El Financiero

Uriondo apuesta por la uva y el turismo para no depender del gas

La industria de uvas, vinos y singanis mueve al menos $us 100 millones año

La Razón (Edición Impresa) / Wálter Vásquez / La Paz

00:00 / 09 de marzo de 2014

¿Qué pasará cuando el gas de Bolivia se acabe? Uriondo ha decidido no esperar a que llegue ese momento y apuesta ya por el turismo productivo, una estrategia que a mediano plazo busca convertir a este municipio tarijeño en la capital turística del país.

La producción de uva de Bolivia se concentra en los valles Central de Tarija (83%) y Cintis de Chuquisaca (13%), según un estudio de Captura Consulting. Al primer cuatrimestre de 2012, la superficie con plantaciones de uva en esas regiones llegaba a 2.385 hectáreas (ha) y la producción a 28.005 toneladas (t). El 44% de ese volumen se destina a la producción de vino, el 30% se comercializa como uva de mesa y el 26% se emplea para la elaboración de singani.

“Uriondo es la capital de la uva. Producimos el 85% de lo que se genera en los Valles del Sur: todo este movimiento económico, así como los paisajes del lugar, nos han permitido establecer el atractivo más importante de Tarija: la ‘Ruta de Uva, Vinos y Singanis’, una muestra de que los tarijeños —una vez que se acabe el gas— vamos a vivir de la producción de uva y el turismo”, dijo Álvaro Ruiz, alcalde de ese municipio.

Los recursos de Uriondo, así como del resto de Tarija, dependen hoy principalmente de la explotación del gas. Entre enero y noviembre de 2013, el mayor monto por asignación de regalías hidrocarburíferas fue para este departamento ($us 461,2 millones), donde están los principales megacampos gasíferos del país. Tarija incrementó sus recursos por regalías y transferencias de $us 189,6 millones en 2005 a 690 millones a noviembre del 2013, según YPFB.

“La vitivinicultura es uno de los rubros productivos más importantes del país, porque genera muchos ingresos y empleos, y de aquí a algún tiempo será la principal actividad del departamento en (aprovechamiento de) recursos renovables”, expresó Ariel Ortega, ejecutivo seccional de Desarrollo de la Gobernación de Tarija.

Según Captura Consulting, la cadena de uvas, vinos y singanis mueve al menos $us 100 millones al año y aporta con $us 14 millones en impuestos al Estado. La ruta turística que propone Uriondo incluye los encuentros del “Arte y el Vino”, que del 6 al 14 de marzo reúnen a artistas nacionales e internacionales; y a la “Vendimia Chapaca” (15 y 16 de marzo)”, eventos artístico-culturales que alimentarán la nueva Pinacoteca y el Museo Metálico, y que en 2013 recibieron a 25.000 visitantes.

Crecimiento del sector productivo

Preparación

La Alcaldía de Uriondo suscribió un convenio con las autoridades de la provincia argentina de Mendoza para capacitar a los vitivinicultores en la producción masiva de cepas.

Presencia

El crecimiento de la industria del vino en Tarija permitió que el año pasado se realice en ese departamento el Congreso Latinoamericano de Vitivinicultores.

85% de las plantaciones, de pequeños productores

El 85% de los productores en los valles Central y Cintis plantan en promedio una hectárea (ha) de uva, el 5% entre 1 y 5 ha y el restante 10% corresponde a grandes productores.

Así lo revela un estudio realizado por Captura Consulting para la Gobernación de Tarija, que precisa que el sector genera en esa región casi 3.400 empleos directos (78% de los cuales se relacionan con la producción de vino y singani).

Actividad. “La vitivinicultura es la actividad rentable más importante para nuestros productores de las comunidades. Se puede decir que quien tiene una hectárea de vid es ya un pequeño empresario”, dijo el ejecutivo seccional de Desarrollo de la Gobernación de Tarija, Ariel Ortega.

En el municipio de Uriondo, principal productor de cepas del país ubicado al noroeste del departamento, el 50% de las comunidades se dedica a esta actividad, que requiere de conocimientos técnicos bastante amplios, explicó el funcionario.

Tecnología aumenta ingresos de productores

En los últimos diez años, Uriondo ha implementado nuevas tecnologías para que sus vitivinicultores incrementen su producción e ingresos. Estos avances incluyen mejores técnicas de poda, control de plagas, optimización de los sistemas de riego e introducción de nuevas variedades de uva.

“Estamos trabajando en proyectos con los que podamos ampliar la extensión de cultivos. Tenemos uno de riego que con Bs 183 millones nos va a permitir habilitar 3.500 nuevas hectáreas principalmente para la vitivinicultura”, informó el funcionario de la Gobernación de Tarija, Ariel Ortega.

El alcalde de Uriondo, Álvaro Ruiz, dijo que también se instalaron dos cámaras refrigerantes que suben el precio de la caja de 20 kilos de Bs 80 (tras la cosecha) a 200 (luego de cuatro meses) y se implementan las “bodegas comunales” para la elaboración de vinos artesanales con una inversión de al menos Bs 70 millones.

De las aproximadamente 2.660 personas que contrata la producción de vinos y singanis en los valles de Tarija y Chuquisaca, el 58% trabaja en el cultivo de uva, el 34% en bodegas grandes tecnificadas y el 7% en bodegas pequeñas y medianas.

El singani y los ‘vinos con altura’ son bolivianos

Bolivia ya ha registrado al singani y a los “vinos con altura” en la Organización Internacional del Vino (OIV) como marcas propias del país, lo que le permitirá tener un lugar propio en el mercado mundial de este producto.

“En Tarija se está trabajando mucho en la denominación de origen del vino. Tenemos los vinos ‘más altos del mundo’ producidos sobre los 1.700 metros sobre el nivel del mar. Tenemos variedades de gran calidad, que han sido galardonadas en otros países”, dijo el ejecutivo seccional de Desarrollo de la Gobernación de Tarija, Ariel Ortega.

Cualidad. De acuerdo con información de la Fundación Fautapo, las uvas en Tarija generan material antioxidante debido a su cercanía con el sol. Esta característica evita el envejecimiento de la fruta y se transmite al vino y a la persona que lo consuma.

Actualmente, Tarija tiene bodegas que cuentan con instalaciones para la producción de “vinos de altura” premium en las bodegas de Campos de Solana, La Concepción, Kohlberg y Aranjuez, en las que se producen vinos varietales finos y de gran calidad.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia