El Financiero

La cooperación de Suecia se enfocará en prevenir la violencia de género

Isabella Lövin. La ministra sueca de Cooperación para el Desarrollo Internacional llegó a Bolivia para abordar con el Gobierno el nuevo enfoque que tendrá el apoyo de Suecia en el país para  los próximos cinco años. Durante su estadía en territorio nacional, Lövin visitó una comunidad ubicada a los pies del Illimani donde pudo “entender la vulnerabilidad que tiene Bolivia al cambio climático” y la necesidad de realizar acciones y proyectos que no contribuyan al calentamiento global.

Escritora. Isabella Lövin es autora del libro ‘Mares silenciosos, la carrera de los peces hacia el fondo’.

Escritora. Isabella Lövin es autora del libro ‘Mares silenciosos, la carrera de los peces hacia el fondo’. Foto: Wara Vargas

La Razón (Edición Impresa) / Wálter Vásquez

00:00 / 25 de octubre de 2015

En enero de 2009, Suecia aprobó su plan de cooperación en Bolivia hasta 2013, que prioriza las áreas de educación e investigación científica; gobernabilidad democrática y derechos humanos, y recursos naturales y medio ambiente con enfoque en el cambio climático. En 2014, por decisión del anterior Gobierno sueco, esta labor debía suspenderse, pero la elección de una nueva administración nacional en ese país abrió nuevas oportunidades de colaboración entre Bolivia y Suecia. Hoy, esa nación europea es gobernada por una coalición conformada por el Partido Democrático Social Sueco y el Partido Verde. Lövin es partidaria de esta última fuerza política.

— ¿Cuál es el principal objetivo de su visita al país?

— El anterior Gobierno sueco decidió terminar la cooperación en Bolivia, pero nosotros decidimos seguir desarrollándola, porque vemos que hay áreas de mucho interés donde podemos obtener buenos resultados. Estoy aquí ahora para discutir (estos temas) con el Gobierno boliviano y también voy a reunirme con ONG y organizaciones de la sociedad civil.

— ¿Cuál es el monto que destinó Suecia para el plan de cooperación 2009-2013 y a cuánto llegarán los recursos para el periodo 2016-2020?

— El presupuesto actual es de unos 120 millones de coronas suecas, (moneda) que es equivalente al boliviano (...) y el de los próximos cinco años asciende a 150 millones de coronas.

— ¿En qué áreas se enfocará el nuevo plan de cooperación?

— Estamos todavía bajo la estrategia 2009-2013, eso quiere decir que en este momento estamos acabando ciertas actividades que han tenido fruto. El nuevo plan no incluirá proyectos en educación, excepto en el área de investigación académica, donde trabajamos últimamente con profesionales bolivianos que realizan su doctorado en universidades suecas, particularmente en medio ambiente y cambio climático. Ésa es una de las dos áreas en las que se enfocará la nueva estrategia de cooperación; la otra es derechos humanos y democracia con énfasis en la igualdad de género y la inclusión de los jóvenes, áreas en las que podemos contribuir y en las que Suecia tiene mucha experiencia. Bolivia ha hecho avances importantes, sobre todo en la reducción de la pobreza, pero para continuar con este proceso es también importante poner el interés particularmente en inclusión, en la distribución de la riqueza en la sociedad y en el fortalecimiento de la participación social. Sé que hubo en Bolivia un aumento en violencia contra las mujeres, lo cual es alarmante, por lo que pienso que el foco principal de nuestra cooperación debería estar principalmente en las mujeres, porque si se desencadena el potencial de este segmento de la población, se desencadena la actividad económica y el bienestar para todo el país.

— ¿Cómo el país puede alcanzar este objetivo?

— Una manera de desencadenar el potencial de las mujeres es tener siempre el tema del género en todas las políticas y actividades del país (...). Creo además que de alguna manera ya estamos contribuyendo (a este fin). Por ejemplo, estamos colaborando con el INE para tener información estadística de género más fidedigna, la cual es muy importante para facilitar políticas nacionales de género. Además, hemos ayudado a los jóvenes a adquirir su carnet de identidad para participar del último proceso democrático, lo cual ha elevado la presencia de las mujeres en esas actividades.

— ¿La violencia contra las mujeres es un problema ya superado en Suecia?

— Creo que hemos llegado muy lejos. Tenemos oficialmente un gobierno feminista, estamos también tratando de implementar una política externa feminista, más integral, ecuánime y pacífica, y más relacionada con el desarrollo de la cooperación y con escuchar al resto del mundo. Internamente, por supuesto que todavía queda un camino por recorrer. Nuestras mujeres no ganan igual que los hombres, pese a que ellas trabajan a la par y además cuidan de los niños y el hogar. Pero se están viendo cambios, se están viendo más amos de casa, tenemos para el futuro una visión mucho más ecuánime del quehacer doméstico. Siempre van a quedar temas pendientes como el salarial y todavía hay violencia contra las mujeres, aunque no tan severa como en el caso de Bolivia.

— ¿En cuántos países de América Latina está presente la agencia internacional sueca?

— Tenemos cooperación bilateral con Bolivia, Colombia y Guatemala, pero nuestras contribuciones a organismos de Naciones Unidas, la Unión Europea y ONG hacen que nuestro apoyo llegue a  muchos otros países del mundo (...). Suecia no tiene muchos acuerdos bilaterales con los países América Latina, África es nuestro fuerte.

— ¿En qué áreas pueden ambos países potenciar sus relaciones bilaterales?

— Creo que hay mucho lugar para mejoras de beneficio mutuo en el comercio; también tenemos tecnologías ambientales que son apropiadas y podrían ser muy beneficiosas para Bolivia sobre todo en temas de tratamiento de aguas residuales (...). Ambos países tienen que ver más allá del  simple traspaso de fondos, ver la conformación de alianzas y la cooperación en otras áreas.

— El Gobierno boliviano mantiene un sistema de coordinación con las agencias internacionales de cooperación que es considerado por algunas de ellas como “limitante” para su trabajo. ¿Esto sucede en el caso del apoyo sueco?

— No hemos tenido una experiencia específica en este sentido, pero estoy al tanto de ese tema y lo tomamos con mucho interés, porque consideramos que es importante discutirlo. (De hecho), ya lo estamos tocando con el Gobierno en nuestras reuniones. Mi mensaje para la administración boliviana es que todos se beneficien del diálogo abierto y de la crítica constructiva y receptiva, porque nuestra experiencia en Suecia es que esta participación plena hace más fuerte a un país. El incluir todas las voces hace que todas las decisiones que asuma un gobierno sean más sabias y eso debe incluir las críticas, aunque duelan.

Perfil

Nombre: Isabella Lövin

Nació: 03-02-1963

Profesión: Periodista

Cargo: Ministra de Cooperación para el Desarrollo Internacional.

Comprometida con el desarrollo sustentable

Reconocida periodista y escritora, fue elegida en 2009 como miembro del Parlamento Europeo, en el que hasta 2014 desempeñó diferentes cargos en varios comités. Durante su carrera profesional recibió reconocimientos importantes como el Gran Premio Sueco para Periodistas (2007); el galardón del Fondo para el Mar Báltico (2009), por su trabajo “devoto” en las políticas de pesca; el Político Justo del Año (2012), por sus esfuerzos para hacer de las políticas de pesca de la Unión Europea más equilibradas para el desarrollo de los países de la región, y el Georg and Greta Borgström (2014), por liderar actividades relacionadas con la provisión de alimentos para la población mundial. El año pasado, además de recibir un doctorado honorífico de la Universidad Sueca de Ciencias de la Agricultura, asumió el cargo de ministra de Cooperación para el Desarrollo Internacional, institución presente en Bolivia desde 1995.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia