El Financiero

Una ‘cultura digital’ ayudará a usar el internet de forma eficiente en Bolivia

Sergio Valle. El presidente ejecutivo de la Fundación para el Desarrollo de las Tecnologías de la Información y Comunicación (FundeTIC) en Bolivia evalúa la expansión del servicio de internet en el país y lanza algunas propuestas para que el Gobierno genere datos estadísticos que ayuden a gestionar políticas públicas que a su vez desemboquen en un mejor acceso y cobertura de la red en todo el país. “Las telecomunicaciones están haciendo un nuevo modelo de negocio”, aseveró.

Luis Sergio Valle

Luis Sergio Valle Foto: Ignacio Prudencio

La Razón (Edición Impresa) / Jorge Castel / La Paz

00:00 / 28 de mayo de 2017

El miércoles, Día Mundial del Internet, instituciones públicas y privadas celebraron la décima versión del Día del Internet en Bolivia, que tiene el objetivo de lograr un acceso al servicio sin exclusiones y difundir y promover el uso apropiado de la red y todas las aplicaciones y plataformas que la utilizan en la sociedad boliviana. FundeTIC fue una de las principales impulsoras de la iniciativa.

— ¿Recuerda cuándo fue la primera vez que utilizó internet?

— Fue en 1994, cuando comencé  a trabajar en Ecobol. Una de mis actividades era el control del ingreso y despacho de correspondencia en las diferentes oficinas a través de un sistema informático, lo que en ese entonces era un reto. El navegador era el Netscape y mi primer correo el Hotmail.

— ¿Cómo llegó la red al país?

— La historia la inició BolNet (primer proveedor de internet en Bolivia) en 1993 encabezada por el ingeniero Clifford Paravicini, cuando se comenzaron a trabajar las primeras comunicaciones, las primeras herramientas, las primeras plataformas. Luego se creó la (estatal) Agencia para el Desarrollo de la Sociedad de la Información en Bolivia, que también promueve el uso del dominio .bo en el país implementando certificados digitales y el software libre en todas las instituciones del Gobierno. NdE. Paravicini fue director de la Autoridad de Regulación y Fiscalización de Telecomunicaciones y Transportes (ATT), entre junio de 2012 y enero de 2014.

— En estos casi 25 años de tener una Bolivia conectada con el mundo a través de esta red, ¿en qué medida ha crecido la penetración del servicio en el país?

— En 1996 había 2.620 conexiones de internet, 170.782 en 2016 y 6,88 millones a diciembre del año pasado, de acuerdo con datos de la ATT. El 95,8% de los actuales enlaces se realizan a través de la telefonía móvil y el 4,2% por medio del cable o alguna tecnología inalámbrica (como el wifi).

— Cuáles son las proyecciones para el uso del servicio en el mercado nacional, ¿en qué porcentaje crecerá éste durante los próximos años?

— Eso va a depender mucho de los planes, de la cobertura, del acceso, de la calidad y el servicio que puedan dar Entel, Tigo, Viva y AXS. La ampliación de la cobertura tiene mucha relación con el satélite (boliviano) Túpac Katari. La proyección es que (el acceso a internet) se va a incrementar entre un 20 y un 25% en los próximos cinco años. Sin duda, hoy existe un ecosistema y una economía digital del uso de internet. Las telecomunicaciones están haciendo un nuevo modelo de negocios, por eso el crecimiento estará ligado a la oferta de servicios.

— ¿Cuánto gasta el boliviano en promedio para usar la red?

— Depende de la economía de cada persona, pero esa inversión está supeditada a cómo se usa el internet. Hoy se utiliza más para entretenimiento, ocio y diversión. (Por ejemplo), usamos Google para buscar información, Skype para comunicarnos con un familiar, YouTube; somos fanáticos del Facebook y del WhatsApp.

— ¿El entretenimiento nos enceguece en el ciberespacio?

— No nos damos cuenta de que el internet es una plataforma que nos permite generar nuevos servicios, productos, modelos de negocios y empleo, que es para lo que se utiliza en otra partes del mundo. Entonces, tenemos que crear el chip de la cultura y de la conciencia digital.

— ¿Cómo se haría eso?

— Las instituciones públicas deben darse cuenta de que es la mejor manera de mostrar la modernización de sus servicios, las universidades necesitan estar convencidas de que es la mejor plataforma para promover la enseñanza educativa del siglo XXI y la sociedad civil debe empoderarse de esta herramienta para hacer respetar los canales de comunicación con el Estado, generar un nuevo relacionamiento con el Gobierno y apoyar la libertad de expresión y los derechos humanos.

— ¿Se democratizó el uso de esta tecnología en el país?

— Definitivamente. Santa Cruz es el departamento que tiene mayor número de conexiones, luego están La Paz y Cochabamba. En los otros departamentos como Oruro, Beni, Pando y Tarija hay también un crecimiento, (pero) necesitan mayor despegue.

— ¿Qué nos falta en el país?

— Es necesario que se ponga en el tapete la generación de estadísticas para la definición de políticas públicas. El Instituto Nacional de Estadística debería promover información de tecnología con encuestas a nivel de hogares, ciudadanía, empresas y Gobierno. Eso es importante, porque si no sabemos cómo están las conexiones no se podrán definir políticas que ayuden a orientar la accesibilidad, la cobertura y el pago del servicio.

— ¿Qué plantea para que el desarrollo de esta tecnología tenga una mejor orientación?

— Necesitamos tener un orquestador que le diga, por ejemplo, a Entel: “No te compres 1 millón de teléfonos de afuera si tienes a Quipus” (ensambladora nacional de dispositivos móviles). Por ello planteamos un ministerio de telecomunicaciones y tecnologías de la información y comunicación. Por ejemplo, en Colombia existe el Ministerio de Tecnologías de la Información y la Comunicación, que articula todas las acciones relacionadas con la tecnología y los segmentos de un Estado.

Perfil

Nombre: Luis Sergio Valle

Nació: 09-08-1975

Profesión: Ingeniero de Sistemas

Cargo: Presidente ejecutivo de FundeTIC Bolivia

Un ingeniero apasionado por la conectividad

El ingeniero de sistemas cuenta con diplomados en Gobierno Electrónico, Gobierno Abierto, Gestión de Sistemas de Información y con cursos de especialización en Gobernabilidad y Gerencia Política, Alta Gerencia y Proyectos Empresariales. Cursó una maestría en Planificación y Proyectos y otra en Seguridad Defensa y Desarrollo Nacional. Trabajó para la Agencia para el Desarrollo de la Sociedad de la Información en Bolivia, el Ministerio de Planificación del Desarrollo, el Instituto Nacional de Estadística y el Gobierno Municipal de La Paz. Fue también consultor Senior Internacional TIC del Banco Interamericano de Desarrollo. Es presidente de la Fundación para el Desarrollo de las Tecnologías de la Información y Comunicación (FundeTIC) en Bolivia y miembro oficial de la Asociación Iberoamericana de Centros de Investigación y Empresas de Telecomunicaciones, entre otros organismos internacionales. Ha realizado diferentes publicaciones en temas referidos a sistemas de información, gobierno electrónico y ciberactivismo en la red, entre otros.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia