cuáles son los mecanismos para que los contribuyentes en la Unión Europea sepan en qué se gasta en nuestros países?

— Tenemos varios mecanismos. Se presenta un informe detallado de los gastos y, a pedido del público, cada vez más se va relacionando con los resultados obtenidos. En segundo lugar, tenemos una interacción muy grande con el Parlamento Europeo y el Tribunal de Cuentas. El Parlamento es la entidad fiscalizadora. Tenemos dos comisiones: la de Desarrollo, con representantes de la ciudadanía; y el Comité de Control Presupuestario, donde tenemos que justificar el gasto y más aún en la situación como en la que está Europa. Las preguntas que hacen cada vez son más difíciles de responder. Los resultados son lo más importante para comunicar a la ciudadanía europea.

— ¿Que preguntan?

— Cómo justificar el tener una política de desarrollo. En Europa hay un compromiso moral de hacerlo con los que tienen menos recursos para tener un mayor impacto.

Perfil

Nombre: Claudio Salinas

Profesión: Economista

Cargo: Coordinador de Apoyos Presupuestarios para América Latina de la UE

Experto en finanzas públicas

Estudió Economía en la London School of Economics (Inglaterra) y Finanzas Públicas en el John   F. Kennedy School of Government de la Universidad de Harvard (Estados Unidos). Empezó su vida profesional realizando trabajos de análisis en el área de finanzas públicas dedicadas a la protección social. Luego pasó como consultor a trabajar con proyectos de la Unión   Europea en temas de de-sarrollo de la promoción de las inversiones y después en finanzas públicas. Con el modelo de Apoyos Presupuestarios fue al África para iniciar su implementación en políticas públicas en Mozambique. Desde hace cuatro años regresó a la sede de la Unión Europea, en Bruselas, para asumir el cargo de Coordinador de Apoyos Presupuestarios para América Latina, oficina que se ubica dentro de la Dirección de Cooperación para el Desarrollo. Destaca que cada año rinden cuentas ante el Tribunal de Cuentas (entidad similar a la Contraloría en Bolivia).

Adelantó que avanzan las negociaciones y consensos sobre los indicadores y metas para 2014.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia