El Financiero

Seis acciones mitigarán el golpe a la producción

El estudio indica que las inversiones reducirán los efectos del cambio climático

Santa Cruz. Cuerpos de vacas que murieron en la sequía que azotó el municipio de Gutiérrez en 2014.

Santa Cruz. Cuerpos de vacas que murieron en la sequía que azotó el municipio de Gutiérrez en 2014. Foto: Ivan Condori-archivo

La Razón (Edición Impresa) / Wálter Vásquez

00:00 / 29 de marzo de 2015

La dinámica del cambio climático en Bolivia presenta seis recomendaciones para reducir los efectos económicos que tendrá la variación constante en las precipitaciones y temperatura de Bolivia durante este siglo.

“Una de las cosas seguras es que las lluvias van a venir de una manera más concentrada y fuerte”, advirtió Lykke E. Andersen, coautora del libro.

El estudio aconseja al Gobierno invertir en sistemas de agua potable y riego, “dado el creciente nivel de escasez que se experimentará por el gran aumento en la demanda y la probable reducción en la disponibilidad de aguas superficiales debido al cambio climático”.

El ordenamiento territorial y manejo de la migración interna, asimismo, pueden ayudar a dirigir las inversiones públicas y los asentamientos humanos hacia áreas menos vulnerables a eventos climáticos adversos, y pueden prevenir posibles conflictos sobre recursos escasos (como agua y suelos fértiles).

Controlar la deforestación para “no exacerbar el problema de inundaciones en las tierras bajas”; construir infraestructuras más resistentes a las inundaciones recurrentes, “aunque cueste más en el corto plazo”; mejorar la eficiencia en el uso de agua, energía, tierra y otros recursos que se vuelven más y más escasos con tecnologías apropiadas; y reducir las vulnerabilidades a través de educación, urbanización, diversificación de ingresos y desarrollo, son los otros consejos.

Variación del clima es la clave

El 97% de las variaciones en temperaturas y precipitación durante los últimos 100 años se explica por variabilidad climática y solamente el 3% por cambio climático, de acuerdo con el estudio.

Generación de energía con agua se  ve afectada

La disminución del caudal de los ríos producto de la reducción en la frecuencia de las lluvias afectará la producción de energía hidroeléctrica del país durante este siglo, según La dinámica del cambio climático en Bolivia.

“De acuerdo con las proyecciones del modelo, las precipitaciones pluviales van a disminuir en los próximos 100 años y eso debería significar menor producción de energía hidroeléctrica”, afirmó Carlos Gustavo Machicado, director ejecutivo e investigador senior de la Fundación Inesad.

Los datos del estudio dan cuenta de que en 2100  el potencial hidroenergético de Bolivia se habrá reducido entre 18,72 y 20,41%. Bajo este panorama, “la pregunta es: ¿Qué es más costoso, producir energía termoeléctrica o hidroeléctrica?”, cuestionó.

El ministro de Hidrocarburos y Energía, Luis Alberto Sánchez, informó el 18 de marzo que el  Gobierno invertirá al menos $us 50.000 millones en 25 proyectos hidroeléctricos que generarán 16.000 megavatios (MW).

En 2013, el 63% de la energía eléctrica boliviana provino de fuentes termoeléctricas y el 30% de centrales hidroeléctricas. Se busca que en 2025, el 26% de la electricidad del país se produzca con gas y el 70% con agua, según datos del Informe de Gestión 2013 del presidente Evo Morales.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia