El Financiero

Tacanas trazan estrategia para potenciar el ecoturismo

Los indígenas esperan que el número de visitantes suba de 350 en 2014 a 1.000 en 2016

La Razón (Edición Impresa) / Gabriela Imaña / La Paz

00:00 / 06 de septiembre de 2015

La empresa ecoturística comunitaria San Miguel del Bala implementa por primera vez una estrategia de marketing y comunicación para aumentar la llegada de turistas a su área de operación, el norte de La Paz, una región de aventuras y de gran riqueza natural y cultural.

San Miguel es una comunidad habitada por indígenas tacanas que está a 208 metros sobre el nivel del mar, en el municipio de San Buenaventura, provincia Iturralde del norte de La Paz. Desde 1995, cuando los parques naturales fueron nombrados áreas protegidas —lo que dejó a muchas familias que vivían de la caza, pesca y tala de árboles sin fuentes de ingreso—, San Miguel supo adaptarse y buscar medios de desarrollo económico alternativos para mejorar su calidad de vida.

Una muestra de ello fue la creación de San Miguel del Bala, empresa comunitaria que opera dentro y fuera del parque nacional Madidi con dos albergues que “muestran al mundo” la cultura tacana y la biodiversidad que la rodea, explicó Hernán Nay, encargado de Ventas y Reservas del emprendimiento, en el que la capacitación fue clave para la incursión de los tacanas al turismo vivencial.

“Pudimos salir adelante manejando los conocimientos en la flora y fauna y otros idiomas que hoy nos permiten recibir extranjeros de cualquier parte del mundo”, manifestó.

Con la reciente firma de un convenio, San Miguel del Bala y Trigo Consultores diseñan una estrategia de marketing y comunicación que busca aumentar el número de visitantes a la llamada la “puerta del Madidi”. Trigo Consultores apoya este emprendimiento como parte de sus acciones de responsabilidad social.

El año pasado la empresa comunitaria atendió a 350 turistas, 250 menos que en 2011 (590), durante “el auge” del turismo en la región, lamentó el gerente general de San Miguel del Bala, Juan de la Cruz, quien consideró que esta disminución se debe principalmente a la poca promoción de este destino. “No contamos con profesionales en ese rubro. Muchos de nuestros comunarios apenas cursaron los primeros años del colegio, lo que nos pone en desventaja a la hora de competir con otras comunidades que se dedican a esto”.

Trigo, firma con experiencia en el desarrollo de la industria del turismo, asesorará a San Miguel del Bala en el diseño de materiales gráficos y apoyará la participación de esta empresa en ferias y actividades comerciales para visibilizar el destino, posicionarlo, mejorar sus niveles de ocupación y elevar los ingresos de al menos 40 familias socias del emprendimiento que viven exclusivamente de la promoción del turismo en esta zona.

El plan además contempla la realización de ruedas de negocios con operadores de turismo y la difusión de los servicios y ofertas de la empresa comunitaria dentro y fuera del país. “Hace años nos enamoramos de este proyecto” porque es “muy importante para el turismo nacional e internacional”, aseguró la gerente general de la consultora, Susana Trigo. La idea es “pasar de los 1.000” turistas por año a partir de 2016, sostuvo Nay.

Tener ingresos del turismo “nos permitirán seguir capacitando a nuestros niños para el futuro de nuestra población”, dijo De la Cruz.

En San Miguel, el turista puede disfrutar de comida gourmet preparada por chefs de la comunidad con productos cultivados localmente, de una piscina natural y una cascada donde pueden refrescarse del calor.

Asimismo pueden navegar por los ríos de la región en canoas motorizadas cómodas y seguras, recorrer 12 senderos que permiten explorar la selva y observar plantas exóticas, guacamayas, murciélagos, monos y jochis que habitan la región, y compartir el día a día de los indígenas tacanas. Un guía nativo de la comunidad acompaña a los visitantes en todas las actividades. San Miguel está a 45 minutos de viaje en lancha desde Rurrenabaque (Beni) y a una hora de vuelo desde La Paz.

Un manual de negocios

El primer trabajo realizado por Trigo Consultores para San Miguel del Bala fue un manual de ventas para que la empresa pueda ofrecer sus servicios a operadores turísticos.

El precio de los paquetes está entre $us 65 y 550

Excursiones de un día completo y hasta de cinco días y cuatro noches en la Amazonía boliviana forman parte de las ofertas de San Miguel del Bala. Los precios de estos paquetes turísticos oscilan entre los $us 65 y 550 por persona, dependiendo de la cantidad de jornadas de estadía del visitante.

“¡Bienvenido a San Miguel del Bala Eco-lodges!” es la carta de presentación de la página web (www.sanmigueldelbala.com) de la empresa comunitaria en la que se pueden encontrar las diferentes ofertas, números de contacto y paquetes turísticos con los que trabajan los miembros de la comunidad tacana de San Miguel.

Paseos por la selva junto con un guía, un recorrido por el fondo de un cañón de 150 metros de profundidad y un viaje por el río Tuichi para luego atravesar otros caminos que los tacana han habilitado para explorar la selva, son algunas de las actividades que se ofrecen a los visitantes.

Por ejemplo, el programa “Tour a tu medida” se acomoda a las exigencias de cada turista “con duración tan larga o corta como quieras”, según la empresa.

Irregularidad de vuelos preocupa a comunarios

La cancelación o retraso de los vuelos que realiza Amaszonas a Rurrenabaque afectan la llegada de turistas a la Amazonía boliviana y preocupa a las comunidades que viven de esta actividad, dijo el encargado de Ventas y Reservas de San Miguel del Bala, Hernán Nay.

“Se ha vuelto más constante la cancelación de los vuelos o el cambio de horario de salida”, lo que “nos deja con todo listo. Eso es una gran pérdida porque los comunarios ya tenemos planificado el trabajo”, sostuvo.

El portavoz de Amaszonas, Eddy Luis Franco, no pudo atender las consultas de este medio porque se encontraba de viaje. De acuerdo con información de su itinerario, la aerolínea transporta pasajeros a Rurrenabaque cinco veces al día, de lunes a sábado.

La cancelación de vuelos, que puede derivar en la suspensión de la ruta, se da cuando las naves no están totalmente ocupadas, según Nay. La comunidad, sostuvo, pide también que para que llegue una mayor cantidad de vuelos se mejore el aeropuerto de Rurrenabaque, ya que “no cualquier avión puede aterrizar por la pista”.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia