El Financiero

Cada boliviano genera 2 kilos de basura electrónica por año

RAEE. Fundare inició una campaña para reciclar celulares y computadoras.

Productos. Oferta de aparatos eléctricos y electrónicos en un taller de El Alto. Fot: La Razón-archivo

Productos. Oferta de aparatos eléctricos y electrónicos en un taller de El Alto. Foto: La Razón-archivo

La Razón (Edición Impresa) / Wálter Vásquez / La Paz

00:00 / 08 de marzo de 2015

Cada boliviano genera anualmente 2 kilos de residuos de aparatos eléctricos y electrónicos (RAEE), los cuales contienen sustancias peligrosas para la salud y el medio ambiente, advierte Fundare, que comenzó a reciclar celulares y computadoras en Santa Cruz.

La Fundación para el Reciclaje (Fundare), organismo de la Cámara de Industria, Comercio, Servicios y Turismo de Santa Cruz, calcula que en este y los próximos cuatro años Bolivia habrá incrementado la cantidad de RAEE que genera de 20.000 toneladas (t) en 2014 a 33.000 t en 2019 y que la producción per cápita de estos desechos subirá de 2 a 3,3 kilos en el mismo periodo. Estos datos no toman en cuenta los residuos de aparatos eléctricos o electrónicos internados vía contrabando.

Los RAEE son todos aquellos residuos de dispositivos que para funcionar requieren pilas, baterías o ser enchufados a la corriente eléctrica. Si éstos no son correctamente desechados, representan un riesgo para el medio ambiente y para la salud de las personas. Por ejemplo, por sus componentes de vidrio y metales, una pantalla de computadora puede contaminar 80.000 litros de agua, equivalente a la cantidad de agua que una persona consume en un año y tres meses, informó la fundación.

“Esta problemática se agudiza en Santa Cruz que, siendo una de las ciudades con mayor crecimiento económico y poblacional de Bolivia, ha comenzado a experimentar en los últimos años un cambio tecnológico en el consumo de equipos de las Tecnologías de la Información y Comunicación (TIC), teniendo una gran demanda de computadoras, celulares y televisores”, según Fundare, que calcula que esa ciudad consume al año 25.000 t de aparatos de TIC.

A esto se suman los problemas que tienen los municipios respecto al manejo de los residuos sólidos comunes generados de los hogares, empresas e instituciones. Por ello, Fundare comenzó a acopiar aparatos eléctricos y electrónicos a través de su Centro Ambiental, que promoverá la recolección, transporte, tratamiento, desmantelamiento y descontaminación y comercialización de este tipo de productos en el mercado nacional e internacional.

Para reciclar este tipo de productos, la fundación viene desarrollando la primera fase de una campaña de concientización con el apoyo de la empresa municipal de limpieza Emacruz y de Tigo, compañía que desarrolló una aplicación móvil para identificar los centros donde depositar los RAEE en esa ciudad, que habría acumulado 19.000 t de dispositivos TIC en los últimos cinco años.

Una bomba de tiempo

EFE

Millones de móviles, cámaras digitales, ordenadores, tabletas y demás artilugios electrónicos acaban cada año en la basura, lo que supone un enorme peligro para la salud y el medio ambiente, advierte la ONU.

Si en 2000 se produjeron alrededor de 10 millones de toneladas de desechos electrónicos, en 2014 llegaron a 50 millones, equivalente a ocho veces el peso de la gran pirámide egipcia de Guiza. Esa cifra significa que cada habitante del planeta genera una media de 7 kilos de basura tecnológica y los cálculos prevén que en los próximos tres años esos residuos aumenten en un tercio. Muchos aparatos que tienen una vida cada vez más corta, están cargados de metales pesados muy dañinos para la salud.

  • Producción per cápita en el mundo

La basura per cápita producida varía según la riqueza y consciencia ambiental de cada país, y va desde los 63 kilos que genera un catarí anualmente, pasando por los casi 30 de un estadounidense, los 23 de un alemán, los 9 de un mexicano,  los 7 de un brasileño o los 620 gramos de un maliense, según la ONU.

  • ¿Quiénes producirán más en 2016?

La Oficina de Naciones Unidas para el Desarrollo Industrial, con sede en Viena, calcula que en 2016 los países en desarrollo producirán más basura electrónica que los industrializados. Un desafío adicional, porque esas naciones cuentan con menos medios para abordar este problema complejo. EFE, Viena

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia