Financiero

Tigo construye viviendas con botellas de plástico y de vidrio

Ecológico. El proyecto piloto arrancó en Warnes y Montero, en Santa Cruz, destinado a familias pobres 

La Razón / Edgar Toro Lanza

00:00 / 26 de febrero de 2012

En el marco de Responsabilidad Social Empresarial (RSE), la empresa de telecomunicaciones Tigo construyó tres casas con botellas de plástico y vidrio en las localidades de Warnes (2) y Montero de Santa Cruz (1), para familias de escasos recursos. Son viviendas ecológicas.

Tigo apoya con este proyecto a familias en situación de extrema pobreza,  a las que construye casas, guarderías y comedores populares. Para ello utiliza elementos que en otras circunstancias son perjudiciales para el medio ambiente, manifestó Nadia Eid Melgar, gerente nacional de Comunicación de la empresa telefónica que presentó en La Paz los programas de RSE que ejecutan en los nueve departamentos.

Eid explicó que hasta el momento levantaron dos casas en Warnes y otra en Montero, como pruebas piloto, para después de una evaluación ampliar el proyecto a nivel nacional.

Las casas se construyeron primero en el oriente por factores de clima y  humedad que permitirán  ver su funcionalidad. Dijo que el resultado fue positivo y de esa manera se hizo la entrega a familias de escasos recursos y con varios hijos.

El proceso de selección de los beneficiarios se realizó a través de un estudio socioeconómico. Primero Tigo presenta el proyecto de vivienda y luego recibe las solicitudes de los postulantes. Estas peticiones se someten a un estudio riguroso en el que prevalece la situación social de la familia. “Principalmente, el proyecto está destinado a familias de muy escasos recursos”, sostuvo Eid en el desayuno-trabajo que organizó en un céntrico local de La Paz.

Cada vivienda está valuada en $us 10 mil. El financiamiento proviene directamente de la empresa en un cien por ciento. Las características de la construcción, al margen de las paredes de plástico y vidrio rellenadas con arena que reemplazan al ladrillo, tienen un cimiento de piedra y cemento; para el techo  se utiliza tejas por el clima, pero el material puede variar en otra región, aclaró Eid Melgar.

La vivienda tipo consta de tres habitaciones, un living, una cocina y un baño.  La distribución del terreno también varía de acuerdo con el número de familiares. Éste oscila entre 250 y 300 m2 y el área de construcción abarca unos 120 m2.

El sistema de construcción también es mancomunado. Se convoca a la familia beneficiada y a los miembros de Tigo. Todos ellos guiados por un arquitecto o ingeniero, ejecutan la construcción de manera participativa.  

El reclutamiento de voluntarios se efectúa bajo el eslogan,  “¿eres diferente o indiferente?”, habiendo logrado una amplia aceptación entre los trabajadores de la empresa.

Eid agregó que se recurre a otras personas e instituciones para que ayuden a amoblar la casa y las familias tengan un ambiente acogedor en las “Casas Tigo”.

Se planifica aplicar el proyecto en otras regiones de Bolivia, y probablemente también en la ciudad de El Alto, por el alto índice de pobreza.  Montero. Según el informe de Tigo, a principios de 2010, Olga Justiniano, una vecina cruceña, se enfrentó con una difícil situación: su esposo falleció por problemas cardíacos y ella quedó a cargo de ocho hijos y cuatro nietos. Todos los miembros de esta familia compartían una pequeña habitación que servía a la vez de dormitorio, comedor y cocina.

Al conocer esta situación, el proyecto “Casas con Botellas” y los trabajadores de Tigo decidieron brindar parte de su tiempo, su esfuerzo y su entusiasmo para que Olga y su familia cuenten con una vivienda digna. En una actividad de voluntariado, el sábado 19 de febrero de 2010 se reunieron 15 empleados de Tigo en la ciudad de Montero para construir esa casa con sus propias manos.

“Con esta actividad se hace un aporte social a una familia y se contribuye al medio ambiente reutilizando las botellas plásticas”, indicó Carola Barros, subgerente de RSE.

Los huertos Tigo en 2012

CAMPAÑATigo arrancará el 1 de abril la campaña denominada Huertos Tigo, con una inversión de $us 100 mil, informó  Nadia Eid Melgar,  gerente de Comunicación de la compañía. El objetivo es enseñar a las familias la producción agrícola para paliar la crisis alimentaria. Tigo también ejecuta proyectos en salud y educación.   

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2
3 4 5 6 7 8 9
24 25 26 27 28 29 30

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia