El Financiero

‘El líder debe construir una empresa en la que la gente quiera permanecer’

ISRAEL CINMAN. El Director del Instituto Cinman y reconocido coach internacional llegó por primera vez a Bolivia para dar la conferencia magistral para líderes “Distinguirse o extinguirse” en el auditorio del Campo Ferial Chuquiago Marka. Durante su charla, el experto dio herramientas para dirigir equipos de alto rendimiento, de comunicación eficiente, de persuasión, para desmantelar las limitaciones y las claves de las organizaciones líderes en el mundo.

VISITA. El experto internacional dialoga con los periodistas de La Razón en oficinas de la agencia Extend.

VISITA. El experto internacional dialoga con los periodistas de La Razón en oficinas de la agencia Extend. Foto: Alejandra Rocabado

La Razón (Edición Impresa) / Wálter Vásquez

00:00 / 30 de agosto de 2015

— ¿Qué significa ser líder?

— Un líder es una persona que plantea una visión diferente de la que hay en el contexto inmediato, una persona que no genera seguidores, sino otros líderes.

— ¿Cuáles son las claves para ser un líder exitoso?

— La visión de futuro, la agudeza y la flexibilidad. La mayoría de las personas tiene muy claro qué es lo que no quiere, eso es muy fácil, pero el líder se diferencia por tener claro qué es lo que quiere: esa es la visión, en ese elemento radica gran parte del cambio. La agudeza es la capacidad de mantener la visión a futuro entendiendo lo que está pasando en el entorno inmediato. La flexibilidad es la capacidad de cambiar los diferentes caminos para alcanzar nuestra visión, pero sin cambiarla.

— ¿Cómo se mide el éxito del liderazgo en una empresa?

— Por la cantidad de personas que están esperando para trabajar en ella. El líder debe tener la habilidad de crear estados de ánimo lo suficientemente altos para que la gente eficiente quiera permanecer en la empresa, debe construir un mundo en el que esas personas quieran permanecer. Hoy, por ejemplo, la empresa está tomando espacios que tradicionalmente pertenecían a las universidades e institutos educativos, porque ya no es suficiente un salario, ahora la gente altamente efectiva quiere que se la capacite. No hay que tener miedo a que la gente capacitada se vaya de la empresa, sería peor que la gente que se queda no esté capacitada.

— ¿El liderazgo es el mismo en empresas grandes y pequeñas?

— En las empresas más pequeñas es más fácil, porque el líder —el creador de la cultura de una empresa, de cómo se hacen las cosas en ella— está cerca de sus colaboradores y puede generar cultura mucho más fácilmente.

— ¿Qué necesitan incorporar los líderes de las micro y pequeñas empresas en sus equipos para superar estos tiempos de recesión económica?

— En momentos de grandes huracanes, hay empresas que levantan paredes y otras que construyen molinos. Veamos estos momentos como una oportunidad que las empresas de un país pueden capitalizar si trabajan en comunidad. Tienen que unirse para buscar una identidad, distribuir la riqueza y buscar nuevos mercados. No pueden seguir vendiéndose entre ellas. La crisis China va a impactar a todos, pero a muchos va a impactar positivamente.

— ¿Cómo se pueden superar las limitaciones?

— Primero, los seres humanos podemos lograr lo que creemos. Si yo creo que no puedo, voy a tener razón, y si yo creo que puedo, también voy a tener razón. El tema es cómo trabajar las creencias y eso lo hacemos primero identificando y luego cambiando palabras generalizadoras como “nunca”, “todos”, “siempre” y “jamás”. Ejemplo: La creencia de que “los bolivianos siempre tuvieron que emigrar” se comienza a desmantelar cuando la convertimos en una pregunta, “¿Los bolivianos siempre tuvieron que emigrar?”, con la que nos damos cuenta de que no fue así “siempre”. Cuando hacemos ese trabajo nos damos cuenta de que tenemos otras posibilidades. Un segundo aspecto es desafiarse a uno mismo y a su equipo con cosas que no se hicieron antes, salir a tomar pequeños retos que nos hagan dar cuenta de que sí podemos. Además, hay que evitar los contextos tóxicos en los que está tan arraigada la cultura del no poder.

— La cultura empresarial debe ser algo más integral...

— Debe ser algo más transversal. Coca-Cola trabaja en lo que es la cultural de la felicidad, no está vendiendo una gaseosa, está vendiendo un beneficio, un estado de ánimo, eso es lo fundamental.

— ¿Y la cultura boliviana?

— En Bolivia se pasan de humildes (...). Creo que el gran trabajo en el país es elevar con mucho amor la autoestima de los bolivianos sin dejar de lado las cosas buenas que los caracterizan.

— ¿La educación es el factor clave que puede cambiar esta forma de sentir del boliviano?

— Sí, pero recordemos que la educación se da en la casa y la instrucción en la escuela. El gran trabajo que tenemos que hacer está en la casa y hay poco tiempo. Luego, se debe trabajar velozmente en políticas que tenga como base saber ¿quién soy?, ¿a dónde voy? y ¿para qué quiero ir ahí? Si trabajamos toda la estructura del país con las respuestas a estas tres preguntas tendremos un mundo asegurado diferente.

Perfil

Nombre: Israel Cinman

Cargo: Director del Instituto Cinman

Especialista en liderazgo

El especialista en posicionamiento de compañías para el liderazgo sustentable entrenó en los últimos 20 años a cientos de dirigentes de empresas internacionales como Chrysler, Philips, Cannon, Shaklee, Coca-Cola, Holcim-Suiza, BMW, Ford, Citibank, Arcor y American Express, así como a funcionarios gubernamentales, judiciales y sindicales, y a deportistas de alto rendimiento, entre otros. El argentino es escritor y premio “Ingenio” de la Editorial Atlántida y creador del método SIC (Sistema Integrativo Comunicacional) que benefició al menos a 70.000 personas, las que adquirieron herramientas para ejercer un liderazgo exitoso.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia