El Financiero

2015 fue desfavorable para cinco sectores, que prevén un difícil 2016

Exportadores, industriales, comerciantes, agropecuarios y petroleros le bajan el pulgar a la gestión 2015 y avizoran un 2016 aún más difícil por aspectos ya recurrentes como el pago del doble aguinaldo y los precios bajos de las materias primas.

Infografía: La Razón/Fuente:MEFP

Infografía: La Razón/Fuente:MEFP

La Razón (Edición Impresa) / Gabriela Imaña / La Paz

11:22 / 28 de diciembre de 2015

Exportadores, industriales, comerciantes, agropecuarios y petroleros le bajan el pulgar a la gestión 2015 y avizoran un 2016 aún más difícil por aspectos ya recurrentes como el pago del doble aguinaldo y los precios bajos de las materias primas.

Guillermo Pou Munt, presidente de la Cámara Nacional de Exportadores de Bolivia (Caneb), calificó este 2015 de “pésimo”.

Se ha “contraído la demanda, se ha caído la producción y además enfrentamos el constante incremento salarial y la baja productividad, por lo que realmente la situación es muy preocupante, complicada y delicada”, afirmó el principal representante de los exportadores del país, quien prevé que 2016 “será igual o peor” que este año, porque las tendencias dejan vislumbrar una reducción aún mayor de las exportaciones.

Según el Instituto Nacional de Estadística, entre enero y octubre de esta gestión el valor de las ventas externas del país disminuyeron en 32,4% con relación a similar periodo del año anterior, pasando de $us 11.045 millones a 7.464 millones. El volumen también bajó en 20%, añadió Pou Munt.

El titular de la Cámara Agropecuaria del Oriente (CAO), Julio Roda, subrayó por su parte que durante 2015 este sector se vio perjudicado por los efectos del cambio climático y la disminución “considerable” de los precios de los alimentos. Resaltó además que la próxima “gestión será difícil”, porque se avizora un clima similar al de este año, el cual por ejemplo evitó la siembra de entre “3.000 y 5.000 hectáreas” de caña.

En criterio de Claudia Cronenbold, presidenta de la Cámara Boliviana de Hidrocarburos y Energía (CBHE), el año que se va “fue difícil para las empresas del rubro, que disminuyeron sustancialmente sus ingresos y ganancias y que sufren un periodo de reacomodo a la nueva realidad económica”, aunque también considera que el país se halla ante “un panorama más favorable” debido a la aprobación de normas como las leyes de arbitraje, inversiones e incentivos. 2016, anticipó, será “complejo”, ya que la caída de los precios del petróleo y el gas continuarán afectando al rubro.

El presidente de la Cámara Nacional de Comercio (CNC), Fernando Cáceres, dijo el 20 de diciembre que “la desaceleración económica” reducirá el crecimiento de su sector —el segundo que más aporta a la recaudación tributaria interna— de 5,4% el año pasado a 3% en esta gestión.

“Vislumbramos (en 2016) un año difícil en lo económico, por lo que habrá que concentrarse en mejorar la productividad de las empresas y en la articulación público privada (...). Debe existir prudencia en el manejo del gasto público, priorizando inversiones estatales que generen una adecuada rentabilidad”, dijo el empresario.

El titular de la Cámara Nacional de Industrias (CNI), Mario Yaffar, manifestó el 18 de diciembre su gran preocupación por la reducción del crecimiento de su sector este 2015 (de 4,2 a 4%). “El escenario adverso que enfrenta la industria manufacturera es un freno a la producción hecha en Bolivia”.  

José Antonio Sivila, secretario ejecutivo de la Asociación de Entidades Financieras Especializadas en Micro Finanzas (Asofin), consideró por el contrario que 2015 deja “resultados positivos” para este segmento “en términos de crecimiento, solvencia, rentabilidad, calidad de activos y liquidez”. “No obstante, algunos de estos resultados son comparativamente menores que los registrados en años anteriores”, agregó el representante. Prevé para 2016 “un menor ritmo de crecimiento de las entidades microfinancieras” debido a “la obligatoriedad de cumplimiento de las metas de colocación de créditos productivos y de vivienda de interés social, los topes de tasas de interés y el nuevo régimen impositivo aplicado al sector, que afecta a los niveles de capitalización, base para sostener la expansión de la cartera”.

CNI y CNC estiman avance de 4,5%

Las industrias y empresas de comercio prevén para 2016 un crecimiento de 4,5%, mientras que el Gobierno estima que éste será de 5,01%.

Los presidentes de la Cámara Nacional de Comercio (CNC), Fernando Cáceres, y de la Cámara Nacional de Industrias (CNI),  Mario Yaffar, coincidieron en que el crecimiento del siguiente año será de 4,5% y que la gestión será “difícil”.

El 9 de noviembre, el ministro de Planificación del Desarrollo, René Orellana, informó a La Razón que el avance del país en los próximos cinco años estará entre 5,2 y 5,5%. “Deberíamos tener este promedio un año más y otro año menos”, que será impulsado por inversión pública, privada y créditos externos. En el periodo 2006-2014 el crecimiento promedio anual del país fue de 5,1%.

La banca se expandirá un 16%

INFORME. La Confederación de Empresarios Privados de Bolivia (CEPB) informó el 13 de noviembre al presidente Evo Morales que el crecimiento de la banca ascenderá este año a 16% y que la Bolsa Boliviana de Valores (BBV) se ubica en la cuarta posición en Latinoamérica, junto a otros indicadores que muestran el crecimiento del sector privado financiero.

Opiniones

Claudia Cronenbold, presidenta de la CBHE: ‘Este año se produjeron avances en el plano legal’

“En Bolivia, hubo avances en el plano legal. Se aprobaron las leyes de inversiones y de arbitraje y tres decretos que norman la relación social y ambiental de las empresas del sector hidrocarburífero al realizar sus inversiones (en el país), las cuales han venido realizándose de acuerdo con lo programado y aprobado por la estatal YPFB.

Se promulgó también la Ley de Promoción a la Exploración y Explotación de Hidrocarburos, lo que mejora el escenario económico de los proyectos (del sector) en Bolivia, en un contexto totalmente desfavorable. El Estado ha manifestado que va a generar un impulso en la inversión pública en un momento de disminución de la inversión privada por el precio de los commodities. En ese marco, se ha anunciado que las inversiones en toda la cadena serán de aproximadamente $us 2.500 millones, una cifra levemente superior al monto de 2015. Por otro lado, en los próximos tres años el país tendrá una intensa labor de negociación para la renovación del contrato de venta de gas natural a Brasil”.

Guillermo Pou munt, presidente de la Caneb: ‘Todos los sectores han sufrido la contracción’

“Es una situación muy delicada, porque se ha contraído la demanda (de los productos nacionales), se ha caído la producción y además, enfrentamos el constante incremento salarial y la baja productividad, por lo que realmente la situación es muy complicada.

Con los esfuerzos extraordinarios que se tienen que hacer para pagar los dos aguinaldos —son 17 sueldos en promedio por año (sic)—  y la situación de la baja en las exportaciones esperamos un año muy difícil en 2016. Realmente diciembre es un mes inmisericorde.

Sí a nosotros no nos compran, no tenemos razón de ser. Que no haya demanda es muy perjudicial y muy delicado (para el sector). Todavía es temprano para ver cómo se va a comportar el mercado internacional en 2016 para decir si habrá una fuerte reducción (en los ingresos), pero sabemos que va a ser un año negativo y a la baja. No hay un solo sector que no haya sufrido las consecuencias (...), textiles , manufactura, minería, todos en general han sufrido contracción”.

Julio roda, presidente de la CAO: ‘La producción cruceña de granos se redujo en 8,9%’

“Notablemente ha sido un año bastante malo para el azúcar, por factores como la disminución de la sacarosa o el retraso de la cosecha. Además, la lluvia ocasionó un menor rendimiento en los productos de grano como la soya, girasol, sorgo, el trigo y el maíz.

Hubo una reducción de 8,9% en el volumen de producción de granos, fuimos fuertemente golpeados. Se está trabajando con el ministro de Desarrollo Rural y Tierra, César Cocarico, para minimizar los efectos en el país del calentamiento global y viendo la forma de minimizar precios y ver compras. Se han hecho una serie de planteamientos para ver que esto mejore.

El muy fuerte contrabando y la competencia desleal que hubo por el ingreso masivo de productos de Argentina y Brasil —por la diferencia cambiaria entre ambos países respecto a Bolivia— han generado pérdidas muy elevadas, pero que no pueden ser calculadas justamente porque la primera actividad es ilegal. Tomando en cuenta éstos y otros aspectos, será difícil el siguiente año”.

Fernando Cáceres, presidente de la CNC: ‘El menor crecimiento se debe a la desaceleración’

“El crecimiento del comercio de 2014 fue de 5,4% en comparación con una estimación de 3% para el presente año. Esta caída, que se debe a la desaceleración económica, es importante porque el sector es —después de hidrocarburos— el que más aporta a la recaudación tributaria del mercado interno (en 2014 aportó con Bs 1.128 millones, 2,9% del total recaudado). Además, el incremento de los costos laborales afectó en forma muy importante a la competitividad y sostenibilidad de las empresas públicas y privadas, fomentando la informalidad.

Pero también el año está marcado porque finalmente el sector privado ha podido acordar con el Presidente del Estado Plurinacional (Evo Morales) las bases para una coordinación público-privada que se desarrollará el próximo año. Esto permitirá institucionalizar la estabilidad económica. Sin embargo, vislumbramos un año difícil en lo económico, por lo que habrá que concentrarse en mejorar la productividad de las empresas y en la articulación público-privada”.

Mario Yaffar, presidente de la CNI: ‘Dos factores redujeron  crecimiento de la industria’

“Por segundo año consecutivo, la actividad industrial manufacturera registró un proceso de desaceleración y pérdida de competitividad. Este año, el crecimiento del sector industrial manufacturero descenderá y se ubicará en torno al 4%, inferior al crecimiento registrado en 2014, que llegó al 4,2%.

Dos factores principales fueron los que llevaron a esta disminución. El externo se debe a la devaluación de las monedas en Sudamérica y el tipo de cambio fijo en Bolivia, (situación) que impulsa las importaciones legales e ilegales causando la pérdida de competitividad (de los productos nacionales). La desaceleración de la economía internacional también redujo los ingresos de las industrias nacionales. Por su parte, el factor interno estuvo relacionado con la fuerte presión y acoso fiscal y el incremento de los costos de producción industrial, en particular de los costos laborales (segundo aguinaldo e incremento salarial) que restan competitividad del sector ante el abaratamiento de los costos de importaciones legales e ilegales”.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia