El Financiero

Vías Bolivia triplica ingresos con el peaje automatizado

Vías Bolivia avanzó en la ejecución del proyecto del cobro de peaje electrónico. Recaudó Bs 365 millones en 2012, cifra superior a la época de la concesión privada. El sistema fortalece la seguridad ciudadana

La Razón / Svetlana Salvatierra

00:00 / 19 de mayo de 2013

A su paso por el retén, usted y su coche son filmados y registrados. El cobro automatizado del peaje en 54 estaciones, en las principales vías del país, no sólo modernizó esta labor, sino que hizo que Vías Bolivia eleve sus ingresos a Bs 364,8 millones.

A eso se suma que el sistema se constituye en un puntal para fortalecer la seguridad ciudadana, lo que también destacan sus impulsores. El 10 de mayo se cumplió un año del asesinato de Eugenio Aduviri, periodista de La Razón. Fue la filmación desde el retén de la Ceja la que permitió que la Policía dé con el minibús en que se cometió el crimen, mientras circulaba por la autopista La Paz-El Alto.

Vías Bolivia empezó a ejecutar el proyecto en mayo de 2011 en la ruta La Paz-Oruro y hoy está equipado en 54 de 127 puestos de cobro de peaje y de pesaje del país. El director de Planificación y Desarrollo de Vías Bolivia, Arnaldo Wayer Martínez, aclara que estas 54 estaciones “generan el 90% de las recaudaciones”.

Para automatizar un retén se necesita infraestructura, instalaciones eléctricas (algunas poblaciones aún carecen de energía) y servicio de conectividad (internet) a fin de tener información en línea. Con este sistema, el país tiene cinco anillos de seguridad, en las principales rutas de conexión nacional e internacional.

“Hay cámaras externas e internas dentro de los anillos de seguridad. Tenemos el registro de todos los vehículos que pasan por los retenes” y pagan su peaje, enfatiza Wayer. Es importante en términos de seguridad ciudadana y recaudación de ingresos para Vías Bolivia, dice, pues de ello depende el mantenimiento de caminos, a través de los recursos que se entregan a la Administradora de Caminos de Bolivia (ABC).

Hasta el 2006, las concesionarias privadas Toll SA y Consur percibían menos de la mitad de lo que hoy obtiene Vías Bolivia. “2006 fue el último año de la administración privada, entonces la recaudación alcanzó a Bs 207,6 millones; comparando esa cifra con la obtenida en la gestión 2012, el incremento asciende a 76%, es decir a Bs 157,2 millones”, destaca la estatal en su informe anual.

En 2012, los ingresos llegaron a Bs 364.893.757, monto que superó la programación estimada —Bs 363.627.980—, o sea que obtuvieron un poco más de un millón de bolivianos adicionales.

Santa Cruz es la que genera mayores recursos por este concepto, ya que reporta mayor tránsito vehicular y posee una mayor extensión de la Red Vial Fundamental (25,9%). Entre Santa Cruz, Cochabamba, La Paz y Oruro suman el 88,42% de la recaudación.

El año pasado, Santa Cruz colectó Bs 131.827.308, le siguió Cochabamba con Bs 92.092.828 y luego La Paz con Bs 61.898.936. Al final de la lista está Pando con un monto de Bs 879.112.

Wayer destaca también que en estos dos años “no hubo ninguna denuncia de corrupción. Se han recuperado como Bs 300.000 que los recaudadores sacaron de los retenes en el pasado”. Aclara que la gestión administrativa de Vías Bolivia se ejecuta con el 17% del dinero que se genera por los peajes; antes de esta norma las concesionarias cobraban el 40%.

Tienen acceso a Bs 32 millones; el 50% es para sueldos y el resto para mejorar la infraestructura. Edificar un retén de cuatro carriles demanda Bs 1.300.000 y medio millón el de dos. Ahora la prioridad es la automatización del pesaje y peaje en la ruta bioceánica e impulsar el turismo.

Ahora apuesta por el telepeaje

“En esta gestión vamos a iniciar la segunda fase de la automatización con la eliminación del dinero en efectivo. Esto lo vamos a hacer a través del RFID o telepeaje. Empezaremos con instituciones públicas en la modalidad pospago”, detalla el director de Planificación y Desarrollo de Vías Bolivia, Arnaldo Wayer.

Trabajan con la Agencia Nacional de Hidrocarburos para que el registro del Tag (un sello electrónico que tendrán todos los vehículos del país en sus parabrisas para poder comprar combustible) sea leído por el sistema de Vías Bolivia. Se prevé comenzar en el Kilómetro 17 en Santa Cruz, pero falta que se norme la forma del pospago de las entidades públicas. Con el sector privado están socializando este proyecto. “Estamos en reuniones con asociaciones de transportistas para que ingresen a este sistema”, afirma.

Son como 50.000 los vehículos de servicio público que pasan por los retenes (unos 11.000, flotas y trufis). “Quisiéramos empezar con cerca de 8.000”, dice.“Si vemos que el colega pasa rápidamente y paga luego su peaje, muchos se sumarían a este sistema”, destaca.

Vías Bolivia tiene 1.000 empleados; el 83% labura en la parte operativa. Son capacitados permanentemente, viven donde trabajan y están en planillas.

Más información

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia