El Financiero

Técnicos dan otro paso hacia el mundo de los negocios

Institutos tecnológicos públicos del país ya pueden vender servicios y proyectos a las empresas

La Razón (Edición Impresa) / Gabriela Imaña / La Paz

00:00 / 30 de noviembre de 2015

Desde este año, los 121 institutos técnicos y tecnológicos públicos de Bolivia podrán fortalecer el vínculo entre la formación superior y el mercado con la oferta de servicios de sus respectivas carreras a las empresas y la sociedad en general.

En septiembre, el Ministerio de Educación aprobó un reglamento que permite a los institutos públicos de formación técnica y tecnológica del país ofrecer sus servicios a las empresas privadas y del Estado. Esta medida tiene dos objetivos: generar ingresos para estos centros de educación y que los estudiantes ganen experiencia laboral práctica para tener “éxito a la hora de trabajar”, informó a       La Razón Jiovanny Samanamud, viceministro de Educación Superior.

“La idea no es generar lucro personal, sino ingresos para la compra de insumos, materiales y tecnología para que los estudiantes tengan mayores conocimientos”, por lo que el 100% de los recursos generados por el pago de los servicios ofertados por los institutos se destinará al mismo centro de educación, precisó la autoridad. “La aplicación del reglamento llevará un poco de tiempo”, por lo que “el trabajo de los institutos en las empresas se verá con mayor fuerza en 2015”.

La nueva normativa fortalece el vínculo entre la oferta de proyectos de los institutos y la demanda de las empresas que estableció desde hace tres años el Ministerio de Educación a través de ruedas de negocio que se realizan en el marco del Encuentro Plurinacional de Investigación e Innovación de Institutos Técnicos Tecnológicos, cuya octava versión se realizó del 12 al 14 de noviembre en el coliseo cerrado Julio Borelli Viterito.

En la muestra se presentaron 250 proyectos creados por estudiantes de los institutos públicos con ayuda de sus tutores y con maquinaria y materiales de los institutos.

“Muchos empresarios están interesados en los proyectos que pueden ofrecer” estos centros de educación “porque utilizan materiales locales y reciclados y porque pueden adaptarse a las necesidades de cada región, lo que significa un costo menor” al momento de su aplicación, dijo Samanamud.

USO. Con el “ch’asky” —un pequeño robot de cuatro ruedas diseñado para la prospección de recursos naturales— “logramos intenciones de negocio con tres empresas mineras y ahora sabemos que tenemos un buen futuro para nuestro proyecto”, sostuvo Karina Viluyo, estudiante del Tecnológico Jesús San Juan García (Tupiza, Potosí), quien construyó la máquina junto a su compañero Límber Miranda.

Julián Cabana, del Instituto Técnico de Beni, despertó también el interés de la Alcaldía de La Paz con su servicio de lavado de vehículos, el cual puede emplearse para la limpieza de los buses Puma Katari. Este tipo de eventos son “una buena forma de incentivar a la producción nacional”, afirmó el joven estudiante, quien agregó que en Beni “hay buenas ideas y existe la capacidad de hacer proyectos a gran escala”.

“Hay bastante creatividad en maquinarias que sirven para cualquier tipo de emprendimiento productivo, industrial o de mecánica. El trabajo (de los futuros técnicos del país) podrá ser usado en iniciativas propias o en servicios. Tenemos un buen capital humano”, resaltó el viceministro.

César Soliz, del Instituto Técnico Industrial Superior Nuevo Amanecer de Potosí, construyó una clasificadora automática de materiales reciclados que ofrecerá a las alcaldías para impulsar un mayor procesamiento de la basura. “Podríamos dar una solución a las diferentes industrias con este tipo de proyectos”, aseveró.

El constructor de cubiertas con botellas pet recicladas Nicolás Maldonado, del Instituto Tecnológico Industrial Comercial Puerto de Mejillones (Cochabamba), comentó que estas iniciativas representan una solución para las industrias de la construcción, ya que permiten reducir costos. “Los innovadores de ahora podemos dar soluciones a los requerimientos de las industrias y además generar fuentes laborales”.

“Reconocemos el esfuerzo de todos los institutos. He quedado admirado por toda esa capacidad de desarrollo tecnológico y de investigación que están demostrando” estudiantes y docentes, manifestó el ministro de Educación, Roberto Aguilar, al clausurar el evento, en el que se registraron Bs 3 millones en intenciones de negocios y Bs 236.000 en proyectos vendidos.

Samanamud reiteró que el encuentro busca el desarrollo e implementación de proyectos de investigación y promover el desarrollo de los conocimientos y tecnologías de los pueblos indígena originario campesinos. Lo que se quiere, aseveró, es “responder a las necesidades y características socioeconómicas y culturales” que demanda el país.

Esta nueva visión, de formar profesionales con visión emprendedora y empresarial, permitió casi triplicar en una década la población estudiantil técnica de 21.169 a 58.586. El viceministro recordó que desde 2005 el número de institutos de formación técnica tecnológica del país aumentó de 60 a 121 y que la cifra de proyectos presentados subió de 54, en 2008, a 250. “Hay un crecimiento exponencial de proyectos que muestran la capacidad, la creatividad y la formación de todos los jóvenes de Bolivia”.

La oferta más exitosa

El Tecnológico Puerto de Mejillones concretó una venta y seis intenciones de negocios para la construcción de máquinas perfiladoras continuas de canaletas.

Desde 2016 se priorizará la práctica en institutos

A partir de 2016, el 70% de la nota de los estudiantes de institutos técnicos y tecnológicos del país corresponderá a la práctica y el 30% a la teoría, anunció el viceministro de Educación Superior, Jiovanny Samanamud, quien además adelantó que profesionales que no se hayan formado en el magisterio podrán ejercer la docencia en esas casas de estudios.

“Se hará un examen teórico muy corto; el grueso de la nota se apoyará en la parte práctica. El estudiante podrá subir de curso si demuestra habilidad en esa parte”, dijo la autoridad y recordó que hasta este año los docentes evalúan de la forma tradicional: 50% práctica y 50% teoría.

El viceministro reveló también que profesionales que no pertenezcan al magisterio, pero que cuentan con alguna especialización en ingeniería, agronomía y arquitectura, entre otros, podrán impartir clases en los institutos.

“Se darán exámenes de competencia para ingresar y los mejores (profesionales) podrán dar clases en el instituto. No será necesario ser del magisterio, sino tener una especialidad”, agregó.

Sepa más

Los interesados en proyectos creados por estudiantes llamar al 2442144

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia