El Financiero

‘Queremos que el mercado farmacéutico boliviano se norme de manera seria’

Víctor H. Ayllón. El presidente de la Cámara de la Industria Farmacéutica Boliviana (Cifabol) realiza una concisa evaluación del trabajo efectuado por los laboratorios que operan en el país y de las necesidades que tiene el sector para mantener su desarrollo. El rubro, afirma, genera al menos 8.000 empleos directos  “dignos, formales, seguros y sostenibles” y más de 20.000 fuentes de trabajo de forma indirecta, además de contar con personal altamente calificado y comprometido con la salud del país.

Sede. Ayllón en oficinas de la Cifabol, en el piso 13 del edificio Cámara Nacional de Comercio (La Paz).

Sede. Ayllón en oficinas de la Cifabol, en el piso 13 del edificio Cámara Nacional de Comercio (La Paz). Foto: Pedro Laguna

La Razón (Edición Impresa) / Jorge Castel / La Paz

00:00 / 12 de febrero de 2017

Cifabol es una institución presente en el país desde 2000 que cuenta con cámaras departamentales en Cochabamba y Santa Cruz y que aglutina a 19 empresas. “Tenemos afiliados casi al 90% de todos los laboratorios nacionales”, destaca Víctor Hugo Ayllón.

— ¿Cuáles son los objetivos principales de Cifabol?

— Representar a nuestros afiliados ante los diferentes organismos internacionales, defender el cumplimiento de la normativa, proponer y participar en la revisión de la legislación nacional, recopilar y difundir entre los afiliados y la opinión pública la información relativa al sector y, principalmente, generar las condiciones para el desarrollo de la industria farmacéutica en Bolivia.

— ¿Cuál es la situación actual del rubro?

— Sentimos la desaceleración de la economía en 2016. Hemos tenido mejores resultados en 2014 y 2015, pero la evolución ha sido positiva.

— ¿A cuánto ascienden las inversiones en el sector en los últimos años?

— En los últimos cinco años  hemos invertido unos $us 400 millones. Todos esos recursos han generado una capacidad de producción muy importante y una capacitación del personal en el área que nos permitirá seguir creciendo y cumplir con las buenas prácticas que se aplican en el sector (...). Esta es una de las industrias mejor desarrolladas porque es la más fuertemente regulada. Cuando producimos medicamentos no nos podemos equivocar. Así que en este último tiempo las inversiones nos han llevado a tener un sector muy fuerte, equipado con tecnología de punta, con certificación de buenas prácticas.

— ¿Y cómo ha incidido esto en la economía de la industria?

— Somos sin duda los mayores proveedores del mercado de seguridad social de corto y mediano plazo y del sector público, en el que tenemos una participación de mercado de más del 70%. En el sector privado nuestra participación se ve un poco más restringida, estamos más o menos en el 30%, siendo que los importadores participan en ese rubro con el 70%. Este es uno de los aspectos que identificamos como una oportunidad para la industria nacional.

— ¿Por qué una oportunidad?

— (Porque es posible) manejar un mercado más sano en términos de participación más equitativa, lo que sucede en los países vecinos (...). No es que la industria local no pueda abastecer el mercado privado, es que las condiciones que hay para la importación de medicamentos son muy favorables y muy sencillas de cumplir en Bolivia. No es posible decir que podemos fabricar todos los productos o que los importadores pueden abastecer todo el mercado, una convivencia sana es lo ideal. ¿Por qué?, porque hay tecnología de punta que no tenemos, por decir vacunas, productos oncológicos y retrovirales (...). En lo que nosotros podemos abastecer en el mercado buscamos condiciones favorables y de equidad para no ser tan vulnerables y no estar expuestos a un indiscriminado ingreso de productos importados. Otros países protegen su industria, tienen barreras arancelarias y paraarancelarias que no permiten que la importación sea indiscriminada y es lo que nosotros buscamos para nuestro mercado.

— ¿Cuál es la fortaleza de los laboratorios bolivianos?

— Antibióticos, analgésicos, antiinflamatorios, jarabes y antigripales, que son los que más se demanda en el mercado.

— ¿Cuánto representan las importaciones de medicamentos?

— Éstas han ido creciendo. El año pasado pasaron los $us 210  millones, un récord.

— ¿Cuáles son los medicamentos más falsificados?

— Antigripales, jarabes, analgésicos, antibióticos, hay de todo, pero principalmente los que se demandan en mayor cantidad.

— ¿Qué condiciones necesita el sector para mejorar?

— Condiciones favorables en términos de regulación de las importaciones, que se norme el mercado de manera seria para que no nos encontremos en nuestro país con tanto producto ilícito y sin registro sanitario. (En Bolivia) el arancel es 0% (para la importación de medicamentos), en otros países es de 25% (...). No queremos protección indiscriminada por ser nacionales, solo condiciones para ser competitivos en el mercado.

Perfil

Nombre: Víctor Hugo Ayllón

Profesión: Administrador de empresas

Cargo: Presidente de la Cifabol

Gestor experimentado

Obtuvo su licenciatura en la Universidad Mayor de San Andrés (UMSA) y efectuó un diplomado en Gestión y Evaluación de Proyectos en la Universidad de Chile. Cuenta con 30 años de experiencia en la industria farmacéutica nacional. Actualmente, desempeña los cargos de Gerente Regional en Droguería Inti y presidente —por segunda gestión consecutiva— de la Cámara de la Industria Farmacéutica Boliviana (Cifabol). La entidad privada, fundada hace 17 años, está conformada por los laboratorios Albus, Alcos, Alfa, Bago, Cofar, Crespal, Delta, Farcos, IFA, Ifarbo, Inti, Lafar, Laqfagal, Minerva, Praxair, Sigma, Terbol, Vita y la Industria Algodonera Textil (Inaltex).

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia