El Financiero

Thales inicia nuevo plan para control aéreo del país

2 de 13 radares serán entregados oficialmente en diciembre

Tecnología. El radar Ground Master (GM) 400 Military de la compañía francesa Thales Air Systems.

Tecnología. El radar Ground Master (GM) 400 Military de la compañía francesa Thales Air Systems. Foto: THALS GROUP

La Razón (Edición Impresa) / Jorge Castel / La Paz

00:00 / 14 de mayo de 2017

Dos de los 13 radares que Bolivia adquirió a Thales comenzarán a operar en La Paz y Santa Cruz este año. La tecnología, además de otorgar un mayor control y resguardar la seguridad del espacio aéreo, generará más ingresos y fortalecerá el turismo en el país.

El 23 de agosto de 2016, el Gobierno, a través de un contrato de $us 209,6 millones, adquirió de la francesa Thales Air Systems 13 radares que conformarán el Sistema Integrado de Defensa y Control de Tránsito Aéreo (Sidacta).

“El objetivo es instalar dos radares este año, uno en La Paz  y otro en Santa Cruz. La entrega oficial será en diciembre”, anunció Rubén Lazo, vicepresidente de la firma gala para América Latina.

“Los radares (siete militares y seis civiles) permitirán cubrir casi el 100% del territorio nacional. Por ejemplo, los GM400 Military tienen un alcance de 470 kilómetros y permiten ver en tercera dimensión la altitud y la latitud de los aviones, incluso de los que vuelan a baja altura, y en cualquier condición ambiental. Además, son transportables y de fácil armado”, detalló el ejecutivo.

El nuevo equipamiento tiene como parte de su misión detectar los vuelos ilícitos, reforzar la protección del territorio nacional, mejorar la seguridad de los vuelos comerciales y desarrollar los servicios del tráfico aéreo. Uno de los beneficios está ligado también al control del uso del espacio aéreo, que será una fuente de ingresos para el país. “A los aviones (de otros países) que cruzan el suelo boliviano nadie los controla”, dijo Lazo.

“Otro elemento importante es la imagen. Creo que este proyecto acelerará el turismo, porque aviones de más aerolíneas aterrizarán (en el país) por la seguridad que brinda este sistema, que será el más moderno de América Latina”, agregó.

La ejecución del proyecto generará también más de 500 fuentes de trabajo durante 31 meses, plazo para la concreción de Sidacta que se inició en octubre.El proyecto contempla, asimismo, la instalación del Centro Plurinacional de Control de Tráfico Aéreo, que servirá para resguardar los más de 7.000 kilómetros de frontera que tiene Bolivia.

PLANIFICACIÓN. “La capacitación al grupo de bolivianos que trabajarán en estos equipos empieza la siguiente semana” y durará “seis meses”, adelantó Lazo, quien expresó también su satisfacción por el inicio del proyecto.

“Lo digo con mucho orgullo, el Sidacta fue diseñado con mucho trabajo, con muchos años de dedicación. Visitamos todas las regiones del país para proponer al Gobierno la tecnología más adecuada: eso nos hizo ganar con relación a la competencia”, explicó el representante de Thales, que tiene un 80% de participación en el mercado aeronáutico latinoamericano y cuyos radares ayudan a despegar o aterrizar a tres cuartos de los aviones del mundo.

La meta es que los bolivianos “dominen completamente esta tecnología. Vamos a acompañar (este proceso) como pasa en todos los países, es nuestra responsabilidad (...). Bolivia se conectará a la región y al mundo”, afirmó.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia