El Financiero

La Unión Europea impulsa la seguridad alimentaria en Potosí

Corrales semitechados, cultivos hidropónicos e invernaderos semisubterráneos son algunos proyectos que implementó la FAO, en coordinación con instituciones estatales y la cooperación europea, para beneficiar a poblaciones del altiplano boliviano.

La Razón / Liliana Aguirre / Uyuni

00:00 / 25 de marzo de 2012

“Nos han ayudado con un proyecto de irrigación con el que captamos el agua de las lluvias y tenemos tuberías de cemento; ahora producimos papa, alfalfa, habas, verduras y fruta”, cuenta la comunaria Eliodora Lucas Ayaviri, del  ayllu Wanake, del municipio potosino de Llica.

En el recuerdo quedaron siete años donde la sequía y las heladas destruían sin piedad los sembradíos y diezmaban a los camélidos, que son la fuente de alimentos de las familias de los ayllus de la provincia Daniel Campos, en el departamento de Potosí.

“Nosotros dependemos de las inclemencias del tiempo, sobre todo de la lluvia con la que producimos quinua y también bebe nuestro ganado”, agrega Lucas.

Ante los continuos riesgos a los que se enfrentan agricultores de zonas rurales, ocasionados por el cambio climático, la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) como ente ejecutor, con ayuda del Ministerio de Desarrollo Rural y Tierras, el Viceministerio de Defensa Civil y el financiamiento de la Comisión Europea a través de su Departamento de Ayuda Humanitaria (ECHO), brindaron asistencia técnica en materia de prevención de riesgos agropecuarios a agricultores de subsistencia y pequeños ganaderos.Los proyectos beneficiaron a aproximadamente 11.361 familias en todo el país, desde 2008 hasta 2011. El monto de la ayuda económica de la Unión Europea es de $us 5 millones.

Entre los proyectos desarrollados se encuentran el manejo se silos para preservar la semilla en buenas condiciones para garantizar la siembra; la hidroponía, una producción acelerada de alimentos y forraje en bandejas de agua enriquecida con nutrientes; la henificación para conservar en buenas condiciones el forraje; la desparasitación de animales, el semitechado de corrales para que los camélidos —muy propensos al aborto por el frío— se mantengan agrupados y calientes, y la construcción de carpas semisubterráneas de cultivo para evitar las heladas que azotan a estas zonas.

“Un aspecto relevante es que los usos ancestrales de los comunarios son tomados en cuenta en estos proyectos para mejores resultados”, explicó Einstein Tejada, coordinador nacional de la Unidad de Emergencias de la FAO.

Las provincias potosinas beneficiadas con los proyectos de prevención fueron Daniel Campos, Nor y Sur Lípez, que semirrodean al Salar de Uyuni y son cercanas a la frontera con Chile.

En el Encuentro Humanitario Europeo Alto Andino organizado por la FAO y sus aliados estratégicos en el Salar de Uyuni participaron representantes de los comunarios beneficiados.

La comitiva de la Unión Europea, encabezada por su representante, Kenneth Bell, junto al viceministro de Desarrollo Rural y Tierras, Víctor Hugo Vásquez, y autoridades de la FAO destacaron el impacto positivo de los proyectos de prevención de siniestros climáticos. Los productos agrícolas obtenidos fueron expuestos en una feria que fue organizada en el Salar de Uyuni.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia