El Financiero

Tarifas de electricidad son una ventaja competitiva

Los industriales expresaron su preocupación por una posible diferenciación en los precios

ALIMENTOS. Un operario de Sindan Organic procesa granos para su exportación a Norteamérica y Europa.

ALIMENTOS. Un operario de Sindan Organic procesa granos para su exportación a Norteamérica y Europa. Foto: Eduardo Schwartzberg-archivo

La Razón (Edición Impresa) / Wálter Vásquez / La Paz

00:00 / 18 de mayo de 2014

La posible intención del Gobierno de establecer tarifas diferenciadas para las industrias ocasionaría al sector la pérdida de su más importante ventaja competitiva, según los industriales bolivianos.

“Hay preocupación porque entre algunas autoridades (del Ejecutivo) se menciona la intención de (establecer) tarifas diferenciadas y esto preocupa y alarma” al empresariado privado del país, dijo el presidente de la Cámara Nacional de Industrias (CNI), Mario Yaffar.

En Bolivia, el costo marginal que define el precio de la energía en el mercado eléctrico es el costo del gas, que está congelado para las generadoras de energía en un precio de $us 1,3 el millar de pies cúbicos, lo que deriva en una tarifa de electricidad para el consumidor final subsidiada, ya que el precio promedio de exportación del energético para Brasil y Argentina es de $us 10.

“Lo que sí nos da una ventaja sobre las industrias de otros países es el acceso a la energía eléctrica a un costo razonable, no la mano de obra. En el momento en que nos quiten este subsidio perderemos esta ventaja competitiva”, afirmó el gerente de Análisis Económico de la CNI, Jorge Luis Ríos.

Según datos oficiales, el crecimiento de la demanda de energía eléctrica del sector industrial en el periodo 2000-2005 era del 3%, mientras que entre 2006 y 2012 el incremento fue del 11%.

Industrias reciben un gas barato

En Bolivia, las empresas reciben el gas a $us 1,70 el millar de pies cúbicos (el segundo más barato de la región), cuando en países vecinos se obtiene a $us 15,8 (Brasil) y 22,4 (Chile).

Proponen ajustes en normativa ambiental

Los industriales bolivianos proponen realizar una reingeniería a la gestión ambiental en el país para alcanzar el desarrollo sostenible del sector, presionado por normas que representan un perjuicio para su actividad.

“El tema medioambiental es de responsabilidad compartida. Actualmente, el enfoque es controlar al que produce, no al que consume, siendo que la contaminación que causan las industrias, según nuestros datos, es de apenas 7%, menos de la que produce una casa. Entonces, es muy importante que todos los sectores trabajemos juntos” en este tema, dijo Mario Yaffar, titular de la Cámara Nacional de Industrias (CNI).

Ley. La actual normativa, afirmó, “exige a las empresas que el agua que echan a los ríos tenga niveles de contaminación por debajo de lo que contamina una casa, lo cual es absurdo, porque ya en el río la menos contaminada se junta con la más contaminada que sale de los domicilios o mercados. Entonces, todo el esfuerzo (de tratamiento de aguas) ni siquiera sirve para el medio ambiente y solo encarece el proceso productivo”.

Datos de la CNI dan cuenta de que hasta 2013 se registraron 10.986 industrias manufactureras en Bolivia, 80,7% de ellas unipersonales, de un total de 122.995 empresas inscritas en Fundempresa.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia