El Financiero

Cinco cadenas productivas fortalecen a 986 familias

Apoyo. Save The Children ejecutó el  proyecto de desarrollo en Caranavi

La Razón / Édgar Toro

00:00 / 10 de junio de 2012

El proyecto de Mejoramiento Nutricional y Seguridad Alimentaria ejecutado por Save The Children Bolivia creó y fortaleció cinco cadenas productivas beneficiando a 986 familias de la provincia Caranavi de La Paz, con una inversión de $us 800 mil. Apoyaron en salud y producción.

El coordinador de seguridad alimentaria de Save The Children Bolivia, Williams Zavaleta, informó que las cinco cadenas de valor son la producción de miel de abeja, achiote, yerbas aromáticas, hortalizas y frijol. Estas cadenas se conformaron gracias al financiamiento de Green Mountain Coffee, con más de $us 500 mil, y una contraparte del Gobierno Municipal de esa población y otros cooperantes.

“Se ha logrado vincular a organizaciones productivas competitivas con mercados nacionales e internacionales a través de las cadenas de valor, logrando que los agricultores cambien su enfoque tradicional de producción por el enfoque de demanda”, manifestó Zavaleta en referencia a los productores que pertenecen a 65 colonias.   

De todas las cadenas, la que mayores frutos dio fue la de la miel de abeja porque se llegó a conformar la Microempresa “Tómala”, informó el funcionario. Incluso esta iniciativa llegó a ganar un tercer lugar en el concurso “Ideas Emprendedoras”, auspiciado por una empresa privada del país.

El gerente de producción de esta microempresa, Rubén Pacheco agradeció la ayuda técnica y de capacitación que recibieron porque ahora no sólo son recolectores de miel, sino que  comercializan el producto con gran éxito en el mercado local.

En el tema de la miel trabajaron 11 colonias participando 133 familias con un volumen de comercialización de 1.740 kilos de miel anual, con un valor total comercializado de Bs 80.268.

 “Cuando los agricultores se insertan en una cadena de valor, fortalecen sus habilidades asociativas, de cooperación y relaciones de confianza, lo que genera mercados seguros y formaliza los contratos”, expresó Zavaleta ante la presencia de productores, instituciones y organizaciones que se dieron cita a presenciar el informe de los resultados del proyecto.

En la cadena de valor de achiote participaron 14 colonias que hacen 270 familias. Su producción se estableció en 166 hectáreas y alcanzaron una producción de 104,4 toneladas métricas con un valor total comercializado de Bs 518.151. El achiote es un producto que últimamente es muy cotizado por mercados internacionales y los productores de Caranavi apuntan a buscar mercados de exportación. El Centro de Producción de Tecnología Sostenible (CPTS) a cargo de Patricia Durán les dotó a los productores de achiote una máquina trilladora que ayudó en la reducción de costos en su producción en un 36%.

La producción de yerbas aromáticas también tuvo la participación de 10 colonias, involucrando a 93 familias, quienes trabajaron en 15 hectáreas. Generaron Bs 13.586. Ésta es una nueva actividad donde se aprovecha la producción de productos del lugar.

La otra cadena productiva es de hortalizas con 16 colonias participantes y 338 familias. Produjeron en 3,3 hectáreas un total de 4,8 toneladas métricas de hortalizas. Junto a ellas se incluye a la otra cadena de frijol con 14 colonias y 172 familias participantes. Sólo en frijol se cultivaron en 1.85 hectáreas, habiendo producido 2.8 toneladas métricas. Entre este producto y las hortalizas se generaron Bs 5.707. La introducción del cultivo del zapallo en la zona fue altamente rentable como los productos más cotizados.

Zavaleta enfatizó que todas estas cadenas productivas tuvieron un rotundo éxito en su implementación porque al final benefició cerca a mil familias de 65 colonias, con 186,2 hectáreas producidas con un valor comercializado de 112,7 toneladas métricas y se generó Bs 617.712.

“Siendo altamente productivo este proyecto y  se espera una segunda fase”, finalizó.

La seguridad alimentaria 

Tiene 51.153 habitantes y el 53% presenta inseguridad alimentaria leve (se preocupa por no tener la suficiente comida algunas veces o a menudo).

El 38% tiene inseguridad alimentaria severa  (corta el tamaño de las raciones o el número de comidas a menudo). El 70% de los niños/as menores de cinco años presenta parasitosis. 18% de la  niños/as menores de cinco años tiene anemia. 23% de los niños menores tres años tiene desnutrición  crónica.

Desnutrición crónica se redujo en 18%

La desnutrición crónica de los niños de las poblaciones de Caranavi se redujo en 18% gracias al proyecto de Mejoramiento Nutricional y Seguridad Alimentaria ejecutado por Save The Children Bolivia en esa provincia.

De acuerdo con los Indicadores de Disminución de Parasitosis, Anemia y Desnutrición Crónica del proyecto, esta reducción es muy importante tomando en cuenta el estado crítico en que se encontraba la región antes de la aplicación del proyecto.

El coordinador de seguridad alimentaria de Save The Children Bolivia, Williams Zavaleta, informó que la disminución de  la desnutrición crónica tiene una línea base de 23%, pero en la línea final se logró reducir al 18%.

La disminución de la prevalencia de anemia también bajó del 18% al 9% y la disminución de la parasitosis intestinal de un 70% se redujo al 45%, como los datos más importantes en el tema de la salud que se logró en la región.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia