Financiero

‘Tasas altas de desnutrición crónica son inaceptables en países de ingreso medio’

Gemmo Lodesani. Es director regional del Programa Mundial de Alimentos (PMA) de las Naciones Unidas para América Latina y el Caribe, y visitó La Paz como parte de sus actividades. Recuerda y destaca que los organismos de cooperación focalizan la ayuda para disminuir las tasas de desnutrición crónica. En Bolivia faltan estadísticas para conocer los resultados del trabajo de alimentar mejor a los niños con productos altamente nutricionales y de producción nacional.

Previsor. Gemmo Lodesani, en oficinas del PMA en La Paz, destaca la inversión en desnutrición crónica.

Previsor. Gemmo Lodesani, en oficinas del PMA en La Paz, destaca la inversión en desnutrición crónica. Foto: Víctor Gutiérrez

La Razón / Svetlana Salvatierra

00:00 / 17 de febrero de 2013

— ¿Haciendo una comparación de cuando inició su carrera en el PMA, hace 23 años, qué cambios observa?

— Nuestro esfuerzo era mucho más en temas de desarrollo. Recuerdo que en el periodo en el que estuve en Comoras hubo dos ciclones y se brindó apoyo de emergencia. El ambiente de la ayuda al desarrollo y la humanitaria eran diferentes. La misma organización era diferente, se comunicaba por télex y luego entró el fax, pero no duro mucho porque pasamos a la transmisión electrónica. Era una época en la que se trabajaba con mucho menos información y hoy estamos bombardeados con información en tiempo real.

— Con los cambios, ¿adonde apunta su trabajo desde su oficina regional en Panamá?

— Tengo que decir que el PMA fue una de las primeras agencias de las Naciones Unidas en entrar en una dimensión tecnológica muy rápidamente y no solo de la transmisión electrónica, sino de un sistema de monitoreo de recursos online desde 2000, y ya estamos en la tercera versión. Una transformación fundamental fue la descentralización de las oficinas en Roma y las decisiones regionales; un empoderamiento muy importante. Hace 15 años desarrollamos un sistema de análisis de seguridad alimentaria, de mapeamiento con mejoras continuas. También hay un desarrollo tecnológico en nutrición. Hemos desarrollado solos o con gobiernos productos altamente nutricionales que hace diez años no teníamos. Espero ver que las tasas de desnutrición crónica bajen. Estamos en la ruta correcta, pero aún hay tasas altas de desnutrición crónica y es inaceptable en países de ingreso medio, excepto Haití. Pueden hacer inversión. 

— ¿Cuáles son las prioridades para la región?

— Los pilares de la estrategia en el continente son nutrición, combate a la desnutrición crónica y ayuda en casos de emergencia. Los países prioritarios son todas las naciones donde estamos. Bolivia tiene índices de desnutrición crónica elevados (27% en menores de dos años), está después de Guatemala. Pero hay que esperar los resultados de la Encuesta Nacional de Demografía y Salud (Endesa) que realice el Gobierno para actualizar los datos de 2009. Llegamos a la población más vulnerable del continente: indígenas y afrodescendientes.

— ¿Y la relación con gobiernos?

— Hay políticas que hace diez años no existían y también leyes. El compromiso es la inversión. La desnutrición no es algo que se puede tratar solamente con un alimento o un producto nutricional específico, sino con un conjunto de acciones en las comunidades.

— ¿Qué tipo de productos nutricionales desarrollan? ¿Lo hacen con alianzas con gobiernos y/o empresas privadas?

— Depende del tipo de problema que se quiere atacar, como falta de micronutrientes. Todos tienen base de un cereal. Hay un producto derivado del maní para los niños menores de cinco años. Los “1.000 días”, que sirve a las mujeres embarazadas y a los niños hasta los dos años; se llama así porque este tiempo es el periodo crítico por el cual si hay un problema de desnutrición del niño, éste no se puede recuperar y lleva a deficiencias físicas e intelectuales. En Bolivia se hicieron barritas Nutribebé, producidos por una empresa farmacéutica con la fórmula desarrollada entre el PMA y el Gobierno.

— ¿Cuán importante es la participación del sector privado?

— Es importante como todos los otros sectores. Involucrar a la sociedad civil, que incluye al sector privado, da una conciencia diferente. Producir un alimento o un automóvil es muy distinto.

— ¿Estos productos los entregan en todos los países?

— Nuestra política es apoyar a los gobiernos a desarrollar productos nacionales a partir de alimentos de base nacional y tratar de importar lo menos posible. Pero hay situaciones en las que los productos nacionales no llegan a satisfacer todo; se podría desarrollar para exportar y utilizarlos en otras partes del mundo. Tenemos una unidad de ingenieros de alimentos en Roma. Las fórmulas tienen que ser propuestas y aprobadas. La discusión con el Gobierno y Ministerio de Salud es no sólo hacer un análisis de composición del producto, sino de los costos.

— ¿Cuántos están listos?

— Son muchos: tenemos unas 75 oficinas operacionales. En 40 países se tiene dos o más productos. Se preparan galletas fortificadas para anemia, con el maíz estamos haciendo mucho en África.

Perfil

Nombre: Gemmo Lodesani

Profesión: Licenciatura en Historia y Filosofía

Cargo: Director Regional del PMA para América Latina y el Caribe

Experto en ayuda humanitaria

Es italiano. Asumió el cargo de director regional del PMA para América Latina y el Caribe en agosto de 2011. Coordina las operaciones del organismo de ayuda humanitaria donde todavía 53 millones de personas pasan hambre. Tiene una extensa experiencia de campo que comprende desde operaciones humanitarias en grandes emergencias, como Mozambique (87-90), Somalia (92-94), Grandes Lagos (94-96), hasta operaciones de ayuda al de-sarrollo, como en Comoras (83-87), Bangladesh (90-92), Malawi /Côte d’Ivoire (2000-04). Luego de 23 años en operaciones en el campo, dirigió la Oficina del PMA en Bruselas, sirviendo de enlace con instituciones europeas.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia