El Financiero

La UCB desarrolla solución para combatir la roya

Aplicación. Se trata de un fungicida orgánico que protege a varios tipos de plantas.

Yungas. El grano de Las Tacanas. Foto: Christian Calderón

Yungas. El grano de Las Tacanas y el rector Escóbar. Foto: Christian Calderón

La Razón (Edición Impresa) / Marcelo Padilla / Coroico

01:59 / 03 de octubre de 2018

La Universidad Católica Boliviana (UCB) desarrolla un fungicida orgánico, libre de químicos, para combatir la roya, un hongo que ataca y destruye de a poco los cafetos en los Yungas de La Paz.

Por invitación de esa casa superior de estudios, La Razón visitó la finca Las Tacanas en el municipio de Coroico, distante 97 km de La Paz, lugar en el que experimenta con la nueva sustancia contra la plaga, la cual comienza matando la hoja del árbol, luego las ramas, el tallo y al final toda la planta.

La roya es “como un cáncer” para la producción cafetalera, pero este “desarrollo científico de la UCB previene y pretende controlar ese mal”, que de expandirse dejará a varias familias yungueñas que trabajan en esta actividad agrícola sin una alternativa de ingresos, afirmó el rector de la universidad privada, Flavio Escóbar.

“Esta investigación le da sentido al rol que tiene la universidad con la sociedad, porque esto significará mejorar la productividad del café; y si logramos ello, podemos emplear a más gente y exportar”, destacó el académico.

Escóbar ponderó, asimismo, la labor de docentes y estudiantes de la Facultad de Ingeniería para el desarrollo del fungicida, cuyo efecto ayudará también a los cultivos de cacao, castaña y otros que de igual manera son atacados por la roya.

“Esta investigación no va a servir solo para el caso boliviano, sino internacionalmente”, apuntó.

Ronanth Zavaleta, director de la Facultad de Ingeniería, contó que el fungicida —aún sin nombre— se aplica en cafetales de la finca desde hace tres meses y con resultados satisfactorios.

El producto se desarrolló a partir de la separación de sustancias químicas producidas por diferentes plantas altoandinas que, luego de un proceso de mutación natural, resultaron en un fungicida que protege a las plantas de plagas, hongos y otros males.

“Hemos separado los principios químicos de las plantas de manera orgánica, sin el uso de solventes, productos químicos, ácidos ni metales pesados. Hemos conseguido un grado muy alto de pureza y estamos viendo la respuesta en el cafeto”, detalló.

En este proyecto tuvo mucho que ver la investigadora Diana Losantos, quien por su trabajo ganó una beca para una maestría en Alemania, donde está desde hace cuatro meses y donde presentará una vez más el desarrollo.

La que sigue la misión como asistente de investigación es Tania Balderrama, quien reconoce que en su formación el hecho de participar del proyecto es algo preponderante. En el país “no se incide en la labor investigativa porque son muy reducidas las áreas y con la UCB he encontrado ese espacio”, subrayó.

El rector adelantó que luego de la fase experimental, que aún está en ejecución, se pasará al patentado o registro del fungicida contra la roya, hongo que tiene su origen en África, que llegó a América en semillas del café y que tuvo consecuencias catastróficas en la producción cafetalera de Honduras y Guatemala.

Aporte. Cuando un investigador logra ciertas etapas de éxito comercial, hay que respetar los derechos de propiedad y realizar su patentado, y la UCB está dentro de ese proceso, indicó.

Pero la labor de la universidad no solo se centra en Las Tacanas, sino también en su Unidad Académica Campesina (UAC) de Carmen Pampa, distante 15 kilómetros de Coroico, donde la casa superior de estudios funciona bajo la modalidad de internado. Allí también hay cultivos de café pero, a diferencia de otros de la región, con la roya controlada con técnicas de manejo de las plantas

Freddy del Villar, presidente delegado de la UAC, reconoció que la investigación es importante en la formación de los más de 700 universitarios de la región.

En la UAC de Carmen Pampa se imparten las carreras a nivel licenciatura de Agronomía, Veterinaria y Zootecnia, Turismo Rural, Enfermería, Ciencias de la Educación y Técnico Parvulario.

Escóbar remarcó que la razón de ser de una universidad es la de investigar para mejorar las condiciones de vida de la población.

“Aquí, todos los estudiantes logran incorporar sus conocimientos en la actividad productiva, logran ligar la teoría con la práctica”, sostuvo Del Villar.

Inaugura  un complejo científico de $us 10 MM

Marcelo Padilla

La Universidad Católica Boliviana (UCB) inaugurará este jueves un complejo de 36 laboratorios para mejorar el aprendizaje de su comunidad universitaria en el área de ingenierías.

El rector de esa casa superior de estudios, Flavio Escóbar, informó que esa infraestructura beneficiará a las ocho carreras de ingeniería de la universidad.

“Es una inversión en infraestructura de $us 6 millones y la vamos a equipar con tecnología moderna hasta llegar a unos $us 10 millones”, detalló.

El edificio de ocho plantas ocupa un área de 5.500 metros cuadrados.

Reiteró que de esa manera la UCB vincula el conocimiento científico con la sociedad, puesto que las investigaciones que se encaren beneficiarán a la colectividad.

El complejo de laboratorios está ubicado en el campus universitario de la zona de Obrajes, en La Paz. “Es de las inversiones más importantes que tiene la universidad en sus 52 años de vida académica”, indicó.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2
3 4 5 6 7 8 9
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia